Juan Diego Córdoba González. 2 agosto
Municipalidad de Santa Ana confirmó que su alcalde Gerardo Oviedo dio positivo a covid-19. Cortesía
Municipalidad de Santa Ana confirmó que su alcalde Gerardo Oviedo dio positivo a covid-19. Cortesía

La Municipalidad de Santa Ana informó la noche de este domingo de que el alcalde Gerardo Oviedo resultó positivo a la prueba de covid-19.

Dicha información trasciende luego de que Oviedo sostuviera, el pasado viernes, un encuentro con los alcaldes de Escazú, Arnoldo Barahona, y de Mora, Alfonso Jiménez.

El objetivo de ese encuentro, realizado en la Municipalidad de Escazú, era plantearle una lista de peticiones al gobierno y al Ministerio de Salud, para que se les eximiera del cierre de establecimientos que va del 10 al 21 de agosto.

A cambio los alcaldes se comprometerían a aplicar protocolos más estrictos para minimizar los contagios del nuevo coronavirus.

Con el jerarca municipal de Santa Ana afectado por el virus, ahora los alcaldes de Escazú y Mora también tendrán que guardar cuarentena.

“El alcalde se encuentra con un estado óptimo de salud, cumpliendo con el protocolo y las medidas de aislamiento domiciliar establecidas por las autoridades de salud.

“Una vez recibida la información, se procedió con la identificación y el aislamiento preventivo del grupo de personas que tuvieron contacto directo con él”, señaló la Municipalidad de Santa Ana.

Arnoldo Barahona, alcalde de Escazú, confirmó a La Nación que el encuentro se realizó en una sala del Palacio Municipal, el cual fue desinfectado el pasado sábado, según dijo.

“No me lo han notificado (el aislamiento por contacto con un positivo), pero ahora que sé que es positivo yo me guardo (...) Para nada estoy preocupado, la reunión fue bajo los protocolos más estrictos que te podás imaginar, todo el mundo con mascarilla y careta a tres metros de distancia, nos reunimos seis personas en una sala para 20 personas.

“No, no, Gerardo se mantuvo totalmente aislado, siempre con su careta, todo el mundo con su alcohol líquido, bajo todas las medidas de seguridad, con ninguna preocupación. Lo que pasa es que diay, yo responsablemente tengo que acatar los protocolos mundiales y aislarme 14 días, sin embargo el martes ya me hacen la prueba, porque no puede ser antes del quinto día, que es lo que se requiere para poder hacerse la prueba”, afirmó Barahona.

La propuesta

Los tres jerarcas municipales impulsan una petitoria al gobierno para que no se cierren los negocios durante 12 días en agosto, como lo estableció el Ministerio de Salud en los territorios con alerta naranja.

También buscan plantear que se reduzca la restricción vehicular sanitaria para que personas puedan transitar en sus vehículos después de las 5 p.m. y puedan acudir a negocios y a restaurantes.

Además, señalaron que retirarían el apoyo de sus policías municipales para imponer multas a quienes transiten con restricción vehicular.

Incluso, los gobernantes locales tienen una agenda de acciones si no se escuchan sus demandas.

“Hay una propuesta para que la reapertura sea durante todo el mes bajo protocolos ya desarrollados por nosotros. Pero asociado a eso hay una propuesta también de acciones en cuanto a cómo se manejaría el tema si no somos escuchados, lo que pasa es que si no te voy a adelantar nada porque está para el miércoles en conferencia de prensa virtual.

“La gente que está peor fue la gente que fue despedida de todos los locales que han cerrado, que ya no se pueden sostener. A nivel país son cientos de miles de familias, porque lo que está pasando no solo es en Escazú, Santa Ana y Mora, es en todo el país. Pero nosotros que tenemos tanta actividad comercial y de servicios somos lo que más lo estamos padeciendo”, afirmó Barahona.

Los jefes municipales de los cantones del oeste de San José también demandan mayor protagonismo en la toma de decisiones.

“Hay incongruencias absolutas con lo que está haciendo el gobierno. Por qué no te permiten ir a un funeral, pero no hay prohibiciones para marchas; por qué te prohiben ir seguro en tu vehículo sin riesgo de contaminar o contaminarte, pero sí te podés subir a un taxi; no podés entrar a una librería por una llave maya, pero sí podés hacer fila para comprar tiempos de la Junta.

“Ahí es donde nosotros decimos ‘si no saben cómo se maneja este asunto mejor déjenos a nosotros’”, afirmó Barahona.

La Unión Nacional de Gobiernos Locales (UNGL) confirmó que someterían a votación el planteamiento de dichos alcaldes, para ver si acogían la misma posición.