Sofía Chinchilla C.. 26 septiembre
En mayo, a Minor Salas se le quitó el curso de Derecho Penal que impartía en la Facultad de Derecho de la UCR, como medida cautelar luego de que trascendieran las denuncias en su contra. Fotografía de Mónica Bolaños, tomada de la página web de la UCR.
En mayo, a Minor Salas se le quitó el curso de Derecho Penal que impartía en la Facultad de Derecho de la UCR, como medida cautelar luego de que trascendieran las denuncias en su contra. Fotografía de Mónica Bolaños, tomada de la página web de la UCR.

Minor Salas, catedrático investigado por presunto hostigamiento sexual contra alumnas de Derecho de la Universidad de Costa Rica (UCR), retomará su labor docente pero de manera virtual, con lo que no tendrá contacto con los estudiantes.

En mayo, la UCR le quitó a Salas el curso de Derecho Penal que impartía en esa casa de enseñanza, como medida cautelar mientras atendía denuncias de acoso sexual en su contra. De esa manera, solo lo mantuvo en su labor de investigación.

La universidad tomó la decisión luego de que el semanario Universidad diera a conocer que, aparte de haber sido suspendido ocho días en el 2015 por hostigar a una estudiante de 20 años, existían nueve relatos adicionales de estudiantes que aseguraban haber sufrido acoso sexual e insultos.

No obstante, este jueves, el decanato de Derecho confirmó que modificó el plan de trabajo de Salas y le asignó lecciones compartidas en el curso de Derecho Penal IV que imparte otro profesor llamado Ricardo Salas.

En un comunicado, Alfredo Chirino, el decano de la Facultad de Derecho, afirmó que no tuvo más remedio que tomar dicha decisión.

Según Chirino, la vicerrectoría de Docencia no autorizó la excepción del ejercicio de la docencia directa a Salas pues, según la normativa universitaria, todos los profesores deben tener asignado al menos un curso.

Chirino afirmó que, contra dicha resolución, se presentó un recurso de revocatoria que también fue rechazado.

“La posición de esta decanatura se mantiene en la línea de que no debería asignársele docencia directa al profesor Salas Solís, sin embargo, en virtud del principio de legalidad, debe acatar lo establecido en nuestros estatutos y reglamentos, y por lo decidido por instancias jerárquicas superiores”, afirmó Chirino.

Según el decano, “con el fin de causar la menor afectación posible a los y las estudiantes que ya se encuentran matriculados", su propuesta es que el catedrático solo tenga contacto con los estudiantes de manera virtual.

Chirino afirmó que Salas grabará conferencias magistrales que se transmitirán en la plataforma de mediación virtual que utiliza la UCR, para que los alumnos matriculados en el curso las vean.

El decano aseguró que la incorporación de Minor Salas al curso no implicará un cambio en los contenidos del programa que siguen los estudiantes. Asimismo, garantizó que el docente encargado seguirá siendo Ricardo Salas.

En mayo, el semanario Universidad dio a conocer que, en el 2015, Minor Salas fue sancionado con una suspensión de ocho días por escribirle a una estudiante de 20 años, en un mensaje de Facebook, “quiero verte en calzones” y por solicitarle fotografías en ropa interior, entre otras manifestaciones.

La misma publicación consignó otros nueve relatos de estudiantes, exestudiantes y egresadas de la UCR, quienes aseguran haber sufrido acoso sexual e insultos por parte de Salas, en los últimos años.

Ellas también dicen que escuchaban al catedrático expresarse con un vocabulario obsceno, en el cumplimiento de sus funciones. Salas labora tiempo completo para la UCR (medio como docente y otro medio tiempo como investigador universitario).

Ante consultas enviadas por La Nación, en un correo electrónico, Chirino afirmó que la institución mantiene abiertas investigaciones relacionadas con el docente.