Juan Diego Córdoba González. 12 enero
Las autoridades demarcaron zonas para garantizar el distanciamiento entre las familias en playa Mantas, ubicada en el cantón puntarenense de Garabito. Foto: Francisco Barrantes.
Las autoridades demarcaron zonas para garantizar el distanciamiento entre las familias en playa Mantas, ubicada en el cantón puntarenense de Garabito. Foto: Francisco Barrantes.

Las playas de Costa Rica permanecerán abiertas al público de 5:30 a. m. a 6 p. m., luego de que los municipios costeros lograran este martes un acuerdo de ampliación de horario de esos sitios públicos, como resultado de una reunión con autoridades de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) y del Ministerio de Salud.

De esta manera, quedará sin efecto la restricción estipulada por el Gobierno entre el 4 y 17 de enero, la cual establecía que todas las playas nacionales debían cerrar a las 2:30 p. m., para prevenir contagios del nuevo coronavirus.

El nuevo horario de playas en Costa Rica regirá a partir de este miércoles y se mantendrá hasta el domingo 31 de enero. De acuerdo con un comunicado de Casa Presidencial, durante este tiempo se evaluará el comportamiento del contagio de covid-19 para evaluar la vigencia del horario.

Karen Porras, directora de la Unión Nacional de Gobiernos Locales (UNGL), manifestó que los municipios están satisfechos con la nueva regla, establecida por el Gobierno.

“Reafirmamos que la clave del éxito para llegar a acuerdos es el diálogo. Este diálogo que se ha concretado entre autoridades del Gobierno Central y los gobiernos locales le están dando no solo una opción a los comercios en las localidades, sino también a la ciudadanía en esta apertura de playas hasta las 6 de la tarde”, afirmó Porras.

Eso sí, Presidencia fue enfática en el compromiso de las municpalidades de fiscalizar el cumplimiento de las horas y los protocolos, así como de reforzar la comunicación con la comunidad.

“Necesitamos resguardar la actividad económica y la actividad turística de largo plazo, no solo de la siguiente semana. Si no mantenemos bajo control la pandemia, las consecuencias podríamos verlas a lo largo de la temporada alta de visitación a las playas en todo el país”, reiteró Patricio Morera, presidente ejecutivo del Instituto de Fomento y Asesoría Municipal (IFAM).

Entre las municipalidades e Intendencias que tuvieron representación en el encuentro están Esparza, Garabito, Lepanto, Matina, Parrita, Puntarenas, Quepos, Talamanca, Liberia, Nandayure, Nicoya y Golfito.

Rebeldía y advertencia

La medida del cierre de playas a las 2:30 p. m., anunciada el pasado 23 de diciembre, había desencadenado nuevos roces entre el Ejecutivo y los alcaldes de cantones costeros, quienes reclamaban autonomía municipal para decidir sobre esos espacios públicos.

Incluso, el Concejo Municipal de Garabito, en Puntarenas, había decidido hacer caso omiso a la medida instaurada por el Ministerio de Salud y ampliar el horario hasta las 6 p. m. en consideración a las necesidades para el turismo y la economía de la zona.

No obstante, el Ministerio de Salud frenó en seco ese intento. Las autoridades advirtieron a los funcionarios municipales de que debían acatar las indicaciones en el marco de la emergencia nacional, de lo contrario podrían exponerse a sanciones por desobediencia a la autoridad.

Pedro González, ministro adjunto de Salud, afirmó entonces que la idea era dialogar con los alcaldes para buscar acuerdos. No obstante, también advirtió que de persistir el incumplimiento podría girarse una orden sanitaria específica para los cantones que desatendieran la directriz y que, incluso, podrían encaminarse acciones ante el Ministerio Público.

Aquellas diferencias; sin embargo, fueron resueltas en la reunión de este martes, donde se acordó la ampliación del horario de las playas en todos los cantones.

La decisión ocurre, precisamente, durante temporada alta para el turismo en esas regiones.

(Video) Playas nacionales se mantendrán abiertas hasta las 6 de la tarde

Sin relajar medidas

El Ministerio de Salud, por su parte, solicitó a la ciudadanía respetar las medidas de prevención contra la covid-19 si viaja a las playas en este época. No solo se trata de atender el horario, sino también el distanciamiento entre burbujas sociales.

“Debemos mantener presente que el hecho de estar de vacaciones no debe significar un relajamiento en autocuidado, debemos proteger nuestra salud y la de los habitantes de la zona que visitamos”, recalcó Priscilla Herrera, directora general de Salud.

Datos de la Sala de Situación de la CNE revelan, desde diciembre, un aumento en la movilidad hacia zonas costeras.

Entre sábado y este martes, el país registró 3.479 contagios más de covid-19 y 62 decesos más asociados a la enfermedad. Se teme un repunte para la tercera semana de enero, producto de las celebraciones de Navidad y Año Nuevo.