Patricia Recio. Hace 6 días
El Canciller Rodolfo Solano aseguró que este mismo sábado enviarían nueva documentación en busca de que incluya a Costa Rica en la lista de países autorizados.
El Canciller Rodolfo Solano aseguró que este mismo sábado enviarían nueva documentación en busca de que incluya a Costa Rica en la lista de países autorizados.

La Cancillería enviaría este sábado al Consejo de la Unión Europea los nuevos protocolos del aeropuerto Juan Santamaría para la recepción de turistas, así como documentos relacionados con el manejo de la pandemia en Costa Rica, con el fin de que la UE evalúe el ingreso de viajeros costarricenses.

El canciller Rodolfo Solano dijo que, con la apertura de fronteras a turistas europeos, así como de Reino Unido y Canadá, el país cumple con uno de los criterios utilizados por el Consejo: la reciprocidad.

“Nosotros hemos estado en permanente contacto con autoridades de la Unión Europea (UE) para intercambiar información en ambas vías; todavía no teníamos uno de los requisitos, que es la reciprocidad, que rige el 1.° de agosto”

“Entonces, a partir del 1.° de agosto, con otra información que compilamos con el apoyo del Instituto Costarricense de Turismo (ICT), estamos trasladándola para aspirar, en el menor tiempo posible, en la próxima revisión de las listas, poder incluir a Costa Rica. Recordemos que esa lista incluye y excluye (...) es una lista viva que revisa cada 15 días”, explicó Solano.

Además de ese criterio de reciprocidad, el Consejo de la Unión Europea toma en consideración otros factores para orientar al grupo de 27 países que agrupa, entre ellos la situación epidemiológica de los demás países, para lo cual se establece una tasa de contagios por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días.

La UE revisa si las tasas de los demás países no superan la media de los países del bloque europeo (sin que se establezca un número fijo para esa tasa), así como una tendencia estable o decreciente de nuevos casos durante ese período y en comparación con los 14 días anteriores.

Además, se considera la respuesta de las autoridades, tomando en cuenta aspectos como pruebas, vigilancia, seguimiento de contactos, contención, tratamiento, capacidad instalada e informes.

Solano dijo que los documentos para sustentar toda esa información se intercambian a través de la misión europea en Costa Rica, así como las embajadas en Bruselas y otros países estratégicos.

“Lo que estamos haciendo y vamos a hacer es notificar que los aeropuertos están abiertos, cuáles son los protocolos y eso se comparte con las autoridades de la Unión Europea para su próxima valoración”, continuó el canciller.

Solano dijo que la expectativa es mantener ese intercambio fluido de información e insistió en que la posibilidad de ingreso dependerá del comportamiento y las valoraciones que hagan las autoridades, tanto en el caso nuestro como en el de los países europeos.

Uno de los aspectos que podría ser considerado como positivo es la baja tasa de letalidad reportada en el país hasta ahora.

“Habrá que esperar el comportamiento de las consecuencias de la operatividad aérea como un todo”, añadió.

Según dijo, en el caso de Costa Rica, la actualización de los países de los cuales se permitirá el ingreso de extranjeros, también se revisará y actualizará cada 15 días.

Este lunes 3 de agosto, aterrizará en el aeropuerto Juan Santamaría el primer vuelo comercial, luego de cuatro meses y medio de que se decretara el cierre de fronteras para prevenir la propagación del nuevo coronavirus.

Se trata de un avión de la aerolínea Iberia, procedente de Madrid, en el que vendrían unos 250 pasajeros, entre ellos turistas y costarricenses que se encontraban aún varados en ese país.

El director de Aeris, empresa a cargo de la operación del Santamaría, Rafael Mencía, advirtió semanas atrás de que la reciprocidad en la medida que aplica Costa Rica es indispensable para que resulte rentable para las aerolíneas continuar viajando al país.

“Las líneas aéreas necesitan ese otro pedazo del tráfico de costarricenses que quieran ir a Europa, que el avión pueda llenarse no solo de europeos que vienen a Costa Rica, sino de costarricenses que quieren viajar y están esperando la oportunidad de ir a Europa”, dijo.

Los países de la Unión Europea adoptaron, desde el 17 de marzo, la recomendación de restringir todos los viajes no esenciales de terceros a países de ese bloque. Desde entonces, la medida se fue extendiendo mes a mes hasta el 30 de junio, cuando se publicó la primera lista de países autorizados como parte de un levantamiento gradual a esa medida.