Natasha Cambronero. 8 febrero
Latco tiene sus oficinas en el piso 14 del Centro Colón, en San José. Foto: Carlos González
Latco tiene sus oficinas en el piso 14 del Centro Colón, en San José. Foto: Carlos González

La Fiscalía pidió desestimar la causa judicial contra la fiduciaria Latco al descartar que, mediante operaciones de esta compañía en el BCR, se cometiera una legitimación de capitales.

La solicitud la hizo el mes pasado ante el Juzgado Penal de San José, luego de establecer que $67 millones manejados por Latco, provenientes de una empresa domiciliada en Malta y de otra en Emiratos Árabes Unidos, tuvieron su origen en "apuestas deportivas en Estados Unidos, lo cual no constituye un delito en Costa Rica”.

Así lo confirmó la oficina de prensa del Ministerio Público en un correo electrónico en donde, además, se indicó que el caso se tramitó contra ignorado y, por lo tanto, no existen personas imputadas.

Esta causa data de noviembre del 2015, cuando el Banco de Costa Rica (BCR) anunció el cierre de cuatro cuentas bancarias a la empresa Latinamerica Trust & Escrow Company (Latco) y remitió un informe al Ministerio Público con un relato de los hechos y la denuncia por aparente lavado de dinero.

Las autoridades del BCR tenían dudas sobre el origen de los recursos que llegaron a las cuentas de la compañía dedicada a bienes raíces y a administrar de fideicomisos en el país.

El dinero provenía, según la investigación del BCR, de dos empresas propiedad de una costarricense que, para esa época, tenía 35 años. Era la gerenta del sportsbook 5Dimes (negocio de apuestas en línea), Marisol Carvajal Cordero, quien había hipotecado en dos ocasiones un terreno para construir su casa en Costa Rica.

Esas dos firmas, Woodtree Equipment Limited y Latitude Global FZE, reportaron ingresos por $1.528 millones en sus cuentas bancarias, en esos dos países, durante el 2014.

Y en total, a lo largo de tres años, las cuentas de Latco en el BCR recibieron los$67 millones de esas dos compañías.

No obstante, la Fiscalía Adjunta de Legitimación de Capitales advirtió de que las apuestas en línea no constituyen un delito en Costa Rica, a diferencia de lo que ocurre en Estados Unidos, en donde incluso, se prohibió utilizar el sistema financiero para mover el dinero generado en esa actividad desde el 2006.

En el país no existe ninguna ley que establezca que las apuestas son un delito y, por el contrario, desde 2012, a los sportsbooks se les cobra un tributo especial con la entrada en vigor de la Ley de Impuesto a Casinos y Empresas de Enlace de Llamadas a Apuestas Electrónicas.

La Nación intentó obtener una reacción del dueño de Latco, Mandred Pino, pero a la hora de la publicación de esta nota no había respondió el correo electrónico enviado. También se buscó a su abogado Rafael Gairaud, a su teléfono celular, pero salió la contestadora.

Sanción de la Sugef

Latco sí recibió una multa de $65.000 (unos ¢40.000.000) por parte de la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef) por infringir la normativa para prevenir el lavado de dinero en el país.

La sanción, equivalente al 3% del patrimonio de la compañía, fue impuesta por dos violaciones a la Ley sobre Estupefacientes, Sustancias Psicotrópicas, Drogas de Uso no Autorizado, Actividades Conexas, Legitimación de Capitales y Financiamiento al Terrorismo (N.° 8204).

En específico, la Sugef detectó deficiencias en las políticas de conozca a su cliente y en cuanto a las alertas que se deben emitir ante el Instituto Costarricense sobre Drogas (ICD), cuando uno de sus clientes incurre en una operación sospechosa.

El castigo fue notificado a Latco el pasado 22 de enero, mediante el oficio SGF-0109-2018, y actualmente se encuentra en apelación ante el Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero Nacional (Conassif).