Esteban Oviedo. 20 mayo
Javier Chaves, presidente de Aldesa Corporación de Inversiones. Fotografía: Jose Díaz/Agencia Ojo por Ojo.
Javier Chaves, presidente de Aldesa Corporación de Inversiones. Fotografía: Jose Díaz/Agencia Ojo por Ojo.

Javier Chaves, presidente de Aldesa Corporación de Inversiones, afirmó que se mantendrá en Costa Rica para hacerles frente a los problemas de la compañía aun cuando su esposa Edna Camacho, actual ministra de coordinación económica, se trasladará a Washington el 1.° de julio para asumir el cargo de representante de Costa Rica ante el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

El empresario sostiene que la idea de trasladarse a Estados Unidos es “impensable” y que su esposa entiende que él debe afrontar sus obligaciones aquí.

En marzo, la desarrolladora Aldesa Corporación de Inversiones anunció que sufría problemas de liquidez, por lo que solicitó al Juzgado Concursal de San José una suspensión de pagos, hasta por tres años y a menores tasas de interés, a un grupo de más de 500 clientes del negocio de proyectos inmobiliarios de naturaleza privada por inversiones de $200 millones.

La compañía asegura que, en ese plazo, podrá finalizar ocho proyectos inmobiliarios que generarán suficiente efectivo para que los inversionistas recuperen el 100% de sus principales.

-¿Cuál es la situación judicial de la solicitud de Aldesa Corporación de Inversiones para suspender pagos por tres años y a menores tasas de interés?

Nosotros presentamos una solicitud de administración por intervención judicial, a la que el juzgado le hace dos revisiones. En revisión de forma, la ley dice que se le debe informar a todos los acreedores mediante correo físico. Nosotros presentamos certificación de Correos de Costa Rica de haber enviado la notificación, pero la jueza dijo que había que demostrar el acuse de recibo, sin embargo eso no es lo que dice la ley. Presentamos recurso de revocatoria con la solicitud de que, si no se aceptaba, lo evelara ante el Tribunal de Apelación y ahí estamos; debemos esperar su resolución. Una vez aprobada la apelación, el juez deberá nombrar un perito que valore si el plan de negocios que presentamos es viable.

-Entiendo que la otra objeción fue la ausencia de estados financieros de varias compañías.

Eso sí se subsanó, son 11 compañías que no son operativas, no tienen movimientos contables de ningún tipo, solo tienen asiento de apertura, por eso no se presentaron los estados financieros, pero ya se subsanó.

-¿La jueza sí aceptó esa explicación?

No se refirió a eso la jueza.

-¿Sabe si afronta usted alguna causa judicial por este caso?

Yo no he recibido ninguna notificación.

-Ustedes han apostado por la administración por intervención judicial pero, si esta no prosperara, ¿qué otras opciones manejan para honrar los compromisos con sus clientes?

En este momento, hemos apostado por esta porque hay jurisprudencia que nos da la razón, no es una ocurrencia. No se nos puede obligar a algo que es imposible. Tenemos los proyectos inmobiliarios que permitirían pagar las deudas y hemos seguido trabajando en estos proyectos inmobiliarios como si estuviera admitida la administración judicial.

-Aún con el plazo de tres años, ¿ustedes pagarán hasta el último cinco que deben a sus acreedores?

Hasta el último cinco. Y tres años es un plazo máximo, no mínimo. Si en el corto plazo logramos vender el edificio de Aldesa o la zona franca en Coyol (el Parque Logístico Terra Industrial), haríamos de inmediato el pago a los inversionistas.

-¿Se trasladará usted a Washington ahora que su esposa fue nombrada representante de Costa Rica ante el BID?

De ninguna manera, jamás. Tengo que hacerle frente a la situación de la compañia. En 30 años de matrimonio, hemos llevado vidas profesionales independientes, ella como economista y yo en bolsa de valores y en proyectos inmobiliarios.

“Si hay una oportunidad profesional para ella de ir a Washington a representar a país, para lo que cuenta con todos los atestados y además su gestión puede derivar en créditos para atender la situación fiscal o para obras, yo la debo apoyar. Por su parte, ella ha entendido cuáles son mis obligaciones, lo cual hace que sea impensable irme a vivir permanentemente con ella a Estados Unidos”.

-¿Evaluaron el tema políticamente?

No. Del todo, no lo evaluamos. No se nos ocurrió que pudiese existir semejante mezquindad y argumentos retorcidos para atacar a Edna (Camacho) por asumir un puesto que tiene una agenda importante para el país y para el que está plenamente calificada.

-¿Ha hecho usted algún análisis sobre una supuesta inmunidad que recibiría con el nombramiento de doña Edna?

Sí, lo hemos consultado. El artículo 31 inciso 4) de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas establece que la inmunidad de jurisdicción de un agente diplomático en el Estado receptor, Estados Unidos, por ejemplo, no le exime de la jurisdicción del Estado acreditante, Costa Rica, por ejemplo. Es decir, no existe tal inmunidad.

"Sin embargo, cuando se dicen verdades a medias: ‘Javier Chaves tiene una supuesta acusación, hay una supuesta inmunidad, ergo, Javier Chaves se va a dar a la fuga amparado en la inmunidad’, uno se tiene que defender de conjeturas, de fantasmas, porque no hay acusaciones duras.

Eso solo lo puede decir alguien que no nos conoce. No hay inmunidad pero, si la hubiera, jamás me voy a ir del país y dejar todo tirado. Este no es un tema legal de si existe o no la inmunidad, es un tema ético. Estoy defendiendo mi honor, yo soy una persona de bien, que he dado la cara, no me estoy yendo para ningún lado".