Aarón Sequeira. 27 agosto
Rocio Aguilar, ministra de Hacienda, llegó de última hora a la Asamblea este 27 de agosto. Fotografía José Cordero
Rocio Aguilar, ministra de Hacienda, llegó de última hora a la Asamblea este 27 de agosto. Fotografía José Cordero

La ministra de Hacienda, Rocío Aguilar, se presentó de última hora este lunes ante los diputados, en el plenario legislativo, para solicitarles que reviertan el debilitamiento de la reforma fiscal, luego de que los legisladores le quitaron decenas de millones de colones mediante la aprobación de exoneraciones la semana pasada.

La comisión de reforma fiscal exoneró la canasta básica y la educación privada, por ejemplo. Previamente, el gobierno había aceptado eximir del impuesto de renta a las cooperativas.

Estas son las principales frases del discurso de Aguilar este lunes:

“Los cambios tienen resultados que no están a tono con la suficiencia de la reforma”.

“Tenemos en manos el mayor déficit fiscal de los últimos 30 años. El déficit primario al final del año sería de un 4,2% y el financiero de un 8,2%, ambos sobre el PIB. Son casi 3 billones de colones. Y una deuda que superará el límite natural de la deuda, alrededor del 55%”.

(Video) Ministra: ‘Cambios a reforma fiscal son cantos de sirena, pero esconde serias consecuencias'

“La tendencia se mantendrá al alza a pesar de los esfuerzos realizados para contener el presupuesto 2019”.

“La administración ha dado muestras de compromiso y ustedes también han dado muestras para atender la urgente situación”.

“Este Congreso solicitó una serie de medidas de contención del gasto. Se cristalizaron acciones a través de diferentes resoluciones y decretos, sin necesidad de reformas de carácter legal”.

“Intensificamos medidas de lucha contra le evasión fiscal”.

“En el Presupuesto que presentaremos el viernes, podrán ustedes constatar que, excluyendo servicio de deuda y pensiones, el plan se reduce en 0,8% respecto al 2018”.

“Luego, ustedes nos pidieron pedir propuestas para fortalecer reforma fiscal y acciones en contención del gasto”.

“Al presentar la propuesta de reforma fiscal al país y al Congreso, Hacienda diseñó una ruta que, considerando una acción disciplinada en contención, permitiría reducir una crisis fiscal sin reducir programas sociales. El mejoramiento del proyecto atendió el llamado de muchos sectores. Todos los sectores compartían criterio sobre la necesaria e importante reforma, la convicción de que había llegado el momento de su aprobación”.

“Pero todos por igual tomaban tiempo para explicar lo diferente que eran cada uno de los sectores. Todos apoyan, pero todos quieren una reforma personalizada".

(Video) ¿Qué sucederá con la reforma fiscal?

“Tengo que ser honesta, de no revertir las reformas al proyecto, debemos tomar acciones para enfrentar los ajustes automáticos que harán los mercados. Las decisiones han debilitado el proyecto”.

“Quiero que seamos francos con los costarricenses, reducir el tamaño de la reforma es un espejismo de corto plazo”.

Los cambios a la reforma pueden ser cantos de sirena, agradables al oído pero que esconden serias consecuencias al país. Costa Rica se juega su futuro. El futuro del país está en manos de ustedes. Señoras y señores diputados, es importante considerar que no es una reforma para dispensar beneficios. Su objetivo es evitar un mal mayor, al cual nos acercamos de manera peligrosa y acelerada".

“La reforma no es una distribución de beneficios, sino una distribución equitativa de sacrificios. Con estos sacrificios podemos sacar adelante el país”.

Tenemos oportunidad de enmendar una reforma, a la que aplica un procedimiento rápido y que ustedes de manera mayoritaria avalaron”.

“No hacerlo traerá dolorosas consecuencias para todos los costarricenses. Aún tenemos ventaja de que estamos a tiempo para enmendarlo, pero no lo puedo hacer sola. El país nos necesita”.

“Para ello, sepan que cuentan con mi compromiso y no dudo que el de ustedes también para lograr la solidez necesaria, que el proyecto puede ayudar a la consolidación fiscal”.

Cuando ustedes votan de manera aislada moción por moción, rodeados de grupos de presión, se puede perder de vista los efectos que acarrea cada decisión”.

“Esa ruta puede resultar equivocada”.

“En la búsqueda de acuerdos, el texto del primer día tuvo que ser ajustado a la baja en casi ¢100.000 millones, lo que significó un texto cerrcano al 1,42% del PIB, contrario a nuestra pretensión del 1,72%. A la fecha, otros 100.000 millones podrían restarse, hasta el 1,12%”.

“Si logramos amalgamar este proyecto, será exitoso. Estamos muy temprano en estos cuatro años, para que todos debamos afrontar los costos de una mala reforma”.

“La reforma tendría efectos en pobreza, calidad de vida y esperanza de nuestro pueblo. Hoy estamos discutiendo una ruta de consolidación fiscal que en nada se asemeja a la dura tarea de luchar por la democracia y la libertad. No tenemos derecho de fracasar”.

“Ustedes contarán con el acompañamiento incondicional de la ministra y todo su equipo para retomar el balance que necesita la reforma”.