Yeryis Salas. 29 julio
En una visita a Saprissa en el 2019, el Olimpia de Honduras debió tapar la marca de cerveza ubicada arriba del número de los jugadores. Foto: Rafael Pacheco.
En una visita a Saprissa en el 2019, el Olimpia de Honduras debió tapar la marca de cerveza ubicada arriba del número de los jugadores. Foto: Rafael Pacheco.

Un proyecto que permitiría el patrocinio de bebidas alcohólicas en el deporte fue dictaminado positivamente este miércoles en la Comisión de Gobierno y Administración del Congreso.

El texto fue respaldado por cuatro diputados: Víctor Morales, del Partido Acción Ciudadana (PAC); Rodolfo Peña, del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC); así como David Gourzong y Jorge Fonseca, del Partido Liberación Nacional (PLN).

En contra, solo votó Jonathan Prendas, del bloque independiente Nueva República. Ahora, el texto deberá pasar por el filtro del plenario legislativo.

El plan, tramitado en el expediente 21.663, pretende modificar la Ley de Regulación y Comercialización de Bebidas con Contenido Alcohólico, aprobada en el 2012.

El proyecto, presentado por el socialcristiano Erwen Masís, busca que marcas de bebidas alcohólicas puedan patrocinar “a toda organización, entidad o persona dedicada a la práctica del deporte”.

También, detalla que dicho patrocinio se podrá realizar “en vallas publicitarias en los estadios y gimnasios, rotulación de uniformes, medios de transporte utilizados para competencias y artículos deportivos de todo equipo, asociación, federación, comité olímpico, liga deportiva o comité cantonal de deportes”.

Asimismo, el patrocinador tendría que cancelar ante el Ministerio de Salud un 10% de lo que genere cada contrato.

Un 4% de ese dinero se destinaría hacia el Instituto Costarricense del Deporte y la Recreación (Icoder), un 2% iría al Instituto Nacional de la Mujer (Inamu), otro 2% al Comité Olímpico Nacional y el restante 2% lo recibiría el Instituto sobre Alcoholismo y Farmacodependencia (IAFA).

Las empresas que incumplan con esa condición recibirían una sanción del doble del monto que no se declaró ante el Ministerio de Salud. La mitad de lo recaudado por esas sanciones iría a dicha cartera y la otra mitad, al Icoder.

Este proyecto es impulsado por la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol) y los clubes que buscan reponer la disminución de ingresos sufrida por la pandemia de covid-19, que los ha obligado a jugar partidos a puerta cerrada.

Otras voces, como el IAFA, se oponen al plan y argumentan que sería nocivo para la salud pública.