Política

Kitty Monterrey, presidenta de alianza nicaragüense, se exilia en Costa Rica

Huyó para evitar ser encarcelada

La política nicaragüense, Kitty Monterrey, presidenta del principal bloque opositor del régimen de Daniel Ortega, la Alianza Ciudadanos por la Libertad (CxL), se exilió en Costa Rica.

Monterrey huyó de su país para evitar ser encarcelada, el pasado viernes, luego de que el Consejo Superior Electoral de Nicaragua (CSE) inhabilitara a su partido político de participar en los comicios de noviembre.

El régimen orteguista también retiró la nacionalidad de Kitty Monterrey, quien dio declaraciones exclusivas este martes a Telenoticias de Canal 7.

“Recibo esa noticia, la estaba viendo en televisión y, encima de eso, recibo la noticia de que dejo de ser nicaragüense de la noche a la mañana.

“Cuando uno está en una dictadura, sabe que con ellos no se razona; por lo tanto, decidí ocultarme hasta ver cómo podía salir del país”, afirmó la política.

Monterrey, quien también ostenta la nacionalidad estadounidense, escapó hacia San José donde espera quedarse para estar cerca de su país.

“Ahora solamente soy ciudadana norteamericana. Tendré que ver con la Embajada aquí cómo legalizar mi estadía porque, en efecto, quiero quedarme en Costa Rica, si eso es posible.

“Quiero estar cerca de mi país y quiero seguir ayudando”, afirmó.

Además de retirar la cédula jurídica al partido opositor, el Ministerio Público de Nicaragua también procesó a la candidata a vicepresidenta del partido, la exreina de belleza Berenice Quezada.

A ella la acusan de los delitos de “provocación, proposición y conspiración para cometer actos terroristas”.

El proceso fue admitido el mismo viernes por un tribunal de Managua, que permitió a Quezada llevar el juzgamiento en libertad.

La ley nicaragüense prohíbe postular a cargos de elección a personas que están bajo investigación judicial.

Quezada acompañaría al candidato a la presidencia por el partido derechista, Oscar Sobalvarro.

Sobalvarro es un exguerrillero de la extinta contrarrevolución que Estados Unidos financió en los años 80, contra la revolución sandinista, del actual presidente Daniel Ortega.

Estos hechos ocurren en medio de una ola de arrestos y acciones judiciales contra líderes opositores, previo a los comicios de noviembre.

Ortega Saavedra, quien tiene 14 años al frente del gobierno nicaragüense, busca obtener un cuarto mandato sucesivo con el izquierdista Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

En su primer mandato, el exguerrillero permaneció otros 11 años en el poder.

El régimen sandinista ha detenido a siete candidatos presidenciales de cara a los comicios de noviembre próximo. El último fue el político Noel Vidaurre, acusado de supuesta traición a la patria.

Vidaurre también aspiraba a la candidatura por la Alianza Ciudadanos por la Libertad. Como fue encarcelado e inhabilitado de competir en las elecciones, esa agrupación eligió a un nuevo candidato; sin embargo, el órgano electoral suspendió la participación del partido político.

Consultada sobre la insistencia de su bloque opositor en participar en unas elecciones posiblemente amañadas, Kitty Monterrey aseguró que era la única vía democrática que tenían para evitar un cuarto periodo de Ortega.

“Porque no veíamos otra opción más que seguir en él (el proceso electoral). Y cuando todos los que están presos fueron, de algún modo, precandidatos inscritos en esta Alianza de Ciudadanos por la Libertad o aspirantes a ellos, ya realmente había una unificación de la oposición alrededor de lo que ahora era la Alianza Ciudadana.

“Nosotros siempre dijimos ‘nos vamos con el que queda’, después cambiamos eso y dijimos ‘nos vamos con el que se atreve’, porque cada día íbamos quedando con menos, menos y menos…

“Pero no vemos otra opción que la vía cívica. Yo, por lo menos, y este partido, jamás hemos estado de acuerdo con la violencia y, mucho menos, en una lucha armada que a estas alturas más bien no queremos retroceder.

“Nicaragua tiene décadas de derramamiento de sangre. Nosotros debemos de encontrar una salida cívica. Esperábamos poder tenerla a través de presionar en un proceso electoral, pero ahora no vemos la salida ya”, afirmó.

Cristiana Chamarro, Arturo Cruz, Félix Maradiaga, Juan Sebastián Chamarro —primo de Cristiana—, Miguel Mora y Medardo Mairena son los otros seis aspirantes arrestados en las últimas semanas. Ellos guardan arresto domiciliario.

Juan Diego Córdoba González

Juan Diego Córdoba González

Bachiller en Periodismo de la Universidad Latina de Costa Rica. Estudiante de la Maestría en Comunicación y Mercadeo. Periodista de la mesa de Sociedad y Servicios de La Nación.