Silvia Artavia. 25 febrero
El 2 de febrero, Rodrigo Chaves, ministro de Hacienda, durante una comparecencia en el plenario, en la que se discutió la aplicación de la regla fiscal. Foto: Jorge Castillo.
El 2 de febrero, Rodrigo Chaves, ministro de Hacienda, durante una comparecencia en el plenario, en la que se discutió la aplicación de la regla fiscal. Foto: Jorge Castillo.

El gobierno aceptó aplicar la regla fiscal de manera que el gasto corriente no supere los ¢7,45 billones en el 2020, es decir, ¢433.000 millones menos de lo establecido en el Presupuesto Nacional.

La diferencia equivale a más de un 1% del producto interno bruto (PIB).

El presidente Carlos Alvarado anunció que la decisión se produjo a partir de conversaciones entre los ministerios de Hacienda y Presidencia con la Contraloría General de la República (CGR).

“La regla fiscal debe aplicarse en toda su extensión", expresó el mandatario, “por eso es ley de la República”.

La regla es un mecanismo para imponerle un tope al crecimiento del gasto corriente del Gobierno Central, lo que incluye salarios, transferencias y pago de intereses. El cálculo depende del nivel de la deuda pública y de las condiciones económicas del país. Para este año, el techo fue de un 4,67%.

Semanas atrás, los diputados y la Contraloría General protagonizaron un choque con el Ministerio de Hacienda por la forma en que debe aplicarse el mecanismo.

Los primeros defendían que el tope al gasto del 2020 debe aplicarse con base en los recursos realmente ejecutados del 2019, mientras que Hacienda insistía en que la estimación debía hacerse a partir del presupuesto inicial del año pasado.

El gasto realmente ejecutado por el Gobierno Central en el 2019 fue de ¢7,12 billones, según una estimación de la Contraloría. A partir de esa base, ese rubro no podría superar los ¢7,45 billones este año.

Hacienda sostenía que, como el presupuesto de gasto corriente inicial del 2019 fue de ¢7,54 billones, para el 2020 el techo era de ¢7,89 billones.

Criterio del BCCR imperó

Al final, las partes acordaron ajustarse a la interpretación del Banco Central (BCCR).

El BCCR concluyó que, a la hora de elaborar el Presupuesto Nacional de cada año, el crecimiento debe calcularse sobre el plan de gastos original del año anterior. Sin embargo, a la hora de verificar si la regla fiscal se cumplió, el análisis debe realizarse comparando el gasto realmente ejecutado en cada uno de los años.

Esa posición fue reiterada, este martes por la mañana, por Rodrigo Cubero, presidente de la autoridad monetraria, en el programa Malas Compañías, de Teletica Radio.

“Cuando vamos a verificar el cumplimiento de la regla en la formulación del presupuesto, lo que yo diría, la verificación a priori o anterior, debemos aplicar presupuesto contra presupuesto. Cuando vamos a verificar el cumplimiento de la regla a posteriori, es decir, una vez liquidado el gasto, una vez que ya se ejecutó, un análisis post mortem de si se cumplió o no la regla fiscal, sí deberíamos ver el crecimiento del gasto ejecutado en el año equis, contra el gasto ejecutado en el año anterior”, explicó Cubero.

Al ser consultado acerca de si habían llegado a un acuerdo el Ejecutivo y la Contraloría, respondió: “Yo creo que sí. El señor ministro (de Hacienda, Rodrigo Chaves) vio el comunicado (emitido por el Banco) y me dijo ‘estoy totalmente de acuerdo'. Me parece que esa es la forma lógica de interpretarlo, así lo ha dicho la Contraloría".

"Algunos diputados me escribieron cuando vieron el comunicado y me dijeron que les parecía muy razonable la interpretación, de manera que creo que las partes están llegando a un acuerdo en este tema, que es fundamental”, aseguró Cubero.

Nancy Marín, ministra de Comunicación, dijo que los pormenores sobre “el entendimiento entre el Ejecutivo y la Contraloría” se oficializarán en los próximos días, mediante un decreto.

La disyuntiva con respecto a cómo aplicar la regla fiscal se gestó en momentos en que el déficit fiscal del 2019 representó un 6,9% del PIB, en vez del 6,3% proyectado por el Banco Central para ese mismo período.

El déficit fiscal es el exceso de gastos del gobierno sobre sus ingresos.

Para el 2019, ese indicador fue el mayor registrado desde 1980.

El pasado 2 de ferebreo, Rodrigo Chaves, ministro de Hacienda, comunicó a los diputados una serie de medidas que pondría en marcha el gobierno para atacar el déficit fiscal.

En ese espacio fue donde surgió la discusión de la forma en que se aplicaría la regla fiscal.