Patricia Recio. 22 agosto
Rodolfo Solano Quirós, fungió como embajador de Corea desde enero del 2016 hasta el pasado mes de julio. Foto: Tomada de Facebook de la Embajada de Costa Rica en Corea.
Rodolfo Solano Quirós, fungió como embajador de Corea desde enero del 2016 hasta el pasado mes de julio. Foto: Tomada de Facebook de la Embajada de Costa Rica en Corea.

¿En qué se puede usar la maquinaria que todavía tiene el MOPT en sus planteles? ¿Qué se puede hacer para agilizar las expropiaciones sin necesidad de más reformas de ley? ¿Cómo aprovechar el personal que sobra en este ministerio?

Responder esas preguntas y a otra serie de cuestionamientos sobre la eficiencia del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) es la misión que le puso el jerarca de esa cartera, Rodolfo Méndez Mata, al nuevo viceministro que nombró.

Para dirigir el Viceministerio de Administración y Reformas, Méndez llamó a un antiguo conocido suyo. Se trata de Rodolfo Solano Quirós, quien hace 20 años ocupó la dirección de la Policía de Tránsito y más recientemente se desempeñó como embajador de Costa Rica en Corea. De hecho, este último cargo lo dejó en julio.

Oficialmente, Solano iniciaría funciones el 1.° de setiembre, pero, según Méndez, ya está en el Ministerio “empapándose” de presupuestos, procesos y demás gestiones.

De acuerdo con el jerarca, lo que busca con este nombramiento será ejecutar la reforma estructural, que ha anunciado desde que asumió al mando del MOPT.

Lo que busca, dijo, es que se ejecuten los cambios de un modo “pragmático”, es decir, rápido y sin necesidad de pasar por la Asamblea Legislativa.

“Quiero abordar temas que nos ayuden, no enviando proyectos de ley para que se pierdan en la Asamblea Legislativa, cosas que logren aspectos positivos”, dijo.

Algunas tareas

Uno de los temas que abordará el nuevo viceministro se relaciona con la agilización de los trámites de expropiaciones.

Esa oficina tramita actualmente unos 250 expedientes por año, sin embargo, se queda corta cuando se enfrenta a proyectos como la ampliación de la carretera a Limón, para la cual se requieren más de 1.000 terrenos.

La idea, añadió el jerarca, es encontrar soluciones para todos aquellos procesos en los que se ha identificado que son “ineficientes”.

“Lo que sucede con la maquinaria, con los planteles; cómo hacemos para ser lo más eficientes posible en el uso de esos bienes de los que no podemos prescindir”, expresó.

En abril pasado, Méndez Mata, dijo en una comparecencia en la Asamblea Legislativa, que luego de la entrada en vigencia de la Ley Especial de Transferencia de Competencias –que traslada dinero a las municipales para la red vial cantonal– el Ministerio quedó con personal y equipo “de sobra”.

Posteriormente, en una entrevista con La Nación, aseguró que su deuda por saldar este año, estaba precisamente relacionada con una reforma institucional.

Ese cambio, incluiría la revisión a lo interno de sistemas, funcionamiento del personal y asignación de recursos.

Por ejemplo, dijo en esa ocasión, hay departamentos como el de Recursos Humanos donde trabajan más de 100 personas, en los que gran parte del personal pasa ocupado en la atención de asuntos propios de la administración y no de la operación del Ministerio como tal.

Actualmente, la planilla completa del MOPT la conforman 3.800 empleados, dentro de los que se incluyen 700 oficiales de tránsito.

En ese grupo, hay 153 ingenieros y 106 abogados.