Patricia Leitón. 1 abril
Aldesa Corporación de Inversiones solicitó la apertura de un proceso de administración y reorganización por intervención judicial, ante el Juzgado Concursal de San José, el viernes 8 de marzo debido a que enfrenta un problema de liquidez. Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal
Aldesa Corporación de Inversiones solicitó la apertura de un proceso de administración y reorganización por intervención judicial, ante el Juzgado Concursal de San José, el viernes 8 de marzo debido a que enfrenta un problema de liquidez. Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal

El Juzgado Concursal del I Circuito de San José no le dio curso al proceso de Administración y Reorganización con Intervención Judicial solicitado por Aldesa Corporación el viernes 8 de marzo pasado.

Así la confirmó, la noche de este lunes 1°. de abril, la empresa, tras ser consultada por La Nación.

“El día de hoy se dio a conocer que el Juzgado no le ha dado curso al proceso solicitado, debido a dos requisitos de forma (no de fondo) que deben ser subsanados y que ya estamos atendiendo”, informó Aldesa.

Uno de los requisitos es la presentación de estados financieros de empresas inactivas (que no cuentan con movimientos contables en cuatro años) y el otro la presentación de acuses de recibo de notificaciones a acreedores. La empresa informó de que ambos son subsanables.

“Revisados los autos, se denota que los estados financieros se encuentran aportados de forma incompleta, en razón de esto es importante traer a colación el inciso 1 del artículo 713 del Código Procesal Civil de 1989 (Ley No. 7130)”, señala la notificación del juzgado, a la cual tuvo acceso este medio.

Dicho artículo establece: "Las declaraciones tributarias y sus anexos, que incluyan el balance de situación y el estado de ganancias y pérdidas de los cuatro últimos años anteriores a la fecha de la petición; se incluirán los costos de explotación y los libros de contabilidad, si por ley estuviere obligado a llevarlos, los que deberían haber estado legalizados y al día, por lo menos durante todo este lapso”.

“Nuestros abogados se encargarán de atender los requerimientos, de conformidad con la legislación”, informó Aldesa.

La administración por intervención judicial permite a la compañía la suspensión de pagos, por un plazo de tres años, y a menores tasas de interés, a un grupo de más de 500 clientes del negocio de proyectos inmobiliarios de naturaleza privada por inversiones de $200 millones.

Javier Chaves, presidente de Aldesa, había confirmado a La Nación que la reorganización de la empresa contempla el cierre ordenado del puesto de bolsa y el traslado de las inversiones, de 1.200 clientes y $220 millones, al Puesto de Bolsa Inversiones SAMA.