Josué Bravo. 27 marzo
La ministra de Hacienda, Rocío Aguilar, busca convencer a los diputados para que le aprueben al gobierno el proyecto de eurobonos. Foto: Rafael Murillo
La ministra de Hacienda, Rocío Aguilar, busca convencer a los diputados para que le aprueben al gobierno el proyecto de eurobonos. Foto: Rafael Murillo

El gobierno, a través del Ministerio de Hacienda, intensificó las negociaciones con los partidos políticos en la Asamblea Legislativa con la intención de que le aprueben el proyecto de eurobonos para colocar $6.000 millones en el exterior.

El dinero sería colocado en un periodo de seis años ($1.500 millones en cada uno de los dos primeros años y $3.000 millones distribuidos en los siguientes cuatro).

El economista Alberto Franco; el exministro de Hacienda, Fernando Herrero; y el viceministro de Hacienda, Nogui Acosta; explican el tema contestando las siguientes preguntas:

¿Qué son los eurobonos?

Son un tipo de deuda pública que el Gobierno coloca en el exterior a través del Ministerio de Hacienda. Es decir, el país busca financiamiento afuera por un monto determinado, a cambio de pagar intereses generalmente más bajos que los que cobran los inversionistas a nivel local.

¿Por qué tienen ese nombre?

Su nombre se debe a que se empezaron a emitir en el mercado europeo. También, se les llama bonos de deuda o títulos de deuda.

¿Dónde se colocan y en qué moneda?

Ahora se pueden colocar en diferentes mercados como Europa, Estados Unidos (Nueva York) y Asia. Cada mercado define sus reglas. La moneda extranjera es variable, como dólares, euros o yenes japoneses. Eso sí, los eurobonos solo se colocan en el exterior. Una deuda obtenida a nivel local cambia de nombre.

Si los $6.000 millones que desea vender Costa Rica los coloca en Europa, su regulación la define ese mercado. El país los podría inscribir en Londres o Luxemburgo, por ejemplo, para que luego salgan al mercado.

¿Para qué sirven?

Los gobiernos tienen varias vías para financiar su gasto: impuestos, endeudamiento o cooperación.

Con los eurobonos, el fin principal es financiarse para pagar deuda obtenida en años anteriores a nivel interno, la cual a su vez fue adquirida para pagar el gasto público. La ventaja es que las tasas de interés para este tipo de deuda en el extranjero son más favorables que las locales y el endeudamiento se paga a mayor plazo porque el mercado internacional es amplio, competitivo y flexible, según Franco.

¿Qué busca el gobierno?

Busca un leve respiro en sus finanzas con el pago de menos intereses por la deuda.

Pero, según el gobierno, lo más importante es que el proyecto quitará presión sobre la economía nacional, la cual está en riesgo de sufrir un aumento en las tasas de interés para créditos. Sin eurobonos, las tasas locales podría aumentar en 2,35 puntos porcentuales, advirtió la banca estatal, lo cual provocaría que 8.500 créditos existentes entraran en mora, al tiempo que habría menor apertura a nuevos préstamos y hasta presión sobre el tipo de cambio del dolar.

¿Por qué habrá menos presión en el mercado interno si el Gobierno sale a colocar dinero afuera?

Porque el gobierno es el competidor más fiable del mercado nacional y el mayor comprador de deuda. Al acaparar deuda local, le resta posibilidad al sector privado, grande o pequeño, de obtener créditos para inversión que dinamizan la economía y generen empleo.

"Con la emisión de Eurobonos, el Ministerio de Hacienda ha indicado que buscaría refinanciar deudas, en dólares que han sido emitidas en el mercado financiero nacional a altas tasas de interés”. Alberto Franco, economista

¿Qué deuda se va a refinanciar?

En específico, el gobierno no la ha definido. Hay deuda interna en dólares que podría pagarse y otros títulos de deuda que se vencen en 2020, por ejemplo.

¿Cuáles son las tasas promedio de cada tipo de deuda?

Según Nogui Acosta y Alberto Franco, el mercado interno costarricense cobra en promedio una tasa del 9% anual a un plazo de de 5 años o menos, mientras que, en el mercado internacional, se puede colocar deuda a una tasa del 7% anual por un plazo de hasta 26 años.

Franco citó datos de Bloomberg, según los cuales, al 21 de marzo, las tasas de rendimiento de los bonos en dólares costarricenses eran los siguientes:

  • Con vencimiento el 8 de Enero de 2020: 5,28%
  • Con vencimiento el 4 de Abril del 2025: 5,25%
  • Con vencimiento el 30 de Abril del 2043: 6,62%
  • Con vencimiento el 12 de Marzo del 2045: 7,22%

¿Cuánto se ahorraría el país?

Franco citó el siguiente ejemplo: si el gobierno logra colocar los primeros $1.500 millones, significa que se puede ahorrar $30 millones solo el primer año. ¿Cómo? Ese dinero colocado a una tasa del 9% implicaría pagar $135 millones en intereses solo en un año. Si el interés lo paga afuera al 7%, el costo sería de $105 millones solo el primer año. En cinco años, el ahorro sería de $150 millones. No obstante, esta última cifra solo corresponde a intereses y no incluye el gasto de la comisión que el país pagará al intermediario.

“Su utilidad principal es que nos da acceso a un mercado más amplio, y se presiona entonces menos el mercado local”. Fernando Herrero, exministro de Hacienda

Ese dinero ahorrado el gobierno lo puede reutilizar o dejar de gastarlo, pero, según el Ejecutivo, lo importante es restarle presión a la economía local yendo a buscar recursos al mercado foráneo.

¿Cómo se pagan los eurobonos?

Se pagan intereses semestrales normalmente y el monto principal al vencimiento (del crédito), según Acosta. El dinero sale de la tesorería nacional, del impuesto de los costarricense. Tanto para gastarse como para pagarlos, deben presupuestarse.

Además de pagar interés, ¿qué otros cargos debe asumir el gobierno?

Los eurobonos no pagan impuesto, pero sí, al obtenerse, el gobierno da una comisión al banco intermediario que los vende, la cual se establece durante la licitación.

¿Por qué su venta tiene que ser autorizada por los diputados?

La Constitución Política, en su articulo 121, inciso 15, atribuye a la Asamblea Legislativa autorizar o no los endeudamientos del país en el exterior. Para ser aprobados, se requieren de 38 votos.

¿Cómo es el proceso de venta?

Hacienda invita a 10 bancos extranjeros de forma directa, se anuncia el concurso de licitación en un medio de circulación internacional, que usualmente es Bloomberg, y finalmente, también se publica la licitación en la pagina de Hacienda.

¿Qué instituciones compran los eurobonos?

Instituciones e inversionistas internacionales, incluyendo bancos, aseguradoras, fondos de inversiones o de pensiones, empresas multinacionales e inversionistas individuales extranjeros, quienes representan buena parte del mercado para estos títulos.

¿Quienes son los intermediarios?

Pueden ser bancos grandes o de inversión para rentabilizar su cartera. Algunos son Goldman Sachs, JP Morgan, Deutsche Bank y Swiss Bank. Los intermediarios también pueden comprar eurobonos y volverlos a vender.

¿Qué criterios define el país para contratar un banco intermediario?

Según Herrero, son estos: experiencia en este tipo de negocios, la posibilidad de que el mismo banco compre los bonos y después lo revendan, pero también pueden intermediar. También, dependerá del mercado, del interés que tengan estos bancos y, sobre todo, de la comisión que cobren.

¿Qué garantías da el país al comprador ?

Según Herrero y Franco, no hay garantías explícitas. No obstante, el inversionista o sus asesores estudian la estabilidad económica del país, sus ingresos fiscales, sus perspectivas de riesgo y las opciones propias que tiene, entre otros indicadores. También, se toman en cuenta las condiciones favorables o no de la economía global. Escogen lo que consideran mejor para ellos.

"La razón por la que vamos al mercado internacional es porque el local es muy pequeño y yo ya estoy presionando las tasas de interés de tal manera que no voy a generar crecimiento”. Nogui Acosta, viceministro de Hacienda

Si el país incumple con los pagos, sufriría serios efectos como el cierre de acceso a los mercados internacionales y crisis económica interna.

En otras ocasiones el país logró vender eurobonos?

Sí. primero ocurrió durante el gobierno de Miguel Ángel Rodríguez en 1999 y luego durante la administración de Laura Chinchilla en 2012. Cada uno de esos gobiernos logró autorización para colocar $4.000 millones en varios años.

(Video) Ministra de Hacienda, Rocío Aguilar, se refiere a los eurobonos

Exministro de Hacienda: ‘Es un gobierno muy caro’

¿Por qué el gobierno debe financiarse con deuda?

Porque gasta más de lo que ingresa. Y lo que gasta sin tener presupuesto debe financiarlo con cooperación o deuda. El faltante financiero del Gobierno terminó, el 2018, en un 6% de la producción, es decir, unos ¢2 billones. Parte del problema es que se pide prestado para pagar gastos corrientes (como salarios y pensiones).

El dinero requerido para pagar los intereses y las amortizaciones de los bonos de deuda soberana crecerá este año en un 50%, al pasar de casi ¢3 billones a ¢4,55 billones.

Según Herrero, “es un gobierno muy caro, con altos costos, a pesar de que no es muy grande en términos internacionales”.

Algunas de las obligaciones de gasto del gobierno están determinadas por la ley, añade Franco. Eso aumentó el gasto. “La suma de esas obligaciones, lamentablemente, no guarda relación con la capacidad de generación de ingresos sanos que tiene el Ministerio de Hacienda”, explica Franco.

No obstante, la reforma fiscal aprobada en 2018 procura aumentar la recaudación de impuestos, eliminó algunos destinos específicos, regula pluses salariales. El gobierno enviará esta semana una reforma al empleo público con la finalidad de hacer al Estado más eficiente.

“Lo que sigue es la consolidación del Estado como tal, la refundición, pero eso no parte de un entorno de crisis, sino debería de partir de un entorno en donde yo tenga que tomar una decisión informadas y claras con respecto al tipo de Estado que yo quiero, para brindar el servicio que la sociedad me demanda”, explicó Acosta.

“Por definición, nosotros estamos gastando más de lo que tenemos, pero todos gastamos más de lo que tenemos cuando hacemos inversiones productivas. El problema del país es que decidió que el gasto corriente se iba a financiar con endeudamiento”, añade el viceministro.

Y ¿si dejamos de gastar un poco para no endeudarnos más?

Acosta explicó lo siguiente: “Aquí lo que habría que preguntarle a esas personas es qué es lo que dejo de pagar, dejo de invertir en educación o dejo de darle a los grupos que necesitan asistencia social o no sé, la pregunta es un poco complicada desde el punto de vista cuál es la visión que tenemos. Nosotros creemos que el proceso de consolidación de las finanzas públicas parte de un principio de no cortar el gasto del gobierno sino ir desacelerandolo a lo largo del tiempo”.

¿Por qué cuando se habla de recortar se habla de inversión social?

Acosta también dijo: “El estado en términos generales produce muy pocas cosas, nosotros damos servicio, entonces financiamos la seguridad jurídica que da el poder judicial, nosotros damos educación a los grupos que no pueden pagarla, nosotros construimos carreteras, puentes, aeropuertos, todo lo que de alguna manera promueve crecimiento económico. Habría que escoger que es lo que dejo de hacer. Los cambios estructurales pasan por la Asamblea Legislativa”.