Política

Diputados eligen a juez Álvaro Burgos como nuevo magistrado de Sala III

Los diputados eligieron este martes al juez penal Álvaro Burgos Mata como magistrado de la Sala III de la Corte Suprema de Justicia, en una de las tres plazas que estaban vacantes en este alto tribunal.

Burgos, con 28 años de laborar en el Poder Judicial, se desempeñaba antes de este nombramiento como juez penal de adultos del II Circuito Judicial de San José (con sede en Goicoechea) y juez de Apelación de la Sentencia Penal Juvenil.

El nuevo magistrado llenará la plaza que dejó Celso Gamboa, quien fue destituido del cargo en el 2018. Su juramentación tendrá lugar este miércoles en el plenario legislativo, a las 3 p. m.

El nombramiento se realizó por un periodo de ocho años. En votación secreta, Burgos contó con el apoyo de 39 legisladores, provenientes de las bancadas de Liberación Nacional (PLN), Unidad Social Cristiana (PUSC), Restauración Nacional (PRN), el bloque Nueva República (PNR), el Republicano Social Cristiano (PRSC), Integración Nacional (PIN) y un independiente.

No lo apoyaron seis diputados del PAC ni dos del PIN.

La designación se produjo en medio de polémicas por los reclamos que lanzó el Partido Acción Ciudadana (PAC) en contra de la votación secreta para elegir magistrados. La mayoría de los diputados se negó a discutir, en el plenario, una reforma al Reglamento legislativo para hacer el voto público.

Previamente, luego de cinco rondas de votación, había fracasado la elección de un magistrado penal para la plaza que dejó vacante Carlos Chinchilla en la Sala III. Ningún candidato obtuvo los 38 votos necesarios. En la última ronda por este puesto, el mismo Burgos obtuvo 36 votos.

El congresista Enrique Sánchez, del PAC, dijo que su partido habría apoyado a Burgos, pero requería del compromiso de las demás fracciones para apoyar a una mujer en alguna de las otras plazas y no lo recibió.

En vista de que ninguna de las votaciones de ese expediente fue exitosa, el presidente legislativo, Carlos Ricardo Benavides, ordenó pasar al siguiente proceso, en el que el juez penal sí resultó electo en la primera ronda de votación.

El concurso para llenar la vacante que dejó Carlos Chinchilla será retomado en una semana.

Después de elegir a Burgos, el plenario entró a votar la elección de una tercera plaza vacante en la Sala III, la que dejó la exmagistrada Doris Arias.

Luego de cinco rondas de votación, resultó electo el juez penal de Guanacaste y magistrado suplente, Gerardo Alfaro Vargas, con 38 votos.

El plenario también tiene pendiente llenar una vacante en la Sala IV y otra en la Sala I.

Atestados del nuevo magistrado

Burgos es doctor en Derecho Penal por la Escuela Libre de Derecho y posee igual grado académico, en Derecho Penal y Criminología, por la Universidad de Cádiz, España.

También cuenta con una maestría en Criminología con mención en seguridad humana, obtenida de la Universidad para la Cooperación Internacional (UCI).

En su currículum, él destaca también sus estudios en Psicología Criminal, obtenidos en la Universidad de la Ciudad de Nueva York, así como otros estudios de la Universidad de Málaga.

De acuerdo con el currículum que presentó a estudio de los legisladores y que se encuentra en el sitio web de la Universidad de Costa Rica, es miembro de la Sociedad de Honor en Psicología de Estados Unidos, así como la Sociedad Amerciana de Criminología.

También, forma parte de la Asociación de Ciencias Penales de Costa Rica y su correspondiente española, además de la Asociación Costarricense de Medicina Forense.

En cuanto a experiencia laboral, ha trabajado para la Dirección General de Adaptación Social del Ministerio de Justicia y para la Asociación Costarricense de Ayuda al Preso.

Como funcionario del Poder Judicial, ha sido juez de instrucción penal, defensor público, alcalde de faltas y contravenciones, juez tutelar de menores, además de juez coordinador del Tribunal Superior Penal Juvenil y juez de juicio del Segundo Circuito Judicial de San José.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.