Ángela Ávalos. 27 abril
Adora bordar pero el avance de la catarata en su ojo derecho la mantiene alejada de una de las cosas que más disfruta. Beatriz Cubillo tiene 89 años, y los últimos dos los pasó haciendo decenas de trámites para lograr que la operen en la CCSS. Foto: José Cordero
Adora bordar pero el avance de la catarata en su ojo derecho la mantiene alejada de una de las cosas que más disfruta. Beatriz Cubillo tiene 89 años, y los últimos dos los pasó haciendo decenas de trámites para lograr que la operen en la CCSS. Foto: José Cordero

“Viera que a mí me duele cómo me han tenido de un lado a otro. Es lo que le digo a mi nieta: lo que hacen es burlarse de las personas de mi edad, creen que uno ya no siente. Es una burla; seguro piensan ‘esta viejilla ahorita se muere’”.

Con una lucidez asombrosa, Beatriz Cubillo Fallas, de 89 años, resumió con esas palabras toda la frustración acumulada en dos años llenos de trámites para solicitar una operación que le quite una catarata en su ojo derecho.

Se la programaron -¡preste atención!- para el martes 16 de noviembre de 2021, a las 10 a. m..

Desde el 2017, acompañada de Nury Ávila Cubillo, su hija, Beatriz comenzó un recorrido en el Hospital San Juan de Dios, donde a mediados de abril le programaron la operación para el 2021.

“Ha sido una odisea de dos años para terminar en esto. Mami es una persona muy funcional, me arregla la cocina, me ayuda a ver al bebé, le da juguito, galletica. Mami borda, ese es su entretenimiento, pero está tan mal que ya no puede”, comentó Ávila.

“Los médicos no autorizaban su operación. Mi mamá es anticoagulada (recibe medicamentos para arralar la sangre y evitar accidentes cerebrovasculares) y tiene un marcapasos. ¡Esto es una odisea!”, agregó.

En los últimos dos años, Beatriz Cubillo ha acudido a citas al San Juan, donde la refirieron a Oftalmología de la Clínica Solón Núñez y ahí, a su vez, la enviaron a Alajuelita.

Cita en el 2021 para Beatriz Cubillo. El Hospital San Juan de Dios está revisando la posibilidad de adelantarle la operación. Foto: Cortesía
Cita en el 2021 para Beatriz Cubillo. El Hospital San Juan de Dios está revisando la posibilidad de adelantarle la operación. Foto: Cortesía

La vuelta, todavía sin retorno, la llevó de nuevo a la Solón, para regresar al punto de inicio a finales del 2018: el hospital San Juan, donde a fuerza de insistencia y de paciencia de Cubillo para que abrieran agendas, le asignaron un espacio dentro de más de dos años.

¿Qué es una catarata?

El cristalino, el "lente" del ojo que sirve para enfocar, es usualmente claro y transparente. Una catarata es una "nube" que se forma en el cristalino y hace que la visión se torne borrosa.

FUENTE: Medline Plus/ Instituto Nacional del Ojo, EE. UU.    || W.S. INFOGRAFÍA / LA NACIÓN.

Especialidad crítica

Oftalmología es una de las tres especialidades quirúrgicas más críticas en los hospitales de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), solo superada por Cirugía General y Ortopedia, según la Gerencia Médica.

Ya Beatriz Cubillo había sido operada de catarata en su ojo izquierdo, hace 11 años. Este es uno de los padecimientos más frecuentes de la vista en la población nacional.

Se origina cuando hay un daño en el cristalino del ojo, lo cual hace que las personas solo puedan ver imágenes difusas. Con la colocación de un lente intraocular se soluciona el problema.

Por eso, cuando empezó esta travesía entre hospitales y clínicas, jamás se imaginó a las puertas de lo que se encontraba.

“Yo soy consciente de todo a mi edad. Voy al cine, aunque no veo casi del ojo derecho, solo bultos. Me defiendo con el izquierdo porque ahí me pusieron el lente hace 11 años”, contó.

La Nación envió este caso al nuevo gerente médico de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), Mario Ruiz Cubillo, quien gestionó ante el San Juan de Dios la posibilidad de que estudien la situación de la paciente para un eventual adelanto de la cirugía.

Nury Ávila ya se presentó a la dirección médica del San Juan con todos los documentos que comprueban los trámites realizados. Todavía no hay respuesta.

La institución reconoce públicamente los largos tiempos de espera para muchos asegurados.

Recientemente, el 29 de marzo, la Sala Constitucional le dio seis meses para que resuelva este asunto.

Las autoridades de la Caja utilizan la estrategia de jornadas de producción hospitalaria, que se financian con pago de tiempo extraordinario, con el fin de desahogar esas listas en todos los hospitales.

Lo han hecho con Oftalmolgía, pero también con especialidades quirúrgicas como Cirugía General y Ginecoobstetricia.

Beatriz Cubillo, por ahora, continúa pensando que su situación “es una injusticia y una total falta de consideración”.