Juan Fernando Lara. 5 agosto
Las estaciones de servicio ajustaron precios esta semana por una resolución de la Aresep. Foto Alonso Tenorio
Las estaciones de servicio ajustaron precios esta semana por una resolución de la Aresep. Foto Alonso Tenorio

Un sello plástico que se coloca en los dispensadores de hidrocarburos de las gasolineras parece ser el secreto para que bajaran las denuncias en contra de las estaciones por vender menos combustibles en el 2017, con respecto al año anterior. Algunas estaciones, no obstante, reinciden. Sepa cuáles son y dónde se localizan.

Sin embargo, al comparar ambos periodos, sí aumentaron las faltas ligadas a la calidad de los carburantes, según consta en el informe de inspección de estaciones de servicio divulgado este viernes por la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep).

En seis estaciones se hallaron dos o más problemas por calidad y/o cantidad. Ellas fueron la Estación de Servicio Marina Los Sueños, Estación de Servicio La Puesta del Sol, Servicentro Orosi, Servicentro Coopeagri R. L., Estación de Servicio NASA y Hacienda El Dorado Marina Bahía Escondida.

De 40 estaciones donde aparecieron problemas el año pasado, siete de éstas son reincidentes respecto al 2016: Servicentro Metrópoli, Servicentro Puerto Viejo, Servicentro Florencia, Estación de Servicio Río Blanco, Servicentro Las Avenidas, Gasolinera Brunca y Servicentro El Saíno.

Dos de ellas, incluso, acumulan varios años de faltar a las reglas: Kratos Apertura S.A. (Servicentro Metrópoli) en el cruce a Pitaya, distrito Occidental de Cartago y Servicentro Saíno S.A (Servicentro El Saíno) en Pital de San Carlos (Alajuela).

Con respecto a la venta regular de combustible exonerado sólo para pesca no deportiva, la última vez que se registraron este tipo de incorrecciones fue durante el 2012 y 2013. En esos años, cinco estaciones de servicio incurrieron en la falta.

En comparación al 2017, dos de esas estaciones reincidieron en el primer semestre de 2017 como fueron los casos de la Estación de Servicio La Puesta del Sol J & A S. A. (Estación de Servicio La Puesta del Sol) y Servicentro Demer S.A. (Servicentro Los Reyes), ambas localizadas en Orotina de Alajuela.

Por ese hecho, hoy La Puesta del Sol J & A está cerrada al público, debido a una medida interpuesta por la Autoridad por procesos administrativos abiertos en el 2013. cuando la Aresep evidenció la venta del combustible con coloración propia de producto exonerado y subsidiado.

Al considerar la localización geográfica, la mayoría de estaciones de servicio con faltas están en Alajuela (12), San José (11), Puntarenas (7), Heredia (4) seguida por Cartago y Limón con 3 estaciones. En Guanacaste no se presentó ninguna.

El estudio de la Aresep halló que en el 2017 se contabilizaron 48 faltas de algún tipo (ocho más respecto al 2016). De estas, 16 fueron por venta de menos carburante, frente a las 28 que se confirmaron un año antes.

La diferencia de 12 faltas ocurre luego de introducirse a finales del 2016 un sistema de control dentro de los dispensadores de combustible. Desde entonces, los inspectores de Aresep colocan un sello plástico en los surtidores, que impide manipular el mecanismo interno para vender menos combustible.

La Aresep desarrolla un programa de calidad según el cual inspecciona, al menos cuatro veces al año, cada estación de servicio que opera en el país. En estas visitas se efectúan exámenes físico-químicos a las gasolinas y el diésel, así como la cantidad dispensada. La entidad pública cada año el informe de resultados. La versión del 2017 se encuentra en este enlace.

Durante el 2017 se realizaron 1.402 inspecciones a las 360 estaciones de servicio activas en el país. Como resultado, aparecieron esas 48 incorrecciones en 9.000 dispensadores de combustibles existentes. Aparte de las 16 faltas por cantidad, se registraron 26 faltas de calidad y otras seis por cobro de un precio distinto al establecido.

La cifra de incumplimientos por calidad en el 2017 es la más alta desde el 2014, cuando se registraron 49 casos. En el 2016 hubo 26 faltas de este tipo y apenas 11 en el 2015.

La mayoría de problemas de calidad fueron por presencia de sedimentos en el combustible (8 casos), por variaciones en la temperatura de inflamación del carburante (7), venta de producto para la pesca no deportiva (6), presencia de agua (4) y venta de gasolina regular como si fuera gasolina superior (1).

El informe de la Aresep también detalló que, de 248 estaciones inspeccionadas en el segundo semestre de 2017, se identificaron situaciones de atención inmediata en 132 sitios (53,2% de ese total). La mayoría de incumplimientos de atención inmediata fueron por fallos en los sistemas de corte de los sensores de fuga, tanto en la fosa de los surtidores como en la fosa de las bombas sumergibles.

De esas 132 estaciones, Aresep confirmó que en 93 se resolvió el problema, 22 reinciden, ocho están pendientes de revisión, cinco siguen sin enviar informe de corrreción y otras cinco pidieron una ampliación del plazo.

Ajuste en combustibles

La divulgación del informe coincidió con la entrada en vigor esta semana de un leve ajuste en los precios de los combustibles por parte de la Autoridad y publicados en un alcance del diario oficial La Gaceta No.139, del 1.° de agosto del 2018.

Con estos ajustes, el precio por litro de la gasolina súper quedó sin variación en ¢677, la gasolina regular aumentó de ¢652 a ¢655 y, en el caso del diésel, este disminuirá de ¢556 a ¢555. Inicialmente, la Refinadora Costarricense de Petróleo había pedido un rebaja de ¢2 en el litro de gasolina súper.

Según la metodología vigente para ajuste extraordinario de combustibles, la Aresep solicitará otra variación de precios el próximo 10 de agosto.