Salud

Mujer recibió primer trasplante de riñón con donante vivo en el Hospital Max Peralta

Su hermana fue quien le donó el órgano; especialistas del centro médico apuntan a realizar procedimientos de este tipo cada 22 días

Una vecina de Cartago se convirtió, el 13 de diciembre, en la primera paciente en recibir un trasplante de riñón con una donante viva en el Hospital Max Peralta.

La mujer presentaba una falla renal sin causa conocida de la cual no se podía recuperar. Como consecuencia, debía someterse a sesiones de diálisis de seis horas durante cuatro veces a la semana y necesitaba un nuevo riñón, que su hermana le donó.

Las dos mujeres se encuentran recuperándose en sus respectivas casas luego de salir del hospital el fin de semana. Además, ya superaron la etapa crítica del procedimiento y se mantienen en monitoreo constante por parte de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS). Los especialistas explicaron que debido a que hay compatibilidad genética entre ambas, la recuperación de la persona con la enfermedad renal es más fácil y permite que las funciones comunes del riñón estén completamente activas.

Según la CCSS, esta es la primera ocasión en que se lleva a cabo el procedimiento fuera de los tres grandes hospitales nacionales.

La intervención se cataloga como compleja, ya que requiere de un equipo interdisciplinario para realizar las diferentes fases del procedimiento quirúrgico, entre las que se encuentran la preparación de los pacientes, el explante y la etapa del trasplante del órgano. La cirugía puede llegar a tardar hasta seis horas.

Una vez que se obtiene el órgano, en la reconexión intervienen profesionales en distintos sistemas del cuerpo, como un nefrólogo, especialista en riñón; el vascular periférico, capacitado en las arterias y venas alejadas del corazón, el cual conecta el riñón a la irrigación sanguínea de la paciente; y la uróloga, que se encarga de enlazar el órgano con la vejiga.

Hace cuatro años, el centro médico realizó el primer trasplante con un donante fallecido. Hasta la fecha se habían realizado 30 trasplantes de este tipo, señaló la Caja.

El camino para llevar a cabo este procedimiento en el centro médico cartaginés se inició hace seis años, con el impulso de los nefrólogos Ernesto Castro Aguilar y Orlando Cascante Jiménez.

Ahora, la misión de los especialistas es llevar a cabo un trasplante de este tipo cada 22 días. Así lo afirmó Castro, quien dijo que el siguiente paso es convertir el proceso en un plan de trabajo rutinario, sumándole la reactivación de las operaciones con donador cadavérico, que sufrió afectación por la pandemia.

“Hay que recordar que la lista de pacientes con fallo renal sigue creciendo casi de manera exponencial año con año y la cantidad de donantes cadavéricos son insuficientes para la necesidad de los pacientes que se puedan trasplantar”, comentó el experto.

El hospital cuenta actualmente con diez pacientes completamente listos para trasplantes con donantes vivos. Además, hay otros 56 pacientes de la provincia, que están enfermos de riñón, sin otra vía de curación que no sea el trasplante.

Luis Enrique Brenes

Luis Enrique Brenes

Bachiller en Comunicación Colectiva con énfasis en Periodismo de la Universidad de Costa Rica.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.