Salud

Ticos que se vacunan en EE. UU. tendrán tres meses para conseguir segunda dosis en el país

Podrán recibir fármaco en la CCSS siempre y cuando estén dentro del grupo de priorización que se esté inmunizando para ese momento

Los costarricenses que viajen a Estados Unidos para aplicarse una vacuna de la marca Pfizer, contra el coronavirus, tendrán tres meses para conseguir su segunda dosis en nuestro país.

Hasta ahora, solo se entregaba la segunda inoculación a aquellos viajeros de la vacuna que cumplían los 21 días desde la primera vacunación en el suelo norteamericano, con un margen de tres días de adelanto o hasta siete de retraso.

Sin embargo, con las recientes modificaciones implementadas por la Comisión Nacional de Vacunación y Epidemiología (CNVE), las segundas dosis se entregarán con 12 semanas de separación para todos los menores de 58 años.

Esa decisión no solo cambia la programación de la segunda vacuna para las personas en la lista de priorización en el país, sino que también da mayor margen a aquellas otras que tienen una dosis de Pfizer por haber viajado a Estados Unidos.

Así lo aseguró el secretario técnico de ese órgano del Ministerio de Salud, el doctor Roberto Arroba, en una entrevista ofrecida a La Nación.

“Al haber aprobado que la segunda dosis sea a las 12 semanas, un periodo de tres meses, esto probablemente pueda facilitar y ayudar que personas del Grupo 3 (con factores de riesgo), que tienen, no sé, 45 años, muy probablemente los puedan estar vacunando en tres meses”, afirmó Arroba.

Nadie se salta la fila

El funcionario del Ministerio de Salud aseguró que ninguna persona que haya viajado a Estados Unidos para obtener una dosis de Pfizer podrá colarse en la campaña de vacunación que ejecuta la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

Según Arroba, un requisito indispensable para entregar la segunda dosis a esos viajeros, es que estén dentro de los grupos de vacunación del país en el momento de su segunda inoculación.

En la actualidad, la Caja está inmunizando a las personas con factores de riesgo, pertenecientes al grupo 3, entre los 50 y 57 años. Asimismo, está completando el esquema de vacunación a adultos mayores de 58.

“Si no es del grupo de riesgo que se está vacunando en ese momento, las personas probablemente no vayan a recibir su segunda dosis aquí en el país”, afirmó Arroba.

El funcionario de Salud apuntó que no solo se toma en cuenta que la persona pertenezca al grupo de priorización actual para determinar si se le entrega la segunda dosis, sino que también la edad es un factor.

Para recibir la segunda dosis en la CCSS, la persona debe estar dentro del grupo de priorización y, a su vez, dentro de los rangos de edad que se están vacunando en ese momento.

Esto quiere decir que, si un costarricense de 30 años con factores de riesgo se aplica hoy su primera dosis en Estados Unidos, podría quedarse sin segunda vacuna en Costa Rica si la Caja todavía no está vacunando a personas entre 30 y 40 años dentro de tres meses.

“Sí es importante que quede muy claro que la (segunda) vacuna se aplicaría si, solo si, la persona es del grupo de riesgo que se está vacunando.

“En este momento, el país está vacunando al Grupo 1 ―que prácticamente está concluido― Grupo 2 y Grupo 3. Con base en los factores de riesgo es que se van a vacunar, pero además del riesgo, el grupo etario que se está vacunando en ese momento”, afirmó.

La Comisión de Vacunación y Epidemiología (CNVE) discutirá, el próximo martes, la posible eliminación del requisito de apostillar el documento de vacunación entregado en Estados Unidos, para entregar segundas dosis a costarricenses en nuestro país.

Hasta el momento sigue siendo una de las cuatro condiciones, además de la disponibilidad de vacunas en el país, de que la persona conforme el grupo de priorización actual y de que no sobrepase los tres meses desde su primera vacunación.

Cumplir ese trámite ha sido todo un dolor de cabeza para los compatriotas que comenzaron a viajar desde abril a Norteamérica para adelantar o completar su esquema de vacunación contra la covid-19.

Colaboró la periodista Irene Rodríguez.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.