Política

Programa ambiental de Costa Rica nominado por príncipe William encara golpe por crisis fiscal

Plan de Pago por Servicios Ambientales sufrió recorte del 33% este año; Hacienda redirigió fondos a atender la deuda pública u ‘otras prioridades’ del país

El programa de Pago por Servicios Ambientales (PSA) de Costa Rica, una de las 15 iniciativas conservacionistas nominadas por el príncipe William de Inglaterra y The Royal Foundation, para el premio EarthShot por la protección a la naturaleza, afronta hoy las consecuencias de la crisis fiscal.

La iniciativa conservacionista, que impulsó la recuperación de la cobertura forestal de un 47% a un 59% del territorio nacional en este siglo —según las mediciones del Banco Mundial—, sufrió un importante recorte de recursos para este año.

Para el 2021, el Gobierno solo destinó ¢10.900 millones para pagar a propietarios de terrenos boscosos para que los conserven, un 33% menos de lo presupuestado en el 2020.

Adicionalmente, el financiamiento del programa se mantuvo estancado en aproximadamente ¢16.000 millones anuales entre el 2017 y el 2020. En ese periodo, según el Informe del Estado de la Nación, Hacienda dejó de transferir ¢8.585 millones recaudados para inversión en bosques, a través del impuesto único a los combustibles.

Ante estos recortes financieros, se reduce la posibilidad de ampliar la cobertura de terrenos forestales nacionales protegidos con el subsidio estatal, según reconoció el Fondo Nacional de Financiamiento Forestal (Fonafifo).

El director del programa ambiental, Gilmer Navarrete, declaró a La Nación en agosto pasado que el recorte de recursos obedece a una decisión del Ministerio de Hacienda y de los diputados de la Asamblea Legislativa, aunque añadió que entiende que el país atraviesa una compleja situación fiscal.

“La reducción de los fondos, a nuestro entender, ha sido producto de las decisiones del Ministerio de Hacienda, que no ha trasladado el 100% de los recursos, según lo establece la ley. Y para el año 2021, fue decisión de la Asamblea Legislativa el recorte del presupuesto para las entidades del Gobierno Central”, afirmó Navarrete.

El Programa Estado de la Nación consideró que el programa conservacionista es uno de los principales impulsores de la recuperación forestal costarricense. En ese proceso, añadió, convergieron otros procesos como la reconversión de la actividad ganadera en el país.

Debido a su éxito en la conservación del medio ambiente, este año Costa Rica obtuvo fondos no reembolsables por $100 millones para la protección de la naturaleza, a través del Fondo Verde del Clima de Naciones Unidas y del Fondo del Carbono.

El EarthShot Prize, considerado el reconocimiento ambiental más destacado de la historia, otorgará £1 millón ($1,3 millones) a cinco iniciativas seleccionados en una ceremonia inaugural prevista para el 17 de octubre en Londres. Será televisada a través de la cadena British Broadcasting Corporation (BBC) y el canal Discovery a nivel mundial.

La ministra de Ambiente, Andrea Meza, añadió semanas atrás que la regla fiscal dificultará el financiamiento del programa en próximos años, pues ahora el crecimiento de los presupuestos está limitados por esa norma. No obstante, aseguró que aboga por proteger el financiamiento público del programa, así como por recursos de organismos internacionales para sostenerlo en medio de la crisis.

“Es una coyuntura compleja. En el marco de la regla fiscal estamos tratando de priorizar y decirles ‘vean, esto es muy importante, por favor mantenerlo’. Esta conversación también las llevamos a los diputados porque a veces presentamos presupuestos y son los mismos diputados que se ponen a hacer recortes creativos que después vienen estos impactos”, dijo.

Juan Diego Córdoba González

Juan Diego Córdoba González

Bachiller en Periodismo de la Universidad Latina de Costa Rica. Estudiante de la Maestría en Comunicación y Mercadeo. Periodista de la mesa de Sociedad y Servicios de La Nación.