Política

Carlos Alvarado firma ley de autos eléctricos: ‘Claudia y yo nos hemos movido en ellos todo el gobierno’

El presidente de la República, Carlos Alvarado Quesada, sancionó este jueves la Ley de Incentivos al Transporte Verde, que amplía las exoneraciones fiscales a los autos eléctricos en Costa Rica.

La legislación contempla tasas preferenciales en los impuestos de valor agregado (IVA), selectivo de consumo, a la propiedad (que forma parte del marchamo) y sobre el valor aduanero.

Uno de los cambios más importantes introducidos por esta legislación es que los vehículos eléctricos usados, con no más de cinco años de antigüedad, gozarán los mismos beneficios fiscales. Anteriormente, solo los modelos nuevos tenían descuentos en los impuestos.

Asimismo, se elimina la escala de costos de los autos para determinar la tasa de impuestos a pagar; ahora todos los autos de esta tecnología, independientemente de su valor, tendrán exactamente las mismas exoneraciones. Esto impacta los precios en los modelos de lujo, pero también de aquellos vehículos especializados de carga o de trabajo.

La iniciativa, aprobada de forma unánime por los diputados salientes e impulsada por los liberacionistas Roberto Thompson y Paola Valladares, también evita que los incentivos fiscales vigentes se extingan en 2024, como se tenía previsto en la Ley de Incentivos y Promoción para el Transporte Eléctrico, sancionada en 2018.

La primera legislación apenas logró el 6% de la meta de importación de estos vehículos cero emisiones. Entre 2018 y 2021, los concesionarios de automóviles importaron 2.272 unidades eléctricas; pero la meta era de 37.000 durante el periodo de vigencia de la legislación.

En su mensaje, el presidente saliente pidió a las organizaciones de la sociedad civil seguir luchando por un país más sostenible. “Mi mensaje, mi petición, mi ruego como ciudadano es sigan adelante, contra viento y marea. Esto es de las mejores herencias que les podemos dejar a nuestras niñas y nuestros niños”.

“Sigamos persuadiendo gente (para lograr el cambio), como se ha derribado tantos mitos, como que el vehículo eléctrico no jala, que es muy lento o tantas cosas que se han dicho. Nosotros, Claudia y yo nos hemos movido en auto eléctrico durante prácticamente toda la administración, y podemos dar fe de ello.

“Usando vehículos eléctricos aquí en Presidencia, nos ahorramos viáticos, porque, con todo el tema de los precios de los combustibles y todos los recortes que hubo que hacer, una de las cosas que se vio limitada fue la gasolina, lubricantes; algo tan práctico y tan llano, que estamos encima de una gran transformación”, manifestó Alvarado.

Entretanto la primera dama, Claudia Dobles, manifestó que “tenemos la responsabilidad de seguir todos y todas empujando hacia ese cambio. Que siga esa transformación hacia esa Costa Rica descarbonizada que todos queremos”.

El proyecto de ley de Incentivo al Transporte Verde contempla cuatro exoneraciones de impuestos para los autos eléctricos nuevos y usados, con una antigüedad no mayor a los cinco años. Los beneficios se extienden a la importación de baterías y demás repuestos que utilicen estos vehículos.

- IVA. La propuesta establece una tarifa preferencial del impuesto sobre el valor agregado para quienes compren un vehículo eléctrico independientemente de su valor. En el primer año de vigencia de la ley se pagará 1% de IVA. Ese monto aumentará un punto porcentual hasta alcanzar el 13% o la tarifa vigente del impuesto sobre el valor agregado para ese momento.

Por el contrario, el paquete de incentivos que vence el año entrante, contempla una exoneración total de este tributo a los autos con un valor CIF (costo, seguro y flete) inferior a los $30.000 en su importación. En tanto, los vehículos valorados entre $30.000 y $45.000 pagan una tarifa de 6,5% de IVA. Esto perjudica, principalmente, a los vehículos de lujo y a maquinaria pesada de tecnología eléctrica.

- Selectivo de consumo. La iniciativa promueve una tarifa escalonada para este tributo por un plazo de 12 años. Los autos eléctricos quedarán exonerados completamente del impuesto selectivo de consumo durante los primeros tres años de vigencia de la ley. La tarifa subirá 7,5 puntos porcentuales cada tres años, hasta alcanzar la tarifa vigente del 30% para este impuesto.

Con la legislación actual, en cambio, están exentos hasta el 2023 los autos con un valor CIF inferior a $30.000. Para los que van de $30.001 a $45.000 es de 7,5% y la de los de $45.001 a $60.000, 15%. Los que valen más de esto no tienen ningún beneficio.

- Descuento en el marchamo. El impuesto a la propiedad, que se paga anualmente como parte del marchamo, será total el primer año de vigencia de la legislación. Posteriormente, el descuento disminuirá 20% cada año hasta que venza el beneficio y el propietario deba pagar el 100% de lo correspondiente por dicho tributo.

- Valor aduanero. El mismo mecanismo se implementará para el pago de este otro tributo al momento de importar cualquier vehículo de tecnología eléctrica. Los primeros tres años la exoneración será total, luego subirá 0,25 puntos porcentuales hasta alcanzar la tarifa vigente de 1%.

En el caso de la ley vigente, la exoneración de este tributo es total, hasta el 2023, para todos los vehículos eléctricos de menos de $60.000.

Juan Diego Córdoba González

Juan Diego Córdoba González

Bachiller en Periodismo de la Universidad Latina de Costa Rica. Estudiante de la Maestría en Comunicación y Mercadeo. Periodista de la mesa de Sociedad y Servicios de La Nación.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.