Por: Ángela Ávalos.   14 febrero
En el país, hay siete escuelas de Medicina; solo una es estatal (UCR). En la foto, estudiantes de la Ucimed. ALBERT MARÍN
En el país, hay siete escuelas de Medicina; solo una es estatal (UCR). En la foto, estudiantes de la Ucimed. ALBERT MARÍN

Si un estudiante costarricense quiere seguir estudios de Medicina en alguna universidad de Estados Unidos o Canadá debe asegurarse primero, de que la escuela de donde procede tenga la acreditación que le permitirá especializarse o subespecializarse en el extranjero.

Con ese fin, todas las escuelas de Medicina del país deben procurar alcanzar esa acreditación de la Federación Mundial para la Educación Médica a más tardar en el 2023.

Obtenerla implica presentar una serie de documentos y pruebas para garantizar la capacidad del candidato para seguir estudios de Medicina en esos países.

El rector de la Universidad de Ciencias Médicas (Ucimed), Pablo Guzmán Stein, confirmó el plazo así como el interés de ese centro de estudios de lograr la acreditación. Esperan conseguirlo para el 2021.

"La Ucimed necesita esa acreditación, aunque no todos los estudiantes vayan a estudiar a Estados Unidos. Por mi parte, ninguna universidad se debería quedar. Nuestra meta es convertirnos en la primera acreditada internacionalmente en un plazo de dos años máximo", reiteró Guzmán.

Esa universidad privada organizó el viernes 9 de enero un foro donde se analizó, entre otros temas, el de la acreditación internacional de la educación médica, con la participación del presidente de la Federación, David Gordon.

El foro, organizado a propósito del 40 aniversario de esa centro de estudios, se aprovechó para revisar otros temas, como el futuro de la formación de esos profesionales y la sostenibilidad de la educación universitaria.

"Se trata de un tema país y es urgente que los involucrados tomemos cartas en el asunto. Se viene todo un proceso riguroso y, además, muy costoso para demostrar que las escuelas de Medicina de Costa Rica cumplen con los estándares exigidos a nivel internacional", acotó el rector de la Ucimed.

Garantía de calidad

Las otras escuelas que imparten la carrera de Medicina en el país pertenecen a la Universidad de Costa Rica (UCR, pública), y las privadas Universidad Latina, Internacional de las Américas, Iberoamericana, Autónoma de Centroamérica, Hispanoamericana y San Judas Tadeo.

Según Pablo Guzmán, el Sistema Nacional de Acreditación de la Educación Superior (Sinaes) está en proceso de explorar si se convierte en una agencia acreditadora en el país.

Si eso se logra, el trámite se realizaría aquí, pero si no hay que buscar entes externos que realicen el trámite en el plazo establecido por la Federación. El rector calcula que ese proceso podría costar entre $50.000 y $70.000.

En su disertación, William Pinsky, presidente de la Comisión Educativa de Médicos Extranjeros Graduados, advirtió: "Hay facultades acreditadas localmente (en cada uno de sus países) pero que no cumplen con estándares internacionales".

Especialistas nacionales e internacionales analizaron el futuro de la Educación Médica, en un foro organizado por Ucimed. GRACIELA SOLÍS
Especialistas nacionales e internacionales analizaron el futuro de la Educación Médica, en un foro organizado por Ucimed. GRACIELA SOLÍS

Pinsky mencionó la "globalización de la Medicina", impulsada, entre otras cosas, por el aumento de la migración de estudiantes y de médicos, el voluntariado en esta profesión y el crecimiento del turismo médico.

Andrea Fonseca, del Sinaes, reconoció la necesidad de incorporar criterios de calidad.

Según informó, se acordó que a finales de este año se revisarán los modelos para buscar la equiparación de sus criterios de acreditación con los que exige la Federación Mundial para la Educación Médica.

Esta discusión coincide con la distribución de plazas de internado rotatorio en hospitales de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) a partir de los resultados obtenidos en una prueba llamada IFOM, que toma como referencia estándares nacionales e internacionales.

Aunque se trata de estudiantes de grado, los resultados de la segunda prueba realizada en noviembre anterior, vuelven a destapar los vacíos en la formación médica.

Para esta ocasión, un grupo de 188 estudiantes de último año de la carrera de Medicina perdieron el examen de internado y no podrán hacer la práctica en hospitales de la CCSS este 2018. Esa cantidad representa un 25% del total de quienes hicieron la prueba IFOM.

Los resultados de las pruebas para optar por los estudios en especialidad médica en la CCSS (residencia), también ha desencadenado críticas.

En la del 2015, solo 13 profesionales alcanzaron o superaron una nota de 80, y 500 sacaron 62. La nota promedio fue 32,6.