Rebeca Madrigal Q.. 29 noviembre, 2019
El diputado David Gourzong aseguró que su posición no cambiará indistintamente si el criterio es respaldado por los directivos del BCCR o no. Fotos Melissa Fernández
El diputado David Gourzong aseguró que su posición no cambiará indistintamente si el criterio es respaldado por los directivos del BCCR o no. Fotos Melissa Fernández

El diputado de Liberación Nacional (PLN), David, Gourzong, atacó al presidente del Banco Central (BCCR), Rodrigo Cubero, por cuestionar el tope que los diputados le impondrían a las tasas de interés mediante un proyecto de ley.

“He visto un interés particular de don Rodrigo de apretar el divieso diciendo que hay un sector de la población que quedará excluido, un interés perverso en dirección de querer degradar el proyecto de ley”, manifestó David Gourzong.

La semana anterior, los diputados de Hacendarios aprobaron una moción para fijar la tasa de interés máxima en 2,2 la tasa activa activa promedio del sistema financiero nacional, lo que hoy ronda un 30% para los préstamos en colones.

Al respecto, Cubero afirmó que la tasa definida por los diputados es “excesivamente baja” y podría excluir del sistema financiero a la población más vulnerable. El BCCR afirmó que esas personas serían empujadas al mercado negro del crédito.

En abril de este año, el Banco Central les envió a las diputados de la Comisión de Asuntos Hacendarios un criterio en el que recomendaba definir la tasa de usura a partir de un interés del 57% en colones, casi el doble de lo que pretenden aprobar los diputados.

Esta semana, el legislador liberacionista le solicitó a la Junta Directiva del Banco Central de Costa Rica (BCCR) aclarar si ese documento, llamado Propuesta metodológica para la determinación de una tasa de interés, fue respaldado por sus directivos.

“Solicito certificación del acuerdo mediante el cual esa honorable Junta Directiva conoció, deliberó y aprobó la información contenida en el informe PRE 0025/2019, presentado por el señor presidente de tan prestigiosa institución, Rodrigo Cubero Brealey, a la comisión de Asuntos Hacendarios”, señala la solicitud.

Esta solicitud está siendo analizado por el departamento jurídico del BCCR, respondió la entidad ante la consulta de este medio.

Gourzong explicó que tiene dudas de que el criterio corresponda a la opinión de todos los directivos. “Creo que hay directivos que no opinan igual”, indicó el congresista.

“Queremos saber si esa respuesta fue una acuerdo de la Junta o la posición personal que don Rodrigo. Me parece un criterio ideológico, como que tomaron los datos de las tasas de interés más altas para cubrir al sector financiero, para cubrir a todos del aguacero”, indicó el diputado.

La crítica también es compartida por el diputado oficialista, Welmer Ramos, quien aseguró el pasado domingo que en el BCCR existe un sesgo ideológico que no permite que se regulen los mercados.

La Nación consultó al diputado liberacionista si la respuesta del BCCR cambiará en algo su posición, si se confirma que fue un criterio respaldado por la Junta Directiva, y su respuesta es que “no cambia nada”.

Por su parte, el presidente Carlos Alvarado convocó el proyecto sobre usura para las sesiones extraordinarias, pero consideró que aún no se ha alcanzado la tasa de equilibrio al tiempo que llamó a no lanzar epítetos ni etiquetas ideológicas, sino basarse en datos.

En la mañana de este lunes, el congresista también criticó a la Asociación Bancaria Costarricense (ABC) por un espacio pagado en el que se oponen a la decisión del Congreso y advierten que unas 727.000 personas quedarían sin financiamiento.

“Dicha publicación demuestra la avaricia, temores y desesperación de quienes se aprovechan de la necesidad del pueblo”, publicó el diputado en redes sociales.

El pasado viernes, el Banco Central emitió una posición con respecto a la tasa fijada por los diputados.

El BCCR cuestionó la metodología aprobada por los diputados. Para la entidad, no se puede utilizar una variable que es un promedio (tasa activa), pues los créditos tienen condiciones que los diferencian, como los riesgos, los plazos y el monto.

Añadió que, solo durante la tercera semana de noviembre, el 58% de las 10.000 operaciones de crédito registradas se fijaron por encima de la tasa definida por los diputados para los préstamos en colones.

En esa misma semana, por ejemplo, un 35,7% de las operaciones de crédito pactadas tuvieron tasas de interés entre 40% y 50%, y la tasa promedio ponderado de las tarjetas de crédito fue de 36,73%, por lo que serían ilegales si se aprobara la idea de la Comisión de Hacendarios.