Gerardo Ruiz R.. 6 noviembre, 2018
El presidente Donald Trump intentó utilizar a su favor durante la campaña previa a las elecciones de medio periodo la problemática que implica una caravana de migrantes que se dirige a Estados Unidos desde el norte de Centroamérica. Foto: Alfredo Estrella / AFP.
El presidente Donald Trump intentó utilizar a su favor durante la campaña previa a las elecciones de medio periodo la problemática que implica una caravana de migrantes que se dirige a Estados Unidos desde el norte de Centroamérica. Foto: Alfredo Estrella / AFP.

Las Vegas. La analista costarricense Nuria Marín considera que Estados Unidos es un aliado impredecible para otros países durante la administración del presidente Donald Trump.

Además de celebrarse las elecciones de medio periodo para elegir a los nuevos miembros de la Casa de Representantes y algunos asientos en el Senado, entre otros puestos locales en cada estado, los estadounidenses ven los comicios de este martes como un referendo sobre los primeros dos años de Trump en el poder.

Según Marín, en cualquier escenario, sea que los republicanos conserven el poder en el Congreso, o que se los arrebaten los demócratas, las decisiones del mandatario seguirán siendo difíciles de vaticinar.

“Creo que Costa Rica tiene todos los atestados y la historia para tener una relación de amistad y de valores compartidos. Sin embargo, muchas de las reglas no escritas de la columna vertebral de la política exterior de Estados Unidos por muchísimos años, el presidente Trump se ha separado de esa línea”, consideró Marín, cuando este medio le consultó acerca de la afectación que tendrá el resultado de las elecciones en la relación de Estados Unidos con Costa Rica y Latinoamérica.

El presidente republicano, en el poder desde enero del 2016, ha roto todos los moldes de la política exterior de su país, como por ejemplo, realizando una cumbre con el dictador norcorearo Kim Jong-un, o teniendo un acercamiento con el gobernante ruso, Vladimir Putin.

“Esto ocurre en momentos en que la comunidad internacional más bien habla de sanciones (contra Rusia) porque todavía está el tema de (la invasión a Crimea), está el tema de las escuchas (a Estados Unidos) y la separación del Acuerdo de París (sobre cambio climático) y de la Iniciativa de la Cuenca del Pacífico. Es un país que se ha convertido en impredecible”, dijo la experta en relaciones exteriores.

Analistas de la comunidad hispana radicada en Estados Unidos coinciden en que si los ciudadanos le conceden a los republicanos el dominio de las dos cámaras del Congreso este martes, eso implicará un respaldo directo a la gestión de Trump. Y agregan que en ese escenario es probable que el presidente endurezca su política hacia América Latina en materias como la migración y el intercambio comercial.

Marín, al contrario, afirmó que la posición dura de Trump en esos temas no tiene del todo contentos a algunos candidatos republicanos a cargos de elección popular que tienen una posición mucho más moderada con respecto a la migración.

“Con una economía con un nivel de desempleo menor al 4% eso significa que a corto y mediano plazo significa que la mano de obra barata cada vez va a ser más escasa, entonces, van a necesitar a los migrantes. Esto es esa doble situación donde el discurso no corresponde con la realidad”, afirmó.

Republicana niega mala relación de Trump con Latinoamérica

El presidente de Estados Unidos convirtió la campaña previa a las elecciones de medio periodo de este martes en un campo de batalla donde una de sus principales armas ha sido, precisamente, un discurso incendiario acerca de la migración proveniente de Latinoamérica.

Sin embargo, a pesar de los hechos, la analista y miembro y expresidenta del Partido Republicano en el estado de Nevada, Amy Tarkanian, niega que la administración Trump tenga una mala relación con Latinoamérica.

La expresidenta del Partido Republicano en Nevada, Amy Tarkanian, negó que Donald Trump tenga una mala relación con los países de América Latina, y atribuyó esa percepción a un trato
La expresidenta del Partido Republicano en Nevada, Amy Tarkanian, negó que Donald Trump tenga una mala relación con los países de América Latina, y atribuyó esa percepción a un trato "engañoso" de los medios de comunicación sobre las políticas de Estados Unidos hacia la región. Foto: Gerardo Ruiz.

“Me parece que (Trump) se comunica regularmente con el presidente de México. Sé que a propósito de la caravana de migrantes (del Triángulo Norte de Centroamérica) él se ha comunicado con los dirigentes de la comunidad hispana, tratando de coordinar y de que el mensaje les llegue a esta gente”, afirmó Tarkanian, esposa del abogado y empresario Danny Tarkanian, un republicano que aspira a representar a Nevada en el Congreso estadounidense.

“En la iglesia que yo voy hay una gran comunidad hispana y el pastor de la congregación, quien es hispano también, va a reunirse una vez al mes con la administración. Así que siente (el tema de la mala relación de Trump con Latinoamérica) puede ser más bien un tema que los medios de comunicación han tratado engañosamente”, añadió.

“Tenemos un presidente que puso a Estados Unidos primero, pero él definitivamente está comprometido con los países de Latinoamérica”, concluyó la dirigente republicana.