Juan Fernando Lara Salas. 14 junio
Parte de las 27 unidades de maquinaria pesada que CHEC sacó del país este sábado desde Limón en un barco con rumbo a Jamaica / Fotografía: David Gourzong Cerdas para LN
Parte de las 27 unidades de maquinaria pesada que CHEC sacó del país este sábado desde Limón en un barco con rumbo a Jamaica / Fotografía: David Gourzong Cerdas para LN

El ministro de Obras Públicas y Transportes (MOPT), Rodolfo Méndez Mata, solicitará a la empresa China Harbour Engineering Company (CHEC) sumar más capital, más trabajadores y más maquinaria para apurar las obras de ampliación de la rurta 32 que tienen a cargo.

Tales exigencia se den en respuesta a la decisión de la constructora de sacar del país equipos utilizados en el proyecto sin autorización del Ministerio.

“Mi intención no es debatir públicamente, pero CHEC debe que entender, una vez más, que tiene un contrato con el gobierno y los términos se deben respetar en todo momento. Ese contrato dice que para retirar equipo del proyecto se requiere nuestra autorización, fueron advertidos e incumplieron”, expresó Méndez este domingo.

La empresa asiática, confirmó mediante un comunicado la salida de 27 unidades enviadas el sábado, vía marítima, a Jamaica, donde la firma tiene otro proyecto en curso.

Según CHEC, se trata de equipos que necesitan reparación por desperfectos mecánicos o estaban en desuso porque ya habían cumplido sus funciones en las etapas de la ampliación de la ruta 32.

“Por esas razones, la compañía decidió reexportarlas y devolverlas a su sede en Jamaica, pues pertenecen a la filial de CHEC en ese país”, indicó en un comunicado Teresa Hu Hong, vocera de la empresa.

Méndez aclaró que la Unidad Ejecutora de la obra no tuvo siquiera oportunidad de ver si el equipo era de utilidad o no para el proyecto e insistió en que su reclamo es por la actuación unilateral de la empresa pese a las especificaciones del contrato.

La vocera de CHEC dijo que consultó a la Dirección General de Aduanas sobre los requisitos para la reexportación de los equipos a Jamaica y, cumplidos estos, le solicitó su visto bueno para sacarlos de Costa Rica.

“Durante el proceso en Aduanas, se nos indicó que todo estaba en regla, sin embargo, fuimos notificados de la disconformidad por parte de las autoridades del MOPT cuando ya era imposible detener la exportación”, dijo la representante.

Según el comunicado de CHEC, hay alrededor de 500 unidades de diversas maquinarias que garantizan el adecuado flujo de la construcción.

Aseguró que en los siguientes meses importaría más maquinaria para satisfacer las necesidades de las siguientes etapas y, en caso de ser necesario, subcontraría maquinaria nacional u otros servicios locales.

Sobre ese aspecto, el ministro Méndez fue enfático en que tales refuerzos debieron introducirse hace meses para apurar la finalización de la obra iniciada en el 2017.

“Ellos tienen que aportar más equipo para construir, intensificar el trabajo, meter más gente y más capital. Queremos hacerles una llamada de atención muy fuerte en los términos que nos permite el contrato”, enfatizó el jerarca del MOPT.

Adelantó, que en la semana que comienza pedirá, conforme ese contrato, cambiar al gerente de CHEC en Costa Rica.

En su comunicado, la constructora afirma que la ampliación de la ruta 32 es una obra de “máxima importancia para ambos países y reitera su deseo de culminarla dentro de los plazos debidos y con los más altos estándares constructivos”.

Al respecto, Méndez fue categórico al afirmar que “desde que asumí el Mnisterio advertí que este contrato se había manejado con los pies”.

Debimos atender primero lo técnico y luego lo político pero, en cambio, terminamos firmando un contrato con China y con una empresa de allí sin tener diseños", remarcó Méndez.

El jerarca agregó que el contrato tiene lagunas y ese ha sido el origen de distintas controversias “pero lo peor es que lo ratificó el Congreso y está vinculado a un financiamiento".

Méndez incluso calificó como “una cadena de dolores de cabeza” la administración del proyecto y el hecho de que el Estado adquiriera compromisos que ha costado cumplir.

La ampliación del tramo que va del cruce a Río Frío hasta el centro de Limón, con todas las obras complementarias, debía estar lista en octubre de este año, pero la empresa pidió una prórroga de 400 días, de los cuales se le otorgaron 174. La fecha de entrega del proyecto, por el momento, está para marzo próximo.

La inversión original es de $465 millones.