Ángela Ávalos. 22 febrero
Hospitales regionales, como el Monseñor Sanabria, en Puntarenas, cuentan ya con equipo nuevo de tomografía. Mauricio Madrigal (izq.) y José Acón analizan unas imágenes de un paciente obtenidas del nuevo tomógrafo del hospital, en junio del año pasado. ALBERT MARÍN
Hospitales regionales, como el Monseñor Sanabria, en Puntarenas, cuentan ya con equipo nuevo de tomografía. Mauricio Madrigal (izq.) y José Acón analizan unas imágenes de un paciente obtenidas del nuevo tomógrafo del hospital, en junio del año pasado. ALBERT MARÍN

Nuevos fallos en los tomógrafos de los hospitales México, Calderón y San Rafael de Alajuela, paralizaron la realización de estos exámenes durante los últimos días.

Solo en el hospital alajuelense, las pruebas de 66 pacientes tendrán que ser reprogramadas a partir de la próxima semana, luego de que se corrigiera una avería en la cama del tomógrafo, informó el director médico Francisco Pérez Gutiérrez, en un comunicado de prensa de la Caja.

Este grupo será atendido en el segundo turno, después de las 4 p. m.

Los casos urgentes de esta provincia fueron referidos al tomógrafo del Hospital San Vicente de Paúl, en Heredia, que dio apoyo.

La institución no detalló cuántos enfermos están en la misma situación en el México y en el Calderón, aunque en estos casos también entraron a dar soporte otros hospitales de la red, como el San Juan de Dios.

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), aseguró que los fallos ya fueron corregidos tanto en Alajuela como en el México.

Las tomografías "del Calderón Guardia podrían reanudarse la próxima semana, toda vez que ya se está trabajando en la reparación del equipo", dijo la institución.

Taciano Lemos Pires, director de ese centro médico, informó de que ya están trabajando en la reparación del tomógrafo y la esperanza es que entre en funcionamiento la próxima semana.

Este hospital también tuvo el respaldo del San Juan de Dios y del Hospital Max Peralta de Cartago, que efectuó los estudios de pacientes de emergencias y de hospitalización, informó la CCSS.

No es la primera vez que esta situación afecta a hospitales nacionales y regionales.

Las crisis de tomógrafos son recurrentes.

En el 2016, los equipos de hospitales nacionales dejaron de funcionar en varias ocasiones durante ese año, dejando a cientos de enfermos sin este examen.

La antigüedad de los aparatos, que sobrepasaron su vida útil, es motivo frecuente para la paralización de estos exámenes, vitales para la realización de diagnósticos y la continuidad de tratamientos en personas con enfermedades como el cáncer.

En el 2017, la Caja efectuó 151.541 tomografías, 20.776 más que en 2016.

La institución también dotó con equipos de tomografía de última tecnología a todos los hospitales regionales (como el Monseñor Sanabria, de Puntarenas), para descongestionar a los hospitales nacionales, acercar el servicio a la población y evitar grandes desplazamientos desde otras provincias hasta San José.