Ángela Ávalos. 27 enero
Ucimed es la primera escuela de Medicina de Costa Rica, Centroamérica, Suramérica y el Caribe en obtener la acreditación internacional. En la foto, un equipo de investigadores y estudiantes durante la discusión de un estudio. Foto: Albert Marín
Ucimed es la primera escuela de Medicina de Costa Rica, Centroamérica, Suramérica y el Caribe en obtener la acreditación internacional. En la foto, un equipo de investigadores y estudiantes durante la discusión de un estudio. Foto: Albert Marín

A tres años de que venza el plazo para que las ocho escuelas de Medicina costarricenses cumplan con la acreditación internacional que permita a sus estudiantes formarse o laborar como médicos en Estados Unidos o Canadá, solo la Universidad de Ciencias Médicas (Ucimed) cumple con el requisito.

Todas las escuelas de Medicina del país deben alcanzar esa acreditación de la Federación Mundial para la Educación Médica a más tardar en el 2023.

Es muy probable que, posteriormente, esa condición sea exigida como garantía de calidad por otros países del mundo, como los europeos.

Las otras escuelas que imparten la carrera de Medicina en Costa Rica pertenecen a la Universidad de Costa Rica (UCR, pública), y a las universidades privadas Latina, Internacional de las Américas, de Iberoamérica, Autónoma de Centroamérica, Hispanoamericana y San Judas Tadeo.

(Video) Importancia de acreditación internacional en Medicina

En el caso de la UCR, la directora de la Escuela de Medicina, Lizbeth Salazar Sánchez, informó de que ellos están muy interesados en obtener la acreditación, pero que por un asunto presupuestario todavía no han podido.

Se calcula que todo el proceso ronda entre los $50.000 y $70.000 (entre los ¢28,5 millones y los ¢39,9 millones), pero hay que pagar un canon inicial de $15.000 (¢8,5 millones).

En el caso de la Ucimed, la acreditación la dio el Consejo Mexicano para la Acreditación de la Educación Médica, ente autorizado por la World Federation for Medical Education.

“Nos sentimos orgullosos de este importante logro, el cual, no solo representa un gran paso para Ucimed, también para el país, ya que nos pone en la vanguardia en materia de calidad académica y pone en la palestra la importancia de que más universidades de Costa Rica se sometan a este proceso y busquen la acreditación”, dijo Pablo Guzmán Stein, rector de esa universidad en el acto de entrega, realizado el 22 de enero.

Entre las revisiones que se hacen para dar esa credencial está una evaluación de la calidad del plan de estudios, los avances en investigación biomédica, la calidad de la infraestructura y de la formación de los egresados. También se considera si hay planes de mejora continua.

Hace dos años, William Pinsky, presidente de la Comisión Educativa de Médicos Extranjeros Graduados, advirtió en un foro organizado por Ucimed que, a pesar de que hay facultades acreditadas localmente (en cada uno de sus países), estas no cumplen con estándares internacionales.

Pinsky mencionó la “globalización de la Medicina”, impulsada, entre otras cosas, por el aumento de la migración de estudiantes y de médicos, el voluntariado en esta profesión y el crecimiento del turismo médico.