Aarón Sequeira. 29 mayo, 2019
Carlos Avendaño salió de los Tribunales de San José junto a su abogado Mario Soto después de las 6:30 p. m., tras ingresar a las 11:30 a. m. Fotografía Jose Cordero
Carlos Avendaño salió de los Tribunales de San José junto a su abogado Mario Soto después de las 6:30 p. m., tras ingresar a las 11:30 a. m. Fotografía Jose Cordero

El diputado y presidente del Partido Restauración Nacional, Carlos Avendaño, declaró este miércoles durante siete horas, ante la Fiscalía de Probidad, en torno a la supuesta estructura paralela que financió parte de la campaña electoral de Fabricio Alvarado.

El legislador adujo que acudió como testigo del Ministerio Público. A su vez, Erick Ramos, abogado del dirigente de campaña, Jonatán Picado, afirmó que el congresista declaró por solicitud de la defensa.

(Video) Carlos Avendaño declara en investigación sobre campaña de Fabricio Alvarado

Avendaño declaró al salir de los Tribunales de San José: “Vine como testigo de la Fiscalía. Luego, se me preguntó básicamente sobre los hechos que se han mencionado en relación con la organización de una estructura paralela externa. Contestamos todos los requerimientos que nos hicieron los señores fiscales y defensores”.

El presidente de Restauración precisó que se refirió al “tema de la casa de campaña” y “al tema de los cobros que se pretendió hacer al partido después de la campaña”.

“También mucho se basó en informaciones que dio a conocer La Nación, por ejemplo supuestos proveedores que no conocíamos y que tampoco hicieron contrato con nosotros y que aducen o dicen que se les pagó en efectivo, protocolo que el partido no usaba”, continuó.

Citó, además, la contratación de hoteles en donde se celebraron reuniones sin conocimiento del comité ejecutivo de Restauración Nacional ni de la administración del partido.

El 22 de marzo, La Nación publicó que dos excolaboradoras de la campaña de Fabricio Alvarado relataron al TSE que, el 14 de marzo del 2018, el comando efectuó una cena de recaudación de fondos, actividad que no fue reportada al TSE. Una dijo que cada silla tenía un costo de $1.000 y la otra apuntó que, por órdenes del entonces jefe de campaña, Juan Carlos Campos, se omitía especificar en la agenda del candidato que se iba a recoger dinero.

El caso de la casa de campaña, en tanto, consiste en que el alquiler de este inmueble habría sido pagado por una sociedad anónima, aunque al partido lo reportó como una donación en especie de Juan Carlos Campos.

Gloriana Valladares, abogada del exjefe de campaña también asistió a la declaración.

Ella informó: “Hoy se recibieron dos declaraciones de testigos, como pueden ver fueron bastante extensas. Pudimos abordar en gran medida los puntos que nos interesaba aclarar. Sobre los detalles de la investigación, ustedes saben que no podemos abordar, pero vamos bastante satisfechos con los puntos que se lograron abordar”.

"Don Carlos aportó una prueba documental, el día de hoy, que son básicamente recortes de periódico y sobre eso también se le consultó en la declaración", dijo la profesional.

Precisó que también fue entrevistada una testigo de apellido Fernández y que faltan unos cinco o seis testigos más por declarar.

En cuanto a los cobros que se pretendieron hacer al partido después de la campaña, Avendaño se refiere a unos ¢312 millones que reclamaron tres proveedores sin que mediara un contrato con el partido, según el presidente de Restauración.

Adicionalmente, surgieron proveedores según los cuales recibieron pagos en efectivo sin pasar por las cuentas del partido.

Personas que trabajaron en el corazón de la campaña también le relataron al TSE cómo el comando recibía dinero en efectivo.

Gestión de la defensa

Erick Ramos, abogado de Jonatán Picado y quien también participó en la declaración de Avendaño, sostuvo que la entrevista a Avendaño fue promovida por la defensa y que, este miércoles, se evacuó prueba, a la cual no podía referirse.

"Don Carlos (Avendaño) estaba citado a iniciativa de la defensa para que declarara. Continúa la etapa de investigación. Apenas estamos comenzando con el caso. Este es el primer testigo de muchos otros y muchas otras pesquisas que debe evacuar el Ministerio Público".

"Fue una jornada larga en razón de los temas y del interés de la defensa de aclarar y llegar a la verdad real de los hechos".

“Sobre los temas en particular no puedo referirme por la discusión del artículo 295 del Código Procesal Penal. Le puedo decir que son aspectos de interés establecidos en la denuncia y que hay interés de la defensa en que se aclaren realmente cómo ocurrieron”.

Esta declaración, que se extendió de 11:30 a. m. a 6:30 p. m., forma parte de la etapa investigativa, que consiste en la recolección y análisis de pruebas; es decir, el caso no está en juicio.

El 20 de mayo, ante una consulta de este medio, la Fiscalía Adjunta de Probidad, Transparencia y Anticorrupción informó de que, en torno al financiamiento de la campaña de Fabricio Alvarado, está abierto el expediente 18-000075-1218-PE.

En esa causa, se investigan una presunta infracción a los artículo 274 y 275 del Código Electoral, los cuales castigan la entrega y recepción de donaciones ilegales a los partidos políticos.

“En este expediente, se investigan hechos relacionados con la supuesta donación para el pago de la casa campaña del partido Restauración Nacional y sobre la llamada, en medios de comunicación, ‘estructura paralela’”, dijo la Fiscalía, la cual agregó que cuenta con insumos aportados por el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE).

Adicionalmente, existe otro expediente, el 18-000106-1218-PE, en el que se investiga la presunta donación ilegal de viajes en helicóptero. “Esta causa se tramita contra ignorado, lo que quiere decir que no existen personas individualizadas como imputadas”, dijo el Ministerio Público.

En agosto del 2018, el TSE denunció el aparente uso de un testaferro para ocultar el origen de los recursos que pagaron un viaje de Fabricio Alvarado en campaña.