Aarón Sequeira. 18 abril
Ya que la Asamblea actual se enrumba al fracaso en el intento por aprobar la reforma fiscal en primer debate, los nuevos diputados tratarán de modificar la vía rápida con tal de hacer los cambios que ellos quieren en el plan. Foto: Cortesía del TSE.
Ya que la Asamblea actual se enrumba al fracaso en el intento por aprobar la reforma fiscal en primer debate, los nuevos diputados tratarán de modificar la vía rápida con tal de hacer los cambios que ellos quieren en el plan. Foto: Cortesía del TSE.

La fracción entrante del Partido Liberación Nacional (PLN) negocia un acuerdo con el futuro gobierno y las nuevas bancadas legislativas para que los diputados de la próxima Asamblea Legislativa puedan modificar la reforma fiscal, según su criterio, y no tengan que encontrarse con un plato ya servido.

El jefe del PLN, Carlos Ricardo Benavides, informó de que ya se notificó sobre esa posición a la bancada liberacionista actual, a los voceros del gobierno de Carlos Alvarado y a los jefes de varias fracciones entrantes, principalmente Acción Ciudadana (PAC), Restauración Nacional y la Unidad Social Cristiana (PUSC).

La vía para que los nuevos congresistas puedan hacer modificaciones al proyecto de Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas es, según Benavides, la de modificar la moción de vía rápida con la que se está tramitanto la reforma fiscal.

“Estamos caminando en un acuerdo para que la próxima Asamblea vote una modificación a la vía rápida existente y que se abra un par de días para presentar mociones de fondo y al menos cuatro sesiones de la comisión especial, de forma tal que los nuevos diputados tengamos derecho de enmienda”, explicó el jefe liberacionista.

Eso sí, de la mano de ese acuerdo para poder hacer cambios en el texto de la reforma fiscal, el PLN le pide al nuevo gobierno que genere una propuesta de contención del gasto público, con acciones administrativas para la contención que implique gestiones medibles, concretas, “no enunciados sin contenido”.

Aunque Benavides alegó que no se trata de una condición que le imponen al nuevo Poder Ejecutivo, sí dijo que el gobierno de Alvarado tendrá espacio suficiente mientras el Congreso entrante se ordena, se conforman las comisiones legislativas.

“Va a pasar prácticamente todo el mes de mayo. Hemos escuchado las propuesta de Edna Camacho, la futura encargada del equipo económico. En ese tiempo, ella y su equipo podrán presentar las medidas concretas específicas”, comentó el verdiblanco.

Benavides afirma que la propuesta surge de que, según las cuentas del trámite de plan fiscal, ni con la vía rápida tiene la Asamblea actual el chance de aprobar la reforma fiscal.

Si el acuerdo efectivamente va viento en popa, tendría que firmarse antes del 1.º de mayo, con el fin de que se vote la moción para cambiar la vía rápida en los próximos días del mes de mayo.

Actualmente, el proyecto de Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas se encuentra en la etapa de mociones de fondo.

Ya se recibieron 465 mociones en la Secretaría del Directorio legislativo, durante una sesión extraordinaria del plenario, este miércoles.

La segunda etapa para recibir mociones de fondo se abrirá este jueves por la tarde, a partir de las 4 p. m. y hasta que se levante la sesión del plenario.

Entre las mociones presentadas, hay propuestas firmadas por 15 legisladores de ocho fracciones parlamentarias diferentes.

Esa modificación en la que piensa Liberación requiere de 38 votos, o sea, la mayoría calificada del plenario. Por ello, el PLN intenta que se reúnan los apoyos del PAC, que tendrá diez legisladores, Restauración que llega con 14 curules y la Unidad, con 9 diputaciones.

Con los 17 liberacionistas, esa decisión para modificar la vía rápida tendría un holgado apoyo de 50 parlamentarios.