Salud

¢4.200 millones para crear 1.000 plazas temporales: última medida de la CCSS contra ‘hackeo’

Presidente ejecutivo de la CCSS afirma que cargos fueron aprobados para periodos de tres o cuatro meses

Más de 1.000 contrataciones temporales fue la última medida anunciada por la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) para atender las consecuencias del ataque cibernético ocurrido el 31 de mayo, el cual afectó las plataformas digitales de servicios, asignación de citas por medio de dispositivos electrónicos, pago en línea de obligaciones, consulta de expedientes de asegurados y hasta la entrega de medicamentos.

Pese al tiempo transcurrido, aún las autoridades de la institución no se atreven a dar una fecha para el restablecimiento de todos los sistemas, como lo reconoció el presidente de la institución, Álvaro Ramos.

Según el jerarca, se abrirán 1.013 plazas temporales para atender los problemas relacionados con el hackeo. Estas tendrán un costo de ¢4.200 millones, de acuerdo con la Dirección de Presupuesto de la institución.

Ramos subrayó que los puestos fueron aprobados por periodos de tres a cuatro meses para tareas específicas. “Es un mecanismo temporal, tiene una acotación de tiempo, algunas no pueden ser brindadas por más de tres meses y otras no por más de cuatro meses, lo más que se autorizó fueron cuatro meses”.

Datos entregados por la Gerencia Financiera de la CCSS señalan que de las plazas temporales 960 le corresponden a la Gerencia Médica, 22 a la Gerencia de Logística y 31 a la Dirección de Tecnologías de Informaciones y Comunicaciones.

“Creo que es público y notorio que hemos ido restableciendo sistemas conforme nos hemos sentido preparados para restablecerlos. Sí debo comentar que seguimos sufriendo ataques, es decir, los podemos contener y, hasta ahora, los hemos contenido, pero el ataque no cesa, es continuo. Constantemente recibimos intentos de volver a entrar a la red, eso hace que seamos muy cautos conforme a levantar (sistemas)”, comentó Ramos.

Aun así, Ramos aseguró que están muy avanzados, pues ya se adjudicaron los contratos a las empresas que les ayudan a levantar los sistemas en plazos que no son tan largos. Luego de concluir con esa labor hay que medir el entorno.

Según dijo, prefiere no dar fecha porque de no cumplirse el compromiso crearía una “gran decepción”.

“Desde el principio les dijimos: ‘después de un ataque de esta naturaleza toma hasta tres meses poder levantar’ (...) Al menos algunos de los sistemas ya se han podido levantar”, concluyó el presidente ejecutivo.

Una de las principales consecuencias del ataque es la inhabilitación del Expediente Digital Único en Salud (EDUS), que guarda los datos clínicos de los asegurados.

La CCSS separó al subgerente de la Dirección, Roberto Blanco Topping, y de la jefa del Área de Seguridad y Calidad, Mayra Ulate como medida cautelar mientras determina responsabilidades relacionadas con el hackeo.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.