Política

Luis Antonio Sobrado, presidente del TSE, en conflicto por inscripción de vicepresidenta de Rolando Araya

El Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) avaló formalmente la candidatura de la periodista Ana Lupita Mora para el cargo de segunda vicepresidenta en la fórmula de Rolando Araya, con lo que se abre un conflicto para su cuñado, el presidente del TSE, Luis Antonio Sobrado.

Según el Código Electoral de Costa Rica, los magistrados electorales deben inhibirse si algún candidato a un puesto de elección popular es familiar suyo hasta tercer grado de afinidad o consanguinidad.

“Si estando ya integrado el Tribunal surge alguna candidatura que produzca la incompatibilidad apuntada, desde ese mismo momento el miembro en funciones afectado deberá excusarse de intervenir en el proceso electoral, sin perjuicio del derecho a su sueldo. Cuando se trate de los magistrados titulares del Tribunal, el impedimento cesará a partir de la declaratoria de elección”, dice el artículo 7 de la ley.

Sobrado, de 60 años, es magistrado del TSE desde 1999. A lo largo de estos 22 años, ha participado en la organización de cinco elecciones nacionales.

Ejerce el cargo de presidente del Tribunal desde el 2007, lo que lo ha puesto a la cabeza de cinco comicios de escala nacional.

En tanto, la candidata a vicepresidenta Ana Lupita Mora, comunicadora de 65 años, también aspira a obtener una diputación por San José en el cuarto lugar de la papeleta del Partido Costa Rica Justa (PCRJ).

Ambas postulaciones fueron aceptadas por resolución de la Dirección General del Registro Electoral y Financiamiento de Partidos Políticos el pasado jueves 21 de octubre, un día antes de que se cerraran las inscripciones de candidaturas para los comicios nacionales.

El TSE había informado de que, ante la inscripción de candidaturas que planteen eventuales conflictos, el Registro Electoral debe notificar a los magistrados del Tribunal la relación de parentesco. En este caso, Sobrado está casado con una hermana de Mora.

Posteriormente, los magistrados deberán deliberar si Luis Antonio Sobrado debe inhibirse del proceso electoral. Si el impedimento es total, Sobrado sería reemplazado por un magistrado suplente. Si la inhibitoria es parcial, el presidente podría desarrollar algunas funciones donde no tenga injerencia directa con el proceso electoral en el que está involucrada su familiar. En ambos casos, el jerarca seguirá percibiendo su salario regular.

El pasado 29 de setiembre, Rolando Araya dijo a La Nación que él conocía el parentesco de Ana Lupita Mora con Luis Antonio Sobrado, pero se enteró de que ello podría implicar un conflicto para el TSE dos días antes de que se realizara la Asamblea Nacional en que su agrupación ratificó su fórmula presidencial.

“Nos dimos cuenta antes de nombrarla, pero yo ya no tenía tiempo de sustituirla. A esas alturas, yo ya no tenía tiempo de buscar otra candidata. Yo a Ana Lupita Mora le propuse que fuera candidata a vicepresidenta un jueves y ya el domingo era la designación. Me enteré de esa situación el viernes en la noche o el sábado; a esa hora ya no tenía chance de buscar otra y, además, no tenía motivo”, afirmó.

El político de 74 años dijo que la periodista, a quien califica como una de sus amigas cercanas, estuvo de acuerdo en seguir adelante con su nominación.

Juan Diego Córdoba González

Juan Diego Córdoba González

Bachiller en Periodismo de la Universidad Latina de Costa Rica. Estudiante de la Maestría en Comunicación y Mercadeo. Periodista de la mesa de Sociedad y Servicios de La Nación.