Salud

CCSS pide apoyo de emergencia a donantes de sangre por caída de reservas

Se agotan productos como plaquetas, glóbulos rojos y plasma requeridos en cirugías, tratamientos de cáncer e incluso covid-19

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) lanzó este jueves un llamado de emergencia para solicitar la donación de sangre debido a la caída de reservas de este recurso, necesario para atender cirugías, tratamientos, heridos por accidentes, enfermos de cáncer e incluso de covid-19. Un día antes, la misma petición hizo el Hospital Calderón Guardia que urge reponer existencias en su propio banco ante una caída de existencias.

“En este momento la cantidad de personas que se está presentando a donar es muy poca, confirmó este jueves el doctor Carlos Andrés Villegas Villegas, director del Banco de Sangre de la Caja, en un comunicado.

Según explicó, para abastecer las necesidades de los hospitales y clínicas requieren 120 donantes diarios y durante la mañana de este jueves se presentaron 50, por lo que hacen un llamado a la población para que colabore con las personas que requieren de este líquido vital.

En el Banco Nacional de Sangre no se requiere cita y la CCSS garantizó todas las medidas sanitarias y de aforo por la pandemia, además, reiteró que es un proceso muy seguro. Un donante, dijo la Caja, ayuda a cuatro vidas pues el contenido de cada bolsa recolectada se divide en cuatro hemocomponentes: glóbulos rojos, plaquetas, crioprecipitados y plasma, los cuales son vitales para atender las necesidades de salud de pacientes a quienes se les practican diversos procedimientos como trasplantes, curaciones, cirugías por accidente o por enfermedad.

La escasez puede complicar significativamente la atención de pacientes con diversas patologías según la CCSS. De ahí el “llamado urgente a la población para que se acerque a donar este líquido vital” pues se requiere de todos los grupos sanguíneos.

Un grupo sanguíneo es una clasificación de la sangre según rasgos específicos en la capa exterior de los glóbulos rojos y en el suero de la misma. La clasificación más común para agrupar tipos de sangre en seres humanos son los antígenos conforme el sistema AB0, por el cual se identifica sangre Tipo A, Tipo B, Tipo 0 (cero al carecer de antígenos y por ello donantes universales) y Tipo AB (sangre con antígenos tanto A como B).

Este viernes 24 de setiembre se habilitará un puesto de donación en la torre médica de Momentum Pinares en Curridabat de 8 a. m. a 11 a. m., las empresas y comercios interesados en colocar un puesto de donación en sus instalaciones puede comunicarse al 8992-2151.

El Banco Nacional de Sangre está localizado al costado sur de la iglesia católica de Zapote y atiende sin necesidad de cita, en horario regular de lunes a viernes de 6 a. m. a 4 p. m., los viernes de 6 a. m. a 3 p. m. y los sábados de 7 a. m. a 1 p. m.

En el caso del hospital Calderón Guardia, los horarios de atención son de lunes a jueves de 6.30 a. m. a 5.30 p. m., viernes de 6.30 a. m. a 4.30 p. m., y sábados de 7 a. m. a 4 p. m.

El tiempo de donación ronda los 40 minutos desde la llegada hasta la extracción de la sangre. Personas interesadas en colaborar pueden llamar al 2212-1242 o por WhatsApp al 7097-1652 para sacar su cita.

Pueden donar sangre las personas entre 18 y 65 años, con un peso mínimo de 52 kilos. Deben encontrarse en buena salud, y antes de la donación conviene hacer un desayuno ligero que no incluya lácteos ni grasas, y tomar medio litro de agua previo a la donación.

Los individuos con piercings o tatuajes con un mínimo de un año de haberlos realizado también pueden dar su sangre.

Si fue vacunado contra el covid-19 con la vacuna de Pfizer puede donar luego de 7 días después de aplicada, si fue vacunado con AstraZeneca e influenza puede donar hasta 15 días después.

Es indispensable portar la cédula de identidad nacional o de residencia y el documento debe estar vigente (no vencido) y en buen estado (con fotografía visible).

Juan Fernando Lara Salas

Juan Fernando Lara S.

Redactor en la sección Sociedad y Servicios. Periodista graduado en la Universidad de Costa Rica. Ganó el premio Redactor del año de La Nación (2012). Escribe sobre servicios públicos, infraestructura, energía y telecomunicaciones.