Patricia Recio, Irene Vizcaíno. 8 julio
El 6 de julio, personal de salud hizo ingreso en cuarterías de la capital para verificar condiciones y hacer pruebas a inquilinos. Foto: Alonso Tenorio
El 6 de julio, personal de salud hizo ingreso en cuarterías de la capital para verificar condiciones y hacer pruebas a inquilinos. Foto: Alonso Tenorio

Los récords de casos no duran mucho. Este miércoles se alcanzó otro de 350 contagios confirmados en las últimas 24 horas.

De acuerdo con la información que suministra el Ministerio de Salud, con esa cifra se llega a un acumulado de 5.836 personas afectadas en los ya más de cuatro meses de pandemia.

REPORTE EPIDEMIOLÓGICO

FUENTE: MINISTERIO DE SALUD Y CENTRO DE RECURSOS SOBRE CORONAVIRUS DE LAUNIVERSIDAD JOHNS HOPKINS.    || INFOGRAFÍA/ LA NACIÓN.

En esos números han destacado en las últimas semanas peones agrícolas y habitantes de populosos barrios del centro del país, y, entre los más recientes, inquilinos de cuarterías y ahora trabajadores de la construcción.

Daniel Salas, ministro de Salud, afirmó que hay 200 contagios asociados al sector que se han detectado en las últimas dos semanas, razón por la cual hizo un llamado a empresarios y supervisores de obras para que aseguren la aplicación de medidas preventivas.

“Para que por favor verifiquen que en medio de las labores de construcción se cumplan todos los protocolos. Es muy sensible y hemos tenido una cantidad de casos que supera los 200 en las últimas dos semanas, no son solo los casos directos, sino las exposiciones que hacen a nivel comunitario”, manifestó.

Salas explicó que el Ministerio de Vivienda, como rector de esa área, hizo enlace con el Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos (CFIA) y las municipalidades, para tratar el tema.

Agregó que está en planes realizar operativos para revisar las condiciones en los sitios de construcción y determinar cómo mejorarlas para que se cumplan las medidas.

Irene Campos, ministra de Vivienda, explicó que junto con la Cámara Costarricense de la Construcción (CCC), la Comisión Nacional de Seguridad Ocupacional en Construcción (CONASOC) y una experta en la materia, elaboraron el Protocolo para procesos constructivos en edificaciones y viviendas, debido a la alerta sanitaria por coronavirus (covid-19)”.

“Algunos de los aspectos que contempla el protocolo son controles operacionales sugeridos para prevenir contagios tales como mantener el distanciamiento en los comedores, autobuses e ingreso a la construcción; lavado de manos al ingreso, descanso y salida del proyecto; desinfección de herramienta y equipo y desinfección de áreas comunes”, aseguró Campos.

En cuanto a las medidas adicionales que estamos desarrollando, se está en proceso de capacitación e inducción para los profesionales de ingeniería y arquitectura encargados de proyecto, sobre el protocolo y su cumplimiento. Además se están evaluando otras potenciales medidas.

(Video) 350 casos nuevos de covid-19, 24 fallecidos y 113 hospitalizados, de ellos 11 en UCI

Mientras tanto, en relación con cuarterías, dijo, se hallaron 150 contagios asociados entre contactos directos e indirectos.

Estos sitios cobraron importancia luego de que el sábado un joven que vivía en una cuartería capitalina llegara en estado crítico al San Juan de Dios y falleciera. Al determinarse que tenía covid-19, se inició una acción en estos inmuebles.

Para este miércoles, se reportaron 117 personas hospitalizadas, 11 de ellas en Unidad de Cuidado Intensivo (UCI). Además, se registró una muerte más para llegar a 24 decesos asociados a la enfermedad que produce el nuevo coronavirus, sin que se dieran a conocer detalles de la víctima.

Como se ha advertido desde días atrás, el Centro Especializado para Atención de Covid-19 (Ceaco), en La Uruca, está a punto de estar en ocupación completa.

Según Daniel Salas, con 73 pacientes está en un un 83% de su capacidad, pues tiene 88 camas.

Los cantones con más casos en los últimos tres días son San José, Desamparados, Alajuelita, Alajuela, Heredia, Tibás y Goicoechea, todos en la Gran Área Metropolitana.

Han incidido en esos picos, las celebraciones, el rompimiento de burbujas y los focos en distintos sectores.

La semana pasada, Salud dio a conocer proyecciones realizadas por la Escuela de Matemática de la Universidad de Costa Rica (UCR). Según estas, si se desacatan medidas de higiene y distancia la cantidad de contagios para finales de setiembre podían ser de 35.000; por el contrario, con obediencia de medidas serían 16.000.

Sobre proyecciones de muertes, Salas dijo este miércoles que los factores de riesgo de las personas será una de las variables clave, así como la oportunidad con que acudan a los servicios de salud.

“Eso hace que las proyecciones con fallecidos sean de las más inciertas, lo que es claro es que entre más personas tengamos en cuidados intensivos, sabemos que hay un porcentaje que lamentablemente no va a lograr superar esa condición, nos debatimos en tener menos de 100 fallecimientos en la proyección que abarca dos meses o poco más”, dijo.

Miles de casos sin seguimiento ni órdenes

El ministro Salas reconoció este miércoles que tienen más de dos semanas de no poder dar seguimiento a los casos en la GAM, por la gran cantidad de contagios.

Esa imposibilidad fue precisamente la razón por la cual se admitió la transmisión comunitaria.

“Ya no sabemos dónde es que se han dado la mayoría de las infecciones, por eso dijimos de manera precautoria el hecho de la transmisión comunitaria, por eso es que la gente tiene que estar mucho más celosa de su propia salud, guardando las medidas”, manifestó.

La estimación es que no se ha podido llevar la orden de manera oportuna al 60% de los casos. Por eso, Salas recomendó a las personas que se sometan a las pruebas “autorrecluirse”, aun y cuando no reciban de manera inmediata el documento.

El reto más grande son los contactos cercanos, que rondan entre 5 y 15 o hasta más, dependiendo de la movilización que tenga el sospechoso.

“Hemos estado buscando otros mecanismos de cómo podemos manejar en las áreas rectoras de los cantones con más cargas, que es donde ha habido un colapso en los últimos días”, adelantó.

Como Salud no está en posibilidad de hacer contrataciones temporales, han pedido ayuda a la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) y a la Caja Costarricense de Seguro Social.

“No espere a la orden sanitaria para quedarse haciendo cuarentena, es un asunto de responsabilidad”, dijo.

Reconoció su preocupación porque la desobediencia de medidas sigue en crecimiento, pese a que las instituciones procuran influir en las personas para que modifiquen su comportamiento.

“Si hay un acatamiento de medidas, en unas dos o tres semanas podríamos tener un máximo de casos activos; si la gente no acata, esto va a seguir creciendo exponencialmente hasta que en octubre tengamos una mayor cantidad de casos”, advirtió Salas.

Frente a este riesgo, este miércoles se anunció la postergación a setiembre del posible regreso de estudiantes a las aulas; sin embargo, todo dependerá del control de la pandemia.