Juan Lara Salas. 24 mayo
La situación de las torres de radio y televisión en el volcán Irazú, debido a los deslizamientos, es una de las razones por las que la Comisión Mixta de Televisión Digital recomendó aplazar el apagón de la televisión analógica.
La situación de las torres de radio y televisión en el volcán Irazú, debido a los deslizamientos, es una de las razones por las que la Comisión Mixta de Televisión Digital recomendó aplazar el apagón de la televisión analógica.

El Gobierno anunció este viernes que apagará la señal analógica de televisión abierta y gratuita para dar paso a su transmisión exclusiva en formato digital. Esa migración ahora será en dos etapas.

Parte del territorio tendrá el apagón analógico este 14 de agosto, como estaba previsto, y el resto del país ,en la misma fecha del año 2020.

Este cambio de señal de transmisión hacia una señal digital augura mejoras significativas en la calidad del video, incluida la emisión de imágenes en alta definición y la eliminación de las interferencias que actualmente provocan que la recepción sea defectuosa en muchas zonas del país.

Conforme la Encuesta Nacional de Hogares del 2018, del total de viviendas del país, se estima que 29,4%, (452 313 viviendas) carecen de servicio de televisión paga y son quienes se verán beneficiados por este cambio de señal.

El próximo 14 de agosto el apagón analógico abarcará la llamada Región 1 que comprende el territorio cubierto por transmisiones provenientes desde el Parque Nacional Volcán Irazú. Esta Región 1, según el plan, aloja alrededor del 80% de la población nacional; conforme datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

Las transmisiones desde ese macizo alcanzan la mayor parte del Gran Área Metropolitana y zonas como Horquetas de Sarapiquí y hacia el norte de esta, Turrialba, Guápiles y otras zonas en el este de la provincia de Limón. También sectores hacia el oeste: Palmares, Quepos y Parrita.

El 14 de agosto del 2020, seguirá el apagón con la llamada Región 2 que comprende el resto del país donde estaría aproximadamente 20% restante de habitantes de Costa Rica.

Sin embargo, dado lo avanzado del proceso, se espera que todo el país haya transitado a la televisión digital antes de esa fecha, manifestó Luis Adrián Salazar, ministro de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones.

La decisión de las dos etapas vino por recomendaciones técnicas de la Comisión Mixta de Televisión Digital, por las cuales se hizo una excepción para algunos operadores fuera de la GAM, quienes enfrentan situaciones particulares que les impiden hacer el cambio el próximo mes de agosto.

Para ellos, el plazo máximo para migrar es el 14 de agosto del 2020, pero la previsión es que sea antes.

Salazar insistió en que el Micitt permanece en comunicación permanente y acompañamiento sin pausa con algunos operadores para ayudarlos a cumplir ciertos requisitos indispensables para realizar el cambio.

Estos incumplimientos serían una de las principales razones del cambio de señal en dos fases.

Por ejemplo, entre los requisitos se requiere título habilitante válido para transmitir, adoptar medidas preventivas y correctivas técnicas para prevenir interferencias y estar al día con obligaciones tributarias y de seguridad social.

El cambio de señal no es ni un llamado a comprar televisor, ni el anuncio de un servicio cobrado. El cambio solo comprende canales nacionales de acceso gratis entre los cuales varios ya transmiten en señal digital. Por ejemplo: 4, 6, 7, 11, 13, 23, 29, 42 y 49.

Personas con servicios pagados de televisión (cable o satelital) ya reciben la programación de los canales nacionales libres y gratuitos en formato digital.

Quien no pague servicios de televisión sí debe considerar que para seguir disfrutándolos requerirá un televisor para recibir señal digital equipado para el estándar japonés-brasileño (Norma ISDB-Tb) o bien un convertidor de señal, ya a la venta en el país.

Traslado de torres

Sobre el traslado de las torres de operadores todavía localizadas en sitios de riesgo del volcán Irazú, había 10 que estaban en riesgo de caer por grietas formadas en esa zona a partir del 2015 debido a sismos en el área.

Hoy solo quedan tres torres que se estarían trasladando en próximas semanas, informó por su parte Édwin Estrada, viceministro de Telecomunicaciones.

Hasta el momento, los operadores de telecomunicaciones han solicitado 23 permisos experimentales para transmisión de señal digital, de los cuales se han resuelto 22 casos en los últimos años. Uno sigue en trámite de otorgamiento por parte del Micitt.

El cambio de señal de analógico a digital, aparte de mejorar la señal, también liberará espectro radioeléctrico (el bien natural potestad del Estado que hace posible las telecomunicaciones) con al menos 24 Megahercios (MHz) que servirán para necesidades locales y nacionales de comunicación.

Esta liberación permitirá la recuperación de la banda de 700 MHz para el uso en redes móviles IMT (Telecomunicaciones Móviles Internacionales, por sus siglas en inglés) y también se fortalecerá el sector radiodifusión y facilitar el arribo de nuevas tecnologías como redes móviles de quinta generación (5G).

Familias en necesidad

Con respecto a los convertidores de señal para 7.500 familias en pobreza, el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS), comenzará el 15 de julio con la atención de familias seleccionadas que pertenezcan a Puente al Desarrollo y en situación de pobreza extrema, confirmó el viceministro de Desarrollo Humano e Inclusión Social, Francisco Delgado.

Delgado explicó que se requieren unos ¢300 millones para la compra de los convertidores. Los convertidores cuestan alrededor de ¢15.000 por unidad. Esto quiere decir que se requieren alrededor de ¢113 millones para esa cantidad de familias.

El Instituto recalcó que el dinero será depositado directamente a los comercios o proveedores de los convertidores.

Además, el IMAS convocará a las familias por un mensaje de texto, una llamada y también apoyarán las personas cogestoras sociales.

Delgado insistió en que no es necesario que las familias llamen al IMAS o se propongan como candidatas porque ya están elegidas y serán contactadas a partir de julio.

Se trata de familias que ni tengan televisión pagada, ni televisor capaz de recibir la nueva señal y residan en zonas donde aplicará el cambio de transmisión. El IMAS, confirmó Delgado, entregará un único convertidor por grupo familiar.

Si tiene alguna consulta sobre la transición a la televisión digital, puede llamar a la línea 800-AhoraTVD (800-2467-2883) o dirigirse al correo electrónico consultastvdigital@telecom.go.cr.