Esteban Oviedo. 21 mayo
Luis Guillermo Solís en conferencia de prensa el 25 de abril. Foto: Rafael Pacheco
Luis Guillermo Solís en conferencia de prensa el 25 de abril. Foto: Rafael Pacheco

El expresidente Luis Guillermo Solís calificó de “esperable” la votación ocurrida la noche del lunes en el plenario legislativo, en la cual 40 diputados aprobaron un informe que recomienda inhabilitarlo para ejercer cargos públicos por cuatro años por el hueco presupuestario del 2018.

Este martes, en la red social Facebook, Solís dijo que confía en que el sistema judicial sí escuchará sus argumentos, al tiempo que acusó a los legisladores de no hacerlo en la Comisión de Control de Ingreso y Gasto Público.

“El resultado era esperable y estaba anunciado desde que comparecí ante la comisión investigadora, el pasado 20 de setiembre de 2018”.

“Ofrecí mis explicaciones y pruebas a los señores y señoras diputadas, pero lamentablemente el informe de mayoría no las tomó en cuenta. Sí lo hizo el de minoría (del PAC), que agradezco, pues recoge íntegramente el descargo a las acusaciones de los legisladores de la oposición”, afirmó el mandatario.

Una abrumadora mayoría de diputados de oposición concluyó que Solís ocultó el tamaño real de la deuda pública en el Presupuesto Nacional del 2018 que fue aprobado por la Asamblea Legislativa, con el objetivo de favorecer al Partido Acción Ciudadana (PAC) en las elecciones de ese año.

Al plan de gastos les faltaban cerca de ¢600.000 millones para devolver a los acreedores del Gobierno el dinero prestado mediante bonos de deuda pública, lo que obligó tanto a la administración de Solís como a la de Carlos Alvarado a pagar deuda sin contenido presupuestario, es decir, sin autorización del Congreso.

La tesis de la oposición es que, con el ocultamiento, el plan de gastos del último año de Solís no se vio tan abultado.

“Me satisface que ahora sea la Fiscalía quien revise el caso y tengo confianza de que mis argumentos y las evidencias aportadas serán escuchados con justicia”.

“Siempre he actuado con responsabilidad y en defensa de los intereses de toda la población. Estoy seguro de mi inocencia y confío en que el examen riguroso de los hechos y las pruebas así lo confirmarán”, continuó el exmandatario.

El 20 de setiembre del 2018, ante la Comisión de Gasto Público, el expresidente afirmó que nunca hubo una orden para posponer el envío de un presupuesto extraordinario, que tapara el hueco, por razones electorales.

Insistió en que, durante su administración, ningún órgano técnico brindó una cifra precisa del monto que se debía solicitar a la Asamblea Legislativa.

Incluso, dijo que nunca le plantearon elaborar un presupuesto extraordinario aunque, desde enero del 2018, el Ministerio de Hacienda se quedó sin presupuesto para el pago de deuda de corto plazo.

Según Solís, a finales del 2017, Hacienda contrajo una deuda de corto plazo que debía pagar a principios del 2018 y que la idea era saldarla mediante una colocación de bonos de largo plazo por $1.500 millones, la cual no fructificó.

Agregó que el dato técnico sobre el tamaño del presupuesto extraordinario requerido estuvo listo julio del 2018, cuando él había dejado el poder.

Recibo con serenidad la decisión tomada ayer por la Asamblea Legislativa al aprobar el informe de mayoría acerca del...

Posted by Luis Guillermo Solís Rivera on Tuesday, May 21, 2019