Ángela Ávalos. 31 julio

Las cabezas femorales sobrantes en las operaciones de Ortopedia serán donadas por cuatro hospitales públicos al Hospital del Trauma del Instituto Nacional de Seguros (INS) para usarlas en víctimas de accidentes que necesiten trasplante de hueso.

Los hospitales que suministrarán ese material óseo son el Rafael Ángel Calderón Guardia, México, San Juan de Dios y San Rafael de Alajuela. A esa lista se pueden sumar otros centros médicos públicos con el permiso del Ministerio de Salud.

Esa donación es posible luego de que la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) y el INS firmaran una carta de entendimiento conforme lo exige la Ley de Donación y Trasplantes de Órganos y Tejidos.

De acuerdo con esa ley, en todos los casos de donación es obligatorio firmar un documento de consentimiento informado por parte del paciente, en el cual se autoriza el uso del tejido con fines de tratamiento a quienes requieran un trasplante.

La carta de entendimiento obliga, a su vez, al INS a proveer un 20% de la cantidad total de la matriz ósea proveniente de tejidos a aquel hospital que facilitó las cabezas femorales.

El Instituto tiene un banco de tejidos capaz de procesar huesos y cubrir la demanda del Hospital del Trauma y de centros de la red de la Caja.

Según los últimos registros de la Secretaría Ejecutiva Técnica de Donación y Trasplante de Órganos y Tejidos, en el Ministerio de Salud, 33 familias accedieron a donar los órganos de sus parientes fallecidos en el 2017; diez más que el año anterior.
Según los últimos registros de la Secretaría Ejecutiva Técnica de Donación y Trasplante de Órganos y Tejidos, en el Ministerio de Salud, 33 familias accedieron a donar los órganos de sus parientes fallecidos en el 2017; diez más que el año anterior.

Desde el 2010, también la Caja tiene el Banco de Tejidos y Terapia celular. Está ubicado en el Hospital de Niños. Ahí se preservan hueso, tendones, piel y válvulas cardíacas.

Fernando Llorca Castro, presidente ejecutivo de la CCSS, confirmó el interés que dicho convenio supone para ambas instituciones. “Permite aunar esfuerzos para contar con tejido procesado suficiente para su posterior uso en el tratamiento de afecciones”, dijo.

Por su parte, Marvin Agüero Chinchilla, coordinador técnico del Programa Institucional de Donación y Trasplantes de la CCSS, informó de que ha aumentado el uso de los llamados aloinjertos o tejidos de un ser humano para colocar en otra persona. Estos procedimientos son comunes en operaciones de Ortopedia y Cirugía Reconstructiva.

“Es una opción viable para el tratamiento de muchos problemas médicos ocasionados por pérdida de tejidos debido a la extracción de un tumor, pérdida de un hueso por un accidente o cuando una prótesis se desgasta”, informó Agüero.