Por: Sofía Chinchilla C..   13 junio
El mayor recorte será de ¢861 millones, en alquiler de equipo de cómputo. Foto: Jorge Castillo / Archivo.
El mayor recorte será de ¢861 millones, en alquiler de equipo de cómputo. Foto: Jorge Castillo / Archivo.

El Poder Judicial anunció que, en respuesta a la solicitud de austeridad de la ministra de Hacienda, hará un recorte equivalente al 0,4% de su presupuesto actual.

La Corte informó de que quitará ¢2.073 millones del plan de gastos del 2018, el cual es de ¢474.792 millones.

El ahorro previsto fue comunicado por las autoridades del Poder Judicial a la titular de Hacienda, Rocío Aguilar, en una reunión efectuada el martes por la tarde.

Más tarde, se informó de que los recortes se hicieron en las partidas de transporte y viáticos al exterior, actos protocolarios, suplencias, publicidad y propaganda, pago de horas extras, anualidades, disponibilidad, otros incentivos, alquiler de equipo de cómputo y servicios de telecomunicaciones.

La Corte asegura que, con las condiciones actuales, ese ahorro de 0,4% es el más alto al que puede aspirar en el Poder Judicial.

"El Poder Judicial está comprometido en reforzar acciones, que permitan fortalecer la disminución del gasto público. De acuerdo a las obligaciones vigentes, estas son las posibilidades de las cuales se dispone", comunicó la entidad, ante consulta de este medio.

El mayor recorte será de ¢861 millones en el rubro de alquiler de equipo de cómputo. Le siguen ¢330 millones que dejarán de usar en servicios de telecomunicaciones.

Según la información suministrada por el Poder Judicial, se evitará el gasto de ¢125 millones en anualidades y ¢325 millones en otros incentivos. No obstante, para el cierre de este artículo, no fue posible conocer el mecanismo que aplicará la Corte para generar ese ahorro.

El 81% del presupuesto del Poder Judicial se destina al pago de salarios.

En un comunicado de prensa, ese poder de la República informó de que también se está afinando el plan de inversión 2019, para que sea más austero de lo previsto originalmente, aunque no se adelantaron montos de recorte.

La Nación intentó conocer las impresiones de la ministra de Hacienda sobre los recortes que está dispuesto a hacer el Poder Judicial, no obstante, no fue posible conversar con Aguilar.

Días después de exponerle al Congreso las acciones que se implementarán en el gobierno central, Aguilar exhortó a los jerarcas de los demás supremos poderes a colaborar también en la tarea de reducir el déficit fiscal, el cual amenaza con llegar a 7,1% del Producto Interno Bruto (PIB) al final de este año.

Para el Poder Ejecutivo, el Gobierno anunció medidas de austeridad que, en este primer año, generarán un ahorro de ¢49.000 millones mediante recortes en viajes, consultorías, publicidad y actos protocolarios, al tiempo que se pusieron en marcha reformas a las remuneraciones de los empleados públicos.

Por ejemplo, a partir del segundo semestre de este año, todos los funcionarios recibirán un aumento salarial idéntico, el cual será de ¢3.750. Los pagos por prohibición y dedicación exclusiva se redujeron, y se frenó el crecimiento de las anualidades.