Yeryis Salas. 5 julio
El Hospital San Juan de Dios ha tenido que aislar a 21 funcionarios por la covid-19. Albert Marín
El Hospital San Juan de Dios ha tenido que aislar a 21 funcionarios por la covid-19. Albert Marín

Una mujer embarazada, atendida en el Hospital San Juan de Dios, no reportó a los médicos su cercanía con una persona contagiada de covid-19, comunicó este domingo la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

La asegurada, quien posteriormente dio positivo, obligó al aislamiento de tres funcionarios de Ginecología y Obstetricia.

La mujer fue abordada el jueves en Emergencias, donde se le indicó que al día siguiente se le realizaría un ultrasonido. En ese momento, negó su contacto con la persona infectada, según evidencia su Expediente Digital Único en Salud (EDUS).

El viernes, luego de la prueba, mencionó su proximidad con un caso positivo y, que, además ella tenía síntomas.

La Dirección Médica del San Juan de Dios hizo un “llamado enérgico” a los asegurados a brindar información correcta en medio de la pandemia.

Por estas omisiones, el San Juan de Dios ha tenido que enviar a 21 funcionarios a aislamiento domiciliar, situación que ha “diezmado” al servicio de Gineco-Obstetricia, aseguró la directora general del hospital, Ileana Balmaceda.

Los otros 18 fueron remitidos a sus casas luego de que el miércoles una mujer sometida a cesárea ocultó que su esposo, quien la acompañó al centro médico, estaba contagiado.

Ella reveló la información hasta después de ser atendida. Horas después, dio positivo en la prueba, mientras que su bebé dio negativo.

La CCSS informó de que “la Dirección Médica solicitó colaboración al Hospital Calderón Guardia para la atención de mujeres embarazadas covid-19 positivas con cesárea programada, esto debido a que el abordaje de estas pacientes implica una planificación especial”.

Por el momento, el Calderón Guardia ya realizó dos cesáreas, mientras que el San Juan de Dios atiende embarazadas que ingresan por Emergencias y no son positivas por el nuevo coronavirus.

El San Juan de Dios, además, negó los rumores de que existiera transmisión del nuevo coronavirus en la División de Química Clínica del Laboratorio Clínico. Aunque hubo un funcionario positivo, este se contagió afuera del centro médico.

La CCSS comunicó que “un flebotomista resultó positivo covid-19 y su fuente de contagio fue en la comunidad. Durante sus funciones siempre utilizó mascarilla quirúrgica. El funcionario, al igual que otros 20 colaboradores contacto, fueron enviados a aislamiento domiciliar”.

Este laboratorio realiza, en promedio, 700 pruebas diarias de covid-19.