Política

Gobierno solicita formalmente al FMI iniciar negociaciones para ampliar línea de crédito por $1.750 millones

Planteamiento, realizado por jerarcas del Banco Central y del Ministerio de Hacienda, Rodrigo Cubero y Elian Villegas, pretende alcanzar acuerdo de asistencia financiera de tres años

El Gobierno le solicitó formalmente al Fondo Monetario Internacional (FMI) iniciar negociaciones para un acuerdo de asistencia financiera por tres años del tipo stand by.

Así lo informó esta tarde la Casa Presidencial, que indicó que esta mañana el ministro de Hacienda, Elian Villegas; y el presidente del Banco Central, Rodrigo Cubero, enviaron una carta a ese organismo requiriendo el inicio de las negociaciones.

En la misiva, los jerarcas le piden al organismo ampliar la línea de crédito para el país por $1.750 millones adicionales, que se sumarían a los $508 aprobados por la Asamblea Legislativa este jueves.

Según dijo a inicios de semana la ministra de Planificación y Política Económica (Mideplán), Pilar Garrido, acceder a un programa del tipo stand by le permitiría al país ampliar la línea de financiamiento con ese organismo, a cambio de un programa económico que implica aumento de ingresos, venta de activos y recorte del gasto público.

Por su parte, Villegas le aseguró a los diputados, al inicio del mes de agosto, que un acuerdo de ese tipo implicaría para Costa Rica hasta $2.250 millones en créditos, incluidos los $508 millones que la Asamblea ya aprobó.

La carta de Villegas y Cubero fue dirigida a la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva.

Según Zapote, un acuerdo con ese organismo internacional ayudaría a atender las necesidades de apoyo presupuestario y de balanza de pagos del Gobierno Central, ante la caída de ingresos corrientes generados por la pandemia.

“El acuerdo brindaría un ancla de política para nuestros planes de consolidación fiscal durante el período necesario para lograr un superávit primario y colocar la deuda en una clara trayectoria descendente”, señala la carta.

Agrega que “esto, a su vez, es necesario para asegurar una vigorosa recuperación económica de la pandemia y una mayor trayectoria de crecimiento económico en el mediano plazo”.

El Banco Central de Costa Rica (BCCR) proyectó una caída del 5% de la producción y un déficit fiscal del 9,3% del PIB.

Como resultado de esa disminución en la producción, el BCCR calcula que la deuda pública alcanzará el 70% del producto interno bruto (PIB), lo que equivaldría a ¢24 billones (millones de millones).

Ante esas circunstancias, Villegas considera que un acuerdo de mediano plazo con el FMI proveería recursos importantes al Gobierno Central en condiciones favorables, “y permitiría acceso a recursos financieros adicionales por parte de organismos financieros internacionales”, añadió el jerarca.

El crédito solicitado mediante un Instrumento de Financiamiento Rápido (IFR) por el Gobierno y aprobado por el Congreso, fue otorgado por el FMI a una tasa de 1,55% anual.

Esos recursos servirán para sustituir deuda interna, que es mucho más cara, y le permitirían al país generar un ahorro aproximado de $100 millones en los cinco años del plazo.

Cubero dijo que este acuerdo brindaría, además, un sello de confianza en el marco de políticas macroeconómicas y en los esfuerzos de consolidación fiscal del Gobierno de Costa Rica.

“Lo que permitiría alcanzar mejores condiciones de financiamiento en los mercados domésticos e internacionales y fortalecer la senda de crecimiento económico en el mediano plazo”, agregó el titular el BCCR.

Finalmente, Garrido indicó que “este acuerdo es crítico dentro de la ruta de consolidación fiscal para brindar confianza a los inversionistas en que tomaremos todas las acciones que sean necesarias, de manera responsable y técnica, para habilitar crecimiento potencial inclusivo y sostenible”.

Josué Bravo

Josué Bravo

Periodista en la sección Política, con 16 años de experiencia como corresponsal del Diario La Prensa de Nicaragua en temas políticos, diplomáticos, judiciales y migratorios.