Sofía Chinchilla C., Esteban Oviedo. 13 abril

Reconociendo que el texto del plan fiscal es ambiguo, el Ministerio de Hacienda explicó este viernes la moción que presentará a la Asamblea Legislativa para aclarar sobre cuáles compras en línea se le cobrará el 13% de IVA.

Netflix sí, Amazon no: esa sería una analogía para explicar lo que Hacienda pretende. Sí quiere cobrar el impuesto sobre los servicios que se paguen con tarjetas de crédito, pero no sobre las compras de productos tangibles.

A su vez, la idea es que este impuesto sobre el valor agregado (IVA) solo se cobre si el servicio es consumido en Costa Rica.

(Video) ¿Qué pasará ahora con la reforma fiscal?

Dentro de estos servicios que serán gravados, entran también las suscripciones a plataformas como Spotify, HBO Go, Amazon Prime, Hulu, Airbnb, servicios de almacenamiento en línea y aplicaciones móviles que gestionen cobros, como las de comida express y las de transporte.

En cambio, quedan exentas las compras de productos tangibles a través de plataformas como Amazon, Ebay, marcas de ropa con tiendas en línea y cualquier otra compra que uno haga en línea en el exterior. Así ocurriría en vista de que los países de origen cobran sus impuestos y de que, además, el consumidor debe pagar aranceles cuando los productos entran a Costa Rica.

Las compras de bienes de por Internet pagan actualmente el impuesto de ventas cuando se desalmacenan en la Aduana. Si se aprueba la moción que impulsará el gobierno, ese sistema se mantendrá intacto.
Las compras de bienes de por Internet pagan actualmente el impuesto de ventas cuando se desalmacenan en la Aduana. Si se aprueba la moción que impulsará el gobierno, ese sistema se mantendrá intacto.

Priscilla Piedra, directora general de Hacienda, explicó que el texto que los diputados aprobaron a inicios de semana, en la comisión legislativa que estudió el Proyecto de Ley de Fortalecimientos de las Finanzas Públicas, no hacía distinción entre bienes y servicios porque antes se pensaba que los emisores de tarjetas no tenían forma de diferenciar si lo que el cliente estaba pagando era un bien o un servicio.

No obstante, después determinaron que los emisores sí pueden hacer la distinción y, entonces, decidieron enmendar el texto.

"En las conversaciones que hemos tenido, se nos aclaró que efectivamente ellos sí pueden diferenciar cuándo es la compra de un bien y cuándo es la compra de un servicio. Entonces, sí se estaría presentando una moción a efectos de aclarar que va a aplicar únicamente para servicios", explicó Piedra.

Así, las compras de productos a través de páginas en Internet seguirán funcionando como lo han hecho hasta ahora, pagando impuestos a la hora de entrar al país.

De acuerdo con Piedra, una excepción en el cobro de servicios en línea serían los que se compren con una tarjeta de un emisor nacional, pero que se consumirán en el extranjero.

La funcionaria puso el ejemplo de una compra de una suscripción de Spotify Premium para regalársela a un familiar que vive en el extranjero. En ese caso, el tarjetahabiente tendría que ir a las oficinas de administración tributaria a pedir el reembolso de los impuestos que se le cobraron.