Ángela Ávalos. 28 enero, 2017
El auxiliar de Farmacia José Daniel López atiende a Víctor Núñez González, de 70 años, a Sonia Espinoza Varela y a su hija Fiorella GarcÍa. Todos son vecinos de Barva, en Heredia. Este Ebáis es administrado por Coopesiba y solo tiene instalado el módulo de Farmacia del EDUS.
El auxiliar de Farmacia José Daniel López atiende a Víctor Núñez González, de 70 años, a Sonia Espinoza Varela y a su hija Fiorella GarcÍa. Todos son vecinos de Barva, en Heredia. Este Ebáis es administrado por Coopesiba y solo tiene instalado el módulo de Farmacia del EDUS.

Si Manuel Amador, de Curridabat, en San José, va a un Ebáis de Chacarita, en Puntarenas, el médico puede consultar su historial de enfermedades, su uso de medicamentos o los exámenes de laboratorio y radiología que le han hecho.

No correrá la misma suerte un vecino de San Roque de Barva, en Heredia, porque el Ebáis de su comunidad aún no está conectado al expediente digital que desarrolla la Caja.

Tampoco tendrán la misma oportunidad de Amador los 43.500 vecinos de San Sebastián y Paso Ancho, y los 35.000 de San Francisco de Dos Ríos. Al menos, no por ahora.

En esas comunidades, como ocurre en San Roque, los Equipos Básicos de Atención Integral en Salud (Ebáis) todavía no están conectados al sistema único de información de otras unidades que integran el primer nivel de atención en salud de la Caja.

"El EDUS es más que un registro o expediente; significa la automatización de un sistema nacional de salud que tiene múltiples funcionalidades".  María del Rocío Sáenz, presidenta de CCSS

El escenario ideal que dibuja la institución, desde hace al menos dos décadas, es contar con un expediente digital que pueda ser visto en cualquier centro de salud. En este caso, en los 1.039 Ebáis que hay en el país.

La expectativa de la institución es que esto suceda, a más tardar, en junio de este año, cuando migre toda la información clínica de estos pacientes al Expediente Digital Único en Salud (EDUS), informó Manuel Rodríguez Arce, director de ese proyecto.

Sin embargo, la información que tiene, por ejemplo, el presidente del Consejo de Administración de Coopesiba, Harold Borbón Alpízar, es que esa posibilidad podría darse hasta el próximo año. Coopesiba es la cooperativa que administra 16 Ebáis de Barva y San Pablo, en Heredia.

Aunque la Caja aseguró en diciembre que el 100% de los 1.039 Ebáis ya estaban conectados al expediente digital, 124 administrados por terceros todavía están en proceso de migrar a un sistema único de datos la información clínica de alrededor de 250.000 asegurados. Es el caso de los administrados por las cooperativas.

Expediente digital en Ebáis
Expediente digital en Ebáis

Se exceptúan los que están a cargo de la Universidad de Iberoamérica (Unibe), entidad que desde junio de 2014 empezó a instalar la totalidad del EDUS en las áreas de Salud de Curridabat, Montes de Oca, así como San Juan, San Diego y Concepción de La Unión, según informó Róger Campos Castro, coordinador de Tecnologías de Información y Comunicación de Ebáis Unibe.

Las cooperativas que tienen a cargo Ebáis, además de Coopesiba, son Coopesaín, Coopesana, Asemeco y Coopesalud.

"En el caso nuestro, apenas se está coordinando la parte de la migración de datos. En este momento, no tenemos ningún módulo del EDUS funcionando. Lo que tenemos es nuestro propio sistema, que está totalmente consolidado y enlazado, funcionando armónicamente desde hace varios años.

"Lo que solicitamos es que cuando se haga el cambio el sistema de la CCSS muestre el mismo nivel porque no queremos afectar a nuestros asegurados", dijo Eddy Salas Chaves, médico especialista en Medicina Familiar responsable del proceso de migración al EDUS en Coopesaín, cooperativa que atiende a unos 56.000 habitantes de los distritos de Llorente y San Juan, en Tibás, y San Miguel de Santo Domingo, en Heredia.

José Pablo Ross Araya, gerente de Coopesana, que fue la primera cooperativa de salud en disponer de un expediente digital para su área de adscripción (Santa Ana, Escazú y San Francisco de Dos Ríos), considera este proceso inevitable.

"El EDUS es para que la información esté en todo el país. Esto no se puede parar. En el caso nuestro, aún estamos en detalles técnicos. Ya le dimos a la CCSS la base de datos de todos nuestros pacientes", mencionó Ross en referencia a los datos clínicos de unas 167.000 personas.

Andrés Sandoval Irola, director médico del Área de Salud de San Sebastián-Paso Ancho, una de las que están a cargo de Asemeco, describió el sistema propuesto por la CCSS como "transparente".

"El proceso (de migración de datos) lo hemos llevado con calma para que todo funcione. No tenemos miedo al cambio, lo único que queremos es que se haga sin afectar a nuestros usuarios", dijo. En total, esa Asociación administra los servicios primarios de atención de alrededor de 83.000 asegurados de la Caja.

Intentos

El EDUS, de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), dio su primer paso hacia la integración de un sistema mayor en diciembre del año pasado pues desde el 2012 viene trabajando en ese proceso tras dos décadas de proyectos infructuosos.

Ese sistema está integrado por varios módulos:

- El Sistema de Identificación, Agendas y Citas (SIAC).

- El Sistema Integrado de Ficha Familiar (SIFF).

- El Sistema Integrado de Expediente de Salud (SIES).

El espíritu del proyecto es que la instalación de una gran base de datos que integre la información de los pacientes y datos de gestión de todos los servicios, permita un mayor control y administración de los recursos financieros, humanos y materiales disponibles en los centros de salud de la Caja.

De acuerdo con datos de la Caja, se han identificado 4,9 millones de personas con el SIAC desde el 2012, y se han dado alrededor de 15 millones de citas, 500.000 de las cuales se tramitaron por web.

La expectativa que ha divulgado la institución es que, paulatinamente y a lo largo de este y el próximo año, se vaya integrando la información del primer nivel de atención (conformado por 1.039 Ebáis y 105 Áreas de Salud), con la del segundo y tercer nivel.

Este proyecto se conoce como Expediente Digital Hospitalario (EDUS-Arca).

Estos otros dos niveles están conformados por un total de 29 hospitales, entre regionales (Heredia y Alajuela, por ejemplo), periféricos (Upala y Golfito), y los nacionales (San Juan de Dios, Calderón Guardia y México) y especializados (Nacional de Niños, Geriátrico y Psiquiátrico, entre otros).

Cuando se logre completar el expediente en el segundo y tercer nivel de atención, el país contaría con un sistema único de información en salud como al que aspirara cualquier país en pleno siglo XXI.

La presidenta ejecutiva de la institución, María del Rocío Sáenz Madrigal, aseguró en diciembre que el país podía celebrar la "gran noticia de contar con un expediente digital integrado en salud".

"La institución está avanzando decididamente en la digitalización del segundo y tercer nivel cuya meta es tener el 100% de los hospitales en diciembre de 2018", dijo Sáenz.

Posteriormente, y ante consulta de este diario, Manuel Rodríguez aclaró la situación y confirmó que aún hay Ebáis cuya información está todavía migrando al sistema único de la Caja.

Para la Caja, sin embargo, también se podría interpretar que todos los 1.039 Ebáis tienen expediente digital. La diferencia, dijo Rodríguez, es que en unos de esos Ebáis el expediente no está enlazado al resto del país.

"Desde nuestro punto de vista, esas unidades desde mucho antes del 2000 tenían su expediente digital. La interpretación que nosotros damos en ese sentido es que todos los Ebáis de la Caja tienen expediente digital, todos tienen sistema de agendas y citas y sistema de ficha familiar", mencionó Rodríguez. (Ver entrevista aparte)

Impacto

Por ahora, Manuel Amador reconoce que en el Ebáis de Curridabat ha traído muchas ventajas tener expediente electrónico.

En su caso, todo se ha facilitado: sacar citas, ver al médico y hasta la fila en la farmacia es menor en tiempo y en cantidad de personas, según dijo.

Para usuarios del sistema, como médicos, enfermeras y farmacéuticos, los módulos que hasta ahora están en funcionamiento han venido a fortalecer y a mejorar los controles.

La regente farmacéutica del Área de Salud de Barva, Karla Corrales Cerdas, asegura que hay un control del inventario más riguroso y se le puede dar garantía a los asegurados de que el dinero invertido en medicamentos se usa con ese fin.

Esta Área de Salud ya tiene conexión directa y en tiempo real con el Hospital San Vicente de Paúl para el envío de información digital en exámenes como radiografías y pruebas de laboratorio.

Una situación similar se está empezando a dar entre Ebáis y los hospitales de la provincia de Limón, que es una de las regiones de la CCSS donde más se ha avanzado en este tema, aseguró Manuel Rodríguez.