Servicios

Faltante de agua obliga al AyA a adelantar entrada en operación de nuevo pozo en la GAM

Nueva perforación inyectará 80 litros por segundo al acueducto metropolitano a partir de este jueves, otros dos pozos entrarían en funcionamiento en segundo trimestre del año

La aparición del nuevo coronavirus en el país y la presión de varias comunidades de la Gran Área Metropoliana (GAM) que están sufriendo racionamientos, obligaron al AyA a adelantar para este jueves la entrada en operación del nuevo paso de La Valencia, en Heredia.

Dichas instalaciones tienen capacidad de suministrar 80 litros por segundo, lo cual equivale al consumo diario de 19.600 personas.

El Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA) confirmó que el pozo iba a ser estrenado a finales de marzo, pero que se decidió apresurar su apertura ante los cortes de agua que afectan a 357.000 personas que viven en 14 cantones de la GAM.

Los cantones afectados son Alajuelita, Curridabat, Desamparados, Escazú, Goicoechea, La Unión, Montes de Oca, Mora, Moravia, San José, San Pablo, Santa Ana, Tibás y Coronado.

Las razones de la interrupción del servicio de hasta nueve horas diarias en esos sitios son, según Yamileth Astorga, presidenta ejecutiva del AyA, el faltante propio de la época seca, el aumento en el consumo y la falta de infraestructura para una distribución hídrica eficiente.

Astorga agregó que en el segundo trimestre del año entrarán en operación dos pozos más en La Valencia, los cuales aportarán 200 litros por segundo para el consumo de 49.000 personas por día.

A pesar de que el AyA sostiene que los racionamientos son por nueve horas diarias, vecinos de comunidades como los Hatillo y Mata Redonda reportan cortes de entre 18 y 22 horas por día.

La situación inquieta a las comunidades en momentos en que las autoridades sanitarias insisten a la población que refuercen las medidas de higiene, como el lavado de manos, para reducir el riesgo de contagio con el nuevo coronavirus covid-19.

Como parte de la coyuntura que vive el país, la Empresa de Servicios Públicos de Heredia (ESPH) decidió suspender trabajos de mantenimiento programados, instalación de hidrantes y racionamientos.

Además, Arnoldo Barahona, alcalde de Escazú, solicitó al Ministerio de Educación Pública (MEP), suspender el curso lectivo en los centros educativos de ese cantón que sufren racionamientos de agua.

Solución definitiva lejana

Para acabar con los racionamientos es necesario que se concrete el proyecto Orosi II, el cual permitiría traer, desde Cartago, 2.500 litros por segundo al sistema de alcantarillado de la GAM.

La jerarca del AyA manifestó, en una entrevista realizada el pasado martes, que esa obra, estimada en $500 millones, estuvo “engavetada” por muchos años hasta que la administración anterior la rescató.

Aseguró que los diseños tienen un 60% de avance y que ya están en conversaciones con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) para conseguir el financiamiento.

“Hay gente que dice que tenemos ese proyecto engavetado, pero no es así. Engavetado estuvo desde los años ochenta solo porque alguien decidió que no era necesario", expresó la funcionaria.

No obstante, ese proyecto estaría listo hasta el 2025.

En forma paralela, el AyA impulsa una cartera de 23 proyectos valorados en ₡31.137 millones para reducir el efecto de los racionamientos. Entre esa lista están la interconexión de pozos, mejoras en tuberías y adquisición de sistemas de almacenamiento.

Diego Bosque

Diego Bosque

Periodista en la sección Sociedad y Servicios de La Nación. Graduado de Periodismo en la Universidad Latina. Escribe sobre infraestructura y transportes.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.