Alexánder Sánchez. 25 enero, 2018

Aun cuando aparece por debajo del margen de error en las últimas encuestas de la UCR, el Movimiento Libertario firmó esta semana un financiamiento de ¢220 millones en el Banco Promérica mediante la figura de fideicomiso.

El candidato presidencial Otto Guevara puso su nombre a responder en caso de incumplimiento, como "un tipo de fiador" del partido.

"El contrato tiene el aval de Otto Guevara y bonos de campaña tipo A, que son inembargables”, afirmó Carlos Herrera, tesorero del Libertario.

Con estos fondos, el partido político pretende financiarse por lo que resta de campaña electoral.

Otto Guevara, candidato del Libertario. Foto de: Diana Méndez.
Otto Guevara, candidato del Libertario. Foto de: Diana Méndez.

Para honrar la deuda, a pesar de los malos resultados obtenidos en los recientes estudios de opinión, el Movimiento Libertario fija sus esperanzas en lograr al menos un legislador en las elecciones del 4 de febrero.

Según el Código Electoral, para obtener financiamiento estatal, los partidos inscritos deben sacar al menos el 4% de los votos válidos o lograr ubicar un diputado en la Asamblea Legislativa.

“Las encuestas son un parámetro de medición y dependen mucho de dónde y cómo se hagan. La única realidad es que nosotros, durante toda nuestra historia, hemos tenido extraordinarios diputados que han defendido este país y yo no creo que el pueblo de Costa Rica escoja por lo menos un diputado libertario", expresó Herrera.

"Solo Dios sabe cómo va actuar la gente el 4 de febrero, pero con solo obtener un diputado en cualquier provincia, podemos hacer frente al fideicomiso y los demás compromisos de campaña", dijo el tesorero, al tiempo que explicó que la emisión de bonos A del Libertario es por ¢1.000 millones

Las pretensiones iniciales del Movimiento Libertario eran que el fideicomiso con el Banco Promérica se firmara por unos ¢500 millones, sin embargo, por el "temor" de alguna de las partes la cifra se habría reducido a la mitad.

"Me imagino que se teme que no se llegue a ese número mágico del 4%", confesó Herrera sin dar detalles.

La precaución financiera no es gratuita. La última encuesta (enero) del Centro de Investigación y Estudios Políticos (CIEP), de la Universidad de Costa Rica (UCR), ubica a Guevara con tan solo 2% de preferencia en intención de voto, por debajo del margen de error de 3,1 puntos porcentuales.

Campaña de última hora.

En la presente contienda electoral, en la que Otto Guevara se lanzó por quinta vez a la presidencia de la República, el Movimiento Libertario empezó tarde la publicación de propaganda.

Este miércoles 31 de enero se acaba el tiempo para pautar publicidad, lo que quiere decir que desde el lunes 22 de enero –día en que según Herrera se aprobó el fideicomiso–, el Movimiento Libertario contaba apenas con 10 días para realizar campaña.

Por carecer de respaldo financiero, en esta elección el Movimiento Libertario no solicitó la deuda política adelantada al Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), la cual pudo haber sido de hasta ¢214 millones.

Carlos Herrera, actual tesorero del Movimiento Libertario.
Carlos Herrera, actual tesorero del Movimiento Libertario.

Los problemas financieros del partido también se deben a deudas que arrastra la agrupación de la últimas campañas y a una condena civil por haber cobrado al TSE capacitaciones que nunca se dieron.

El monto inicial de la condena es de ¢209 millones por el monto estafado, más los intereses (¢67 millones) y las costas de la acción civil resarcitoria y del proceso judicial (¢33 millones).

"Hay que diferenciar que una cosa son los gastos de campaña y otros los pendientes que tiene el partido de campañas anteriores. Yo quiero pagar el 100% de cualquier gasto que se deba en esta campaña", comentó Herrera.

"Difícilmente podremos hacerle frente a cualquier otro tipo de pago que tengamos pendiente, pero el compromiso en esta campaña estoy que lo vamos a pagar", finalizó.