Lucía Astorga. 28 febrero
El diputado Otto Guevara considera que el Movimiento Libertario podría participar en las elecciones municipales del 2020 o formar una coalición con otros partidos para los comicios presidenciales del 2022. Foto: Alejandro Gamboa.
El diputado Otto Guevara considera que el Movimiento Libertario podría participar en las elecciones municipales del 2020 o formar una coalición con otros partidos para los comicios presidenciales del 2022. Foto: Alejandro Gamboa.

El diputado y excandidato presidencial Otto Guevara considera imposible que el Movimiento Libertario pueda ser desinscrito del sistema político nacional, como lo ha propuesto el tesorero del partido, Carlos Herrera, ante las dificultades que enfrenta la agrupación para cancelar las deudas que acumula por ¢500 millones.

Las finanzas libertarias quedaron más comprometidas luego que Guevara fracasara en su quinto intento por llegar a la Presidencia de la República.

Sin embargo, esto no significa que el abogado haya renunciado a la posibilidad de ocupar un puesto en el Poder Ejecutivo. De hecho, el exaspirante indicó a La Nación que estaría dispuesto a colaborar en un eventual gobierno del Partido Restauración Nacional, a cuyo candidato, Fabricio Alvarado, ya le dio su adhesión.

"Si Fabricio considera que yo le puedo ayudar en algo, si nos podemos poner de acuerdo en un área en que a él le interese y a mí también me interese, yo no descarto la posibilidad de colaborar con él en el gobierno", expresó.

El pasado 4 de febrero, los libertarios obtuvieron solo un 1,02% de los votos emitidos en la primera ronda de la elección presidencial y un 3,2% en la legislativa.

Debido a lo anterior, la agrupación no podrá acceder a la deuda política y mucho menos utilizar esa contribución estatal para pagar parte de los dineros adeudados por gastos de campañas anteriores y por una estafa cometida por dos de sus excolaboradores contra el Estado.

Partido sin dinero

La poca capacidad económica del partido para honrar sus deudas fue hecha pública por su tesorero, Carlos Herrera, quien impulsa ante el Comité Ejecutivo libertario una propuesta para que se solicite al Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) la desinscripción de la agrupación.

"Yo no veo ningún escenario donde sea posible seguir con el partido adelante, los costos fijos se van a seguir manteniendo; esto hace que tengamos que ir tomando una decisión", indicó a Herrera a La Nación.

El tesorero es tajante en su recomendación ante la cúpula del partido y advierte que en caso de que esta no sea de recibo, estaría dispuesto a renunciar.

"Yo no puedo seguir en la tesorería del partido, voy a terminar de liquidar esta campaña, voy a terminar de pasar los estados financieros, no voy a renunciar de un día para otro, pero sí me queda clarísimo, no sé el resto del Comité Ejecutivo, lo que está pensando y que están viendo.

"Pero yo, definitivamente, o el partido se desinscribe o renuncio inmediatamente", aseveró Herrera.

Representantes del Comité Ejecutivo libertario ya han sostenido dos reuniones con magistrados y funcionarios del TSE para exponer la situación del partido y conocer antecedentes sobre el proceso de desinscripción de agrupaciones políticas en nuestro país.

Sin embargo, la propuesta no es apoyada por Otto Guevara, quien la considera inviable.

“Carlos Herrera está equivocado, ese proceso de desinscripción no existe (...). Yo no veo el esfuerzo de convocar una Asamblea Nacional para eso, utilizar los recursos que no se tienen para movilizar los asambleístas para tomar una decisión de esas, ni siquiera de que vaya a tener cuórum”, expresó a La Nación.

Actualmente, el Código Electoral contempla solo una causal para la desinscripción de un partido político. Esto ocurriría cuando las agrupaciones “no obtengan, en la elección respectiva, un número de votos válidos igual o superior al número de adhesiones exigidas en este Código”, según lo establecido en el artículo 68 de la norma.

Guevara asegura que en los últimos años se convirtió en el principal acreedor de su partido, poniendo a responder varias de sus propiedades para inyectarle fondos por medio de distintos créditos bancarios.

"Esos créditos estuvieron respaldados con mis propiedades en el pasado, estamos hablando hace ya un par de años. Yo entregué mis propiedades para cancelar una parte importante de esos créditos, entonces hoy el principal acreedor del partido soy yo", manifestó.

El legislador manifestó que aunque el partido no siga funcionando, "esos recursos de todas maneras los di por perdidos desde hace rato".

"Ese tema me es indiferente, yo estoy en esto por una cruzada por la libertad. El punto acá es qué es lo mejor para la participación de los liberales en la política", indicó.

Los montos por estas propiedades rondarían los $750.000, de acuerdo estimaciones del diputado.

De coaliciones y voto de nostalgia

Guevara señaló que ha conversado con el secretario general del partido y el presidente del Comité Ejecutivo para externarles algunas opciones que él considera son meritorias de valorar para la continuidad de la agrupación.

La primera es que el partido está habilitado para participar en las elecciones de alcaldes en el año 2020, por lo que una las decisiones podría ser seguir adelante y participar en esos comicios.

Otra posibilidad es que para las votaciones nacionales del año 2022, el Movimiento Libertario conforme una coalición con otras fuerzas políticas, algo que ya ha analizado con otros líderes partidarios.

"El Comité Ejecutivo está facultado para negociarlo y lo que se requiere es que la Asamblea Nacional luego valide los acuerdos de coalición. Inclusive ya empecé algunas conversaciones con el presidente del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Nueva Generación para explorar sobre eso", expresó.

A criterio del exaspirante presidencial, este camino no representaría una mayor carga económica para la agrupación.

"Esto básicamente sin contar con recursos de deuda política, con recursos muy básicos que tendría el partido para pagar algunas convocatorias que hay que hacer, con las Asambleas, eso es sencillísimo. Entre una gran cantidad de partidarios podemos poner los recursos para que se haga", sostuvo.

Otra de las alternativas que baraja Guevara es que se conforme otro partido político, aprovechando la estructura cantonal del Movimiento Libertario, para que en un plazo relativamente corto se pueda inscribir o tener otro vehículo jurídico para participar en una elección nacional.

"Donde inclusive algunas personas, que por diferentes razones no se acercaban al Movimiento Libertario, puedan sentirse muy a gusto en una nueva organización liberal", manifestó.

El político es optimista respecto al futuro de los liberales y augura "un apoyo nostálgico" hacia este sector, "para volver a tener representación nacional en la Asamblea Legislativa y ojalá un gobierno liberal".

"En esta oportunidad no hay representación libertaria en la Asamblea Legislativa. Muy probablemente se sienta en el primer semestre de esta nueva administración cuando nos aprueben impuestos, muy probablemente la gente dirá, '¡ah la pucha, no están los libertarios para que nos defendieran'", puntualizó.