Política

Negocios piramidales como Pietraverdi serían considerados delito

Ameritarían hasta 12 años de cárcel, en caso de prosperar el proyecto de ley de la diputada Laura Guido, del PAC

Un proyecto de ley de la diputada Laura Guido, del PAC, pretende tipificar como delito la captación de dinero de terceros mediante negocios piramidales. El plan, que pone como ejemplo lo ocurrido en el caso Pietraverdi, impondría una pena de dos meses a 13 años de cárcel a quienes obtengan recursos con estas estructuras, según el monto defraudado.

La iniciativa agregaría un párrafo final al artículo 63 de la Ley de Promoción de la Competencia y Defensa Efectiva del Consumidor para calificar como estafa a quien “dirija, ejecute o promocione un plan de negocio piramidal o cualquier otro análogo”.

Según el proyecto, la estructura piramidal se produce cuando un consumidor o usuario realiza “una contraprestación para la persona vendedora, o para una tercera, a cambio de la oportunidad de recibir una compensación derivada de la adhesión de otras personas consumidoras o usuarias en el plan, y no de la venta o suministro de bienes o servicios”.

Al presentar su iniciativa de ley, Guido explicó que los esquemas piramidales carecen de regulación en Costa Rica y “personas inescrupulosas ofrecen cuantiosas ganancias en empresas que se hacen ver y se publicitan como legítimos sistemas de mercadeo multinivel e inversión, por lo que el engaño es difícil de detectar por el público y casi imposible de sancionar para las autoridades”.

“El caso más famoso de una estafa basada en un esquema piramidal fue cometida por Bernard Madoff, presidente de una prestigiosa firma de inversión en Wall Street, por medio de la cual este recaudaba cuantiosas inversiones de una clientela de alto nivel, a cambio de la promesa de altas tasas de retorno. En el 2008 fue detenido y condenado a 150 años de prisión por la defraudación de más de $68.000 millones de dólares de los Estados Unidos de América”, explica la exposición de motivos del proyecto.

“En mayo de 2021, la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef) advirtió de los riesgos en que se incurre al invertir en empresas que realizan intermediación financiera en Costa Rica sin supervisión alguna, captando dinero para multiplicarlo fundamentalmente por medio de la incorporación de nuevos integrantes en el esquema de negocio piramidal. Por ello, trasladó al Ministerio Público al menos 50 denuncias de negocios piramidales, entre los que destacaba la empresa Pietraverdi”, continúa el expediente 22.850.

Pietraverdi es una supuesta empresa brasileña de escala piramidal, donde decenas de costarricenses denuncian haber perdido sus inversiones. Presuntamente, es un proyecto que empezó en 2020, cuando un grupo de empresarios se organizó para comercializar esmeraldas. En una página en Internet invitaban a las personas a invertir desde $25 hasta $10.000 para lo cual prometían rendimientos del 20% mensuales, durante un año. Sin embargo, dejó de pagar los intereses.

En los últimos años, este tipo de esquemas piramidales ha cobrado auge gracias a una fuerte presencia en redes sociales y con el frecuente apoyo de influencers.

Estos esquemas piramidales son distintos a los negocios de venta directa y mercadeo multinivel, en los que las personas perciben ganancias por medio de una comisión sobre el porcentaje de ventas de productos reales, o bien, de las ventas que haya realizado su propia red de personas vendedoras.

Esta clase de empresas de multinivel han sido reguladas y protegidas en países como España, Colombia y Estados Unidos. Para su regulación, la diputada Guido presentó otra propuesta de ley.

Se trata del proyecto Ley de Venta Directa y Mercadeo Multinivel, que busca regular las empresas dedicadas a dicho giro de negocio, con la finalidad de garantizar su seguridad jurídica.

La idea de Guido es que ambos proyectos se trabajen en conjunto para crear un marco legal necesario para proteger las empresas de venta directa y distinguirlas de estructuras piramidales fraudulentas.

“Las empresas de venta directa son un motor de la economía nacional. Son la fuente de ingreso de más de 230.000 personas en nuestro país y son negocios legítimos que requieren urgentemente de protección jurídica y mecanismos para diferenciarse de los fraudulentos esquemas piramidales que buscan aprovecharse de la población para robarle su dinero”, comentó Guido.

Asimismo, la congresista indicó que, en las estructuras piramidales, los ingresos se basan en el reclutamiento de nuevas personas y no en la venta de productos o servicios.

Michelle Campos

Michelle Campos

Periodista en la sección de Política. Graduada como bachiller en periodismo en la Universidad Latina de Costa Rica. Estudiante de licenciatura en Mercadeo. Ganadora de la Clase 8 del proyecto de periodismo colaborativo Punto y Aparte.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.