José Andrés Céspedes. Hace 6 días
Parte de la fracción liberacionista (PLN) durante una sesión en el plenario. Foto: Rafael Pacheco
Parte de la fracción liberacionista (PLN) durante una sesión en el plenario. Foto: Rafael Pacheco

La fracción del Partido de Liberación Nacional (PLN) emitió la tarde de este sábado un pronunciamiento en el cual exhorta a los costarricenses a resguardar la democracia y no validar acciones de grupos autoritarios.

Los verdiblancos aseguraron que el diálogo, en el marco de la institucionalidad democrática, debe ser la salida irrenunciable a los conflictos sociales.

Además, manifestaron que ante el “clima de confrontación y desasosiego” del país, la ciudadanía no puede “permitir que esta situación sea aprovechada por grupos populistas y de orientación autoritaria”.

Los diputados de las bancadas mayoritarias de la Asamblea Legislativa recibieron con críticas y rechazo el pacto que firmó el presidente de la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (Uccaep), Álvaro Jenkins, con Célimo Guido, líder del movimiento que mantuvo bloqueos y agredió policías por más de dos semanas.

Este sábado, el PLN dijo sentirse profundamente preocupado por el clima de convulsión social que impera en el país e invitó a resguardar la democracia.

“Rechazamos, enfáticamente, la acción de grupos que acuden a las vías de facto, por ser contrarias a la tradición civilista que ha caracterizado la convivencia costarricense", destacó en el texto.

Asimismo, pidió no validar las acciones de personas o movimientos “que abiertamente han llamado al rompimiento del orden constitucional”.

El PLN indicó que es momento de que el Gobierno se aboque, con urgencia, a realizar en los próximos días los esfuerzos necesarios para construir una propuesta que se nutra del aporte de procesos de diálogo en marcha.

Entre ellos, citó el de la Asamblea de Trabajadores del Banco Popular, pero también resaltó la importancia de otros procesos o espacios y de las contribuciones de grupos gremiales, empresariales, académicos y profesionales.

“Es hora de que el presidente Alvarado asuma esta responsabilidad de manera decidida, sin cálculo ni ambigüedades, y que todo su gobierno se concentre en esta impostergable tarea. No podemos seguir posponiendo las soluciones que demanda la situación”, agregó.

Asimismo, declaró que la solución a los conflictos “pasa irremediablemente por el diálogo y todos debemos aportar en esta dirección”.

Desaprueban acuerdo

Este viernes, el jefe de fracción del PLN, Luis Fernando Chacón, se manifestó muy preocupado de que la Unión de Cámaras decidiera negociar con “Rescate Nacional”.

“Pienso en un reto, como costarricense, de replantear el principio de la democracia que está por cumplir 200 años. Debe respetarse el principio de institucionalidad democrática”, explicó.

El liberacionista enfatizó en que existen los diferentes órganos elegidos popularmente, como el Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo, donde está depositada la voluntad del pueblo por las urnas.

Agregó que si bien los gremios son una parte del tejido social, no pueden darse iniciativas aisladas del principio institucional. “No pueden ser excluyentes de una convocatoria oficial”, apuntó.

Por su parte, el expresidente legislativo, Carlos Ricardo Benavides, colgó un mensaje en sus redes sociales donde manifestó que “legitimar a un grupo antidemocrático es injustificable”.

“La institucionalidad y la democracia del país nos tomó siglos, el sudor y la sangre de los abuelos. No se tira a la basura haciendo pactos con los sediciosos. Son acuerdos espurios que merecen nuestro repudio”, adujo.

Liderado por el exdiputado Célimo Guido Cruz (1998-2002) y Xinia López, representante del sector agropecuario, “Rescate Nacional” nació como un frente basado en la confrontación, para quitar presidentes vía referendo.

Justo este viernes, los legisladores Shirley Díaz, del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC); Walter Muñoz y Patricia Villegas, del Partido Integración Nacional (PIN), y los independientes Dragos Dolanescu y Erick Rodríguez Steller se reunieron con Guido y Óscar Campos, otro de los representantes del movimiento.