Ángela Ávalos. 24 junio
María del CarmenBonilla, de 92 años, fue una de las primeras en vacunarse con la enfermera Alexandra Bustamante en el Hospital Nacional de Geriatría, el pasado 10 de junio. Fotografía: Ángela Ávalos
María del CarmenBonilla, de 92 años, fue una de las primeras en vacunarse con la enfermera Alexandra Bustamante en el Hospital Nacional de Geriatría, el pasado 10 de junio. Fotografía: Ángela Ávalos

Más de 600.000 personas se han vacunado contra la influenza en las primeras dos semanas de la campaña nacional de vacunación contra el virus que causa la gripe.

Según la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), es la primera vez que se da una respuesta tan masiva en todos los 15 años que tienen de organizar campañas anuales contra la gripe.

La campaña del 2019 se inició el 10 de junio y finaliza el 22 de julio.

Leandra Abarca Gómez, coordinadora del programa de Inmunizaciones de la CCSS, informó en un comunicado de prensa de que, hasta el viernes 21 de junio, se habían vacunado 601.251 personas.

El año pasado, cuando la CCSS se propuso una meta similar en número de personas, las 600.000 se sobrepasaron en la tercera semana de vacunación.

Sin embargo, todavía los adultos mayores y las personas con alguna enfermedad cardíaca siguen entre los más rezagados, con un 28% de asistencia.

Entre los demás grupos de riesgo, como niños y diabéticos, la respuesta supera el 40%, informó la CCSS.

Esta institución, adquirió 1,3 millones de dosis de la vacuna del hemisferio sur, que es la que protege contra el virus de la influenza circulante en este momento en el país.

La inversión ronda los $6,7 millones; convirtiéndose en la vacuna a la que más recursos destina la CCSS.

En total, la Caja aporta alrededor de $13 millones en la compra de las dosis que componen el esquema nacional de vacunación.

Estas campañas, reiteró la CCSS, buscan reducir la incidencia de complicaciones respiratorias asociadas a ese virus entre quienes tienen un factor de riesgo; principalmente adultos mayores, niños entre seis meses y seis años, embarazadas, diabéticos, cardiópatas y obesos.

Actualmente, Costa Rica enfrenta un pico de enfermedades respiratorias, en el cual el virus influenza se presentó varias semanas antes de lo esperado.

Hace 15 días, fallecieron dos menores de edad por esta causa en el Hospital Nacional de Niños, lo cual hizo que el Ministerio de Salud emitiera una alerta respiratoria.

El 14 de junio, un bebé prematuro con 33 semanas de gestación enfermó de gripe contagiado por su madre y tuvo que permanecer varios días en la Unidad de Cuidado Intensivo Neonatal del Hospital San Juan de Dios.

Este niño, salió este lunes del hospital hacia su casa, en buenas condiciones para continuar su seguimiento en la consulta externa, informó Roberto Araya, jefe del servicio de Neonatología del San Juan.

También circulan otros virus, como el respiratorio sincitial, llamado “el virus asesino” por su potencial de causar la muerte, sobre todo a menores de dos años.

FUENTE: CCSS. DISEÑO/LA NACIÓN.