Salud

CCSS separa a funcionario sospechoso de hurtar medicamento usado en tratamientos estéticos

Entidad interpuso denuncia penal contra trabajador descubierto en cámaras de seguridad hurtando ampolletas de toxina con la cual se fabrica el fármaco Botox

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) separó a un funcionario por ser sospechoso de la sustracción de unidades del medicamento llamado toxina botulínica.

La gerencia de Logística de la CCSS confirmó que detectaron el faltante al revisar el inventario, y lo ratificaron al observar su presencia en el circuito cerrado de cámaras de seguridad.

Con base en las pruebas, la institución presentó la denuncia penal contra el hombre.

La toxina botulínica es una neurotoxina hecha a base de una bacteria llamada Clostridium botulinum.

La toxina produce parálisis muscular por lo cual el medicamento en cuestión se usa a nivel clínico para tratar males neurológicos ligados a hiperactividad muscular como blefarospasmo (contracción involuntaria de los músculos de los parpados), estrabismo, espasticidad (contracción muscular severa) e hiperhidrosis (sudoración excesiva).

Sin embargo, también es muy popular para tratamientos estéticos.

A nivel cosmético, la marca comercial más conocida de esta toxina botulínica es Botox y la fabrica la empresa estadounidense Allergan Inc. para arreglos estéticos faciales.

El ingeniero Luis Fernando Porras, gerente de Logística, informó que hace algunos días se detectó un faltante de 97 ampollas inyectables de toxina botulínica por lo que se activaron los protocolos internos de verificación física y digital.

Esa indagación condujo a la separación temporal de un funcionario presuntamente implicado en el hurto de este producto debido a funciones relacionadas con su cargo sobre las cuales la CCSS no ofreció detalles.

El ingeniero Porras indicó que se procedió con la denuncia penal ante el Ministerio Público y se abrió un proceso interno de investigación y eventualmente disciplinario de comprobarse la responsabilidad de los hechos.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.