Instituto alega que proyecto eleva riesgo de mayor consumo de droga en jóvenes

Por: Ángela Ávalos 21 marzo, 2015
En el país está prohibido vender marihuana. | ARCHIVO
En el país está prohibido vender marihuana. | ARCHIVO

Luego del apoyo de la Junta Directiva de la Caja al proyecto de ley que permitiría el uso de la marihuana con fines médicos, el IAFA advirtió de que el consumo de esa droga se podría disparar si la iniciativa es aprobada finalmente en el Congreso.

En su sesión del jueves pasado, los directores de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) respaldaron el proyecto 19.256, Ley para la Investigación, Regulación y Control de las Plantas Cannabis y Cáñamo para uso Medicinal, Alimentario e Industrial.

El aval responde a una consulta hecha a la Caja por la Comisión de Asuntos Jurídicos del Congreso, donde se tramita el citado expediente.

Según varios jefes de fracción, ese visto bueno le allana el camino a la iniciativa, impulsada por el diputado del Partido Acción Ciudadana (PAC), Marvin Atencio Delgado.

Luis Eduardo Sandí, director del Instituto sobre Alcoholismo y Farmacodependencia (IAFA), se mostró preocupado por la decisión de los directivos de la CCSS.

“Lo de la Caja es una apertura a que se discuta, pero nosotros, técnicamente y con base en la experiencia, no podríamos favorecer una iniciativa que favorezca el consumo de la marihuana en los adolescentes”, aseguró.

Para el IAFA, el país no necesita crear un instituto que regule el cultivo, la investigación y el desarrollo de productos (alimentos y medicinas) a base de marihuana, como lo propone el proyecto.

“Debe darse la discusión técnica de parte de médicos, farmacólogos y psiquiatras, que somos los que estamos viendo el aumento de las patologías por el uso del cannabis. Tampoco en el país que algún gremio diga que necesitemos, en el arsenal terapéutico, tener compuestos cannábicos”, agregó Sandí.

Según el IAFA, en naciones donde se han aprobado medidas similares, el consumo de marihuana aumentó, y esto tiene un efecto nocivo en niños y jóvenes pues la droga afecta el desarrollo neurológico de las personas.

Razones. La Nación consultó, por aparte, a dos de los directores de la Caja que participaron en la discusión del jueves.

En total, de los nueve miembros de la Junta Directiva de la Caja, siete asistieron a esa sesión. La votación final fue de seis votos a favor y uno en contra del proyecto de ley.

José Luis Loría, representante laboral, quien votó a favor, explicó que la Asamblea Legislativa envió a consulta del órgano director la iniciativa de ley.

“Como junta lo que hemos visto es que el cannabis y su uso medicinal está muy extendido en el mundo. (...). La Caja no se opone al proyecto y considera que no violenta la autonomía institucional”, aseguró Loría.

Mario Devandas, representante laboral, también votó a favor. Según dijo, la Caja incorporaría los fármacos a su cuadro de medicamentos solo después de que hayan pasado por todas las pruebas, incluida la aprobación del Ministerio de Salud.

En un comunicado de prensa, la presidenta ejecutiva de la Caja, María del Rocío Sáenz Madrigal, fue enfática en aclarar que la Junta Directiva de la institución no ha aprobado el uso del canabbis con fines medicinales.

El plan impulsado por Atencio está en proceso de elaboración de un texto sustitutivo con la incorporación de todas las observaciones que reciba el Congreso.

Posteriormente, sería dictaminado por la comisión y pasaría a debate en el plenario.