Josué Bravo. 18 diciembre, 2018
El presidente Carlos Alvarado y la primera dama, Claudia Dobles, inauguraron las agujas el lunes. Fotografía: Rafael Murillo
El presidente Carlos Alvarado y la primera dama, Claudia Dobles, inauguraron las agujas el lunes. Fotografía: Rafael Murillo

El Instituto Costarricense de Ferrocarriles (Incofer) y el Consejo Nacional de Vialidad (Cosevi) pusieron en funcionamiento 23 dispositivos de seguridad en los cruces ferroviarios de la ruta San José-Cartago.

En todas las intersecciones, se habilitaron sistemas de alarmas y semáforos. Sin embargo, en nueve de los cruces, también se instalaron agujas para bloquear el paso de peatones y conductores mientras el tren pasa.

¿Cómo funciona las agujas?

Cuando el tren está a 300 metros de la intersección, se activa un sistema de pitidos intermitentes que advierten el acercamiento.

Cinco segundos después, se activan bocinas intermitentes con un sonido más alto y, a la vez, se encienden las luces rojas intermitentes del semáforo.

Tránsito explica funcionamiento de dispositivos de seguridad con agujas en cruces del tren. Video: Josué Bravo

A los 15 segundos, las agujas empiezan a bajar para bloquear el tránsito de peatones y de vehículos en el cruce, mientras avanza el tren.

Después de que el tren pasó el cruce y, el último vagón se alejó cien metros, las agujas empiezan a levantarse y el dispositivo empieza a desactivarse.

Según el Cosevi, la activación de las alarmas y el encendido del semáforo toma unos 12 segundos. No obstante, La Nación observó que pueden ser hasta 15 en la intersección de la calle 25, en San José, a las 8:23 a. m. de este martes.

Sean 12 o 15 segundos, es tiempo suficiente para que el peatón y el conductor tomen decisiones.

La operación de las agujas tarda aproximadamente 57 segundos desde que bajan hasta que suben.

En total, todo el proceso de activación y desactivación del dispositivos de seguridad puede durar unos 80 segundos, tomando en cuenta que, después del levantamiento de la aguja, los semáforos tardan unos segundos más en habilitar el paso.

Sin embargo, el tiempo puede variar de acuerdo con el tamaño y velocidad del tren, de acuerdo Edwin Herrera, director ejecutivo del Consejo de Seguridad Vial (Cosevi).

En el paso observado por La Nación, el tren viajaba con dos vagones, incluida la maquinaria. Según Herrera, si el tren viaja con menos vagones el tiempo del proceso de activación y desactivación de sistema de seguridad puede ser más corto.

Si viaja solo la maquinaria, la operación duran menos tiempo, explicó Herrera. Y si a la maquinaria se le suman más vagones, el tiempo dura un poco más.

Para finales de enero, el Gobierno instalará dispositivos en 91 intersecciones más, de las cuales 63 tendrán agujas.

“Lo más importante es que la gente empiece a aprender a respetar el sistema, es por la seguridad de todos y especialmente para salvar vidas”, declaró Herrera.

Este año, se han producido 12 muertes en accidentes con trenes.

¿Cómo se activa el sistema con agujas?

Antes y después de cada intersección, hay cajas de pedales con sensores. Según el viceministro de Obras Públicas y Transportes, Eduardo Brenes, la ubicación de cada pedal entre los rieles son de unos 300 metros antes de aproximarse a un cruce y unos 300 metros posterior a la intersección.

Cuando el tren pasa por el primer pedal, este se activa y los sensores recogen información como la velocidad y la cantidad de ejes funcionando. Esta información determinará el tiempo de permanencia activado el dispositivo de seguridad.

(Video) Los dispositivos de seguridad en las salidas de la terminal del tren funcionan manual y, por lo tanto, quien las activa tiende a equivocarse como lo describe el vídeo. Video: Josué Bravo.

Generalmente, la velocidad del tren oscila entre 30 y 40 kilómetros por hora y la cantidad de ejes determinará el tamaño del tren junto con sus vagones.

Una vez que pasa el tren por el cruce y se aleja, el segundo pedal también recoge información del paso y ordena al dispositivo de seguridad que levante agujas y, por lo tanto, apague los sonidos y los semáforos para dar por finalizado el proceso.

Los sensores ubicados en los pedales transmiten por cables subterráneos la información hacia las alarmas, semáforos y agujas para que se activen y luego se desactiven.

Estos pedales con sensores ubicados en los rieles se activan cuando pasa el tren. Está ubicado en Barrio Escalante, San José. Foto: Josué Bravo.
Estos pedales con sensores ubicados en los rieles se activan cuando pasa el tren. Está ubicado en Barrio Escalante, San José. Foto: Josué Bravo.
Y...¿dónde no hay agujas cómo funciona el dispositivo?

En las intersecciones donde hay sistemas de seguridad sin agujas, los peatones y conductores deberán guiarse por alarmas y semáforos, además del sonido del pito del tren que sirve de alerta en toda las intersecciones, con o sin dispositivos, explicó Mario Chacón, jefe de operaciones especiales de la Policía de Tránsito.

¿Cuál es la alerta que recibe el maquinista al aproximarse a los sistemas que contienen agujas?

Una vez que la parte delantera del tren pasa por el primer sensor, el conductor se topará antes del cruce con un sistema de semáforos que contienen una luz verde y otra amarilla.

Si el dispositivo de seguridad en el cruce se activó bien, es decir, sonaron las alarmas, se encendió el semáforo y se bajaron las agujas en la intersección, el semáforo preventivo dará una luz verde al maquinista indicándole que el cruce es seguro y, por lo tanto, no disminuirá la velocidad.

Semáforo preventivo para maquinista del tren previo al cruce de una intersección, el cual advierte que que el paso en los siguientes 200 o 300 metros es seguro. Foto: Josué Bravo.
Semáforo preventivo para maquinista del tren previo al cruce de una intersección, el cual advierte que que el paso en los siguientes 200 o 300 metros es seguro. Foto: Josué Bravo.
El dispositivo en salidas de terminales ferroviarias es manual

Herrera y Chacón explicaron, por separado, que el funcionamiento de los dispositivos de seguridad en las intersecciones ferroviarias son automatizados, excepto en los cruces ubicados a la salida de las estaciones terminales.

Estos últimos se activan de forma manual cuando, precisamente, la maquinaria empieza a moverse.

A veces hay error humano como el ocurrido a las 7:58 a.m., cuando el sistema de salida de la Estación de Atlántico lo activó el responsable cuando ya el tren iniciaba a cruzar la intersección, según observó La Nación. En ese momento salieron dos trenes con una diferencia aproximada de 90 segundos entre uno y otro.

Por fortuna, no hubo accidentes porque estaba un grupo de policías de Tránsito dirigidos por Chacón que regularon el paso peatonal y de vehículos.

El sistema manual lo activa un operario cuando parte de la terminal. Cuando regresa, en este caso cuando el tren retorna de Cartago por San Pedro de Montes de Oca, el sistema se activa en automático al aproximarse.

Policía de Tránsito inducirá a peatones y conductores

La Policía de Tránsito estará en los cruces que contienen estos dispositivos de seguridad, en los horarios de paso del tren durante la mañana y la tarde. Permanecerán toda esta semana y, luego, retoman esta labor a partir de la primera semana de enero de 2019, explicó Chacón,

“La función de Policía de Tránsito va ser resguardar y dar una guía a los conductores, para tratar de que se acostumbren al uso y el paso del tren y la regulación mediante el dispositivo de agujas”, añadió Chacón.

Este funcionario recordó que las infracciones en los cruces ferroviarios contienen sanciones económicas que van desde los ¢52.000 a los ¢105.000, de acuerdo con la Ley de Tránsito.