Salud

Médicos y Farmacéuticos piden a la CCSS cadena de frío de vacunas

Aseguran que su intención es aportar soluciones para que el proceso de inoculación sea ‘efectivo, seguro y justo’

El Colegio de Farmacéuticos y el Colegio de Médicos y Cirujanos le solicitaron a la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) datos y estadísticas sobre los protocolos de manipulación de dosis contra la covid-19.

De acuerdo con las organizaciones, el objetivo es poder establecer la trazabilidad de la cadena de frío de las vacunas desde que entran a los almacenes y hasta el momento de ser aplicadas.

La solicitud comprende información sobre el fabricante y la fecha de recepción de las inyecciones, así como el proceso de distribución.

También el tipo de certificación del medio de transporte y el proceso de trazabilidad de la cadena de frío en la movilización de las dosis.

Además, solicitaron los protocolos de reconstitución para cada vacuna, según la casa farmacéutica, y el personal involucrado en cada etapa hasta su aplicación.

“Pedimos que se entreguen los datos sobre la destrucción de las vacunas que no han sido colocadas en los ciudadanos, ya sea por caducidad, ruptura de cadena de frío o cualquier otro motivo”, agregaron.

El último dato que dio a conocer el ministro de Salud, Daniel Salas, es que se habrían desaprovechado unas 1.000 vacunas.

El país aplica el fármaco de Pfizer que requiere almacenamiento en ultrabaja temperatura, a -70 °C. Una vez que los frascos son abiertos deben utilizarse en las siguientes seis hora.

También se utiliza el producto de AstraZeneca que se guarda a temperaturas habituales (de 2 °C a 8 °C) y, luego de abierto el vial, puede permanecer en condiciones de refrigeración hasta 48 horas, siempre que no haya estado a la temperatura ambiente por más de seis horas.

Los colegios profesionales dicen estar interesados en conocer el registro de temperaturas en cada sitio donde se han distribuido los biológicos, tanto dentro de la CCSS como fuera de ella.

Indican que su finalidad es aportar soluciones para que el proceso de inoculación sea efectivo, seguro y justo para toda la población del país.

“Esto con miras a lograr, lo más pronto posible, la tan ansiada inmunidad comunitaria”, declaró Santiago Rodríguez, presidente del Colegio de Farmacéuticos.

Por su parte, el presidente del Colegio de Médicos y Cirujanos, Mauricio Guardia Gutiérrez, destacó que el éxito en la protección de las personas va más allá de recibir la vacuna, ya que también debe asegurarse que el proceso de manipulación de las dosis sea el correcto.

La solicitud de ambos entes ocurre en momentos que se aplican 500.000 dosis de Pfizer donadas por Estados Unidos y se anuncia la llegada de 250.000 más para la noche de este jueves.

José Andrés  Céspedes

José Andrés Céspedes

Periodista en la sección Sociedad y Servicios de La Nación, graduado de la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre vivienda y trabajo.